Una Noche
( Relatos Gay )




Todo sucedió una noche en que viajaba, llegué a un motel cercano, el cual se encontraba sobre la carretera; Al llegar me percaté de que habían transvestis en la entrada del motel, ya tenía varios días que no tenía sexo con nadie, estaba bastante caliente y yo nunca había tenido relaciones con otro hombre. Entonces lo vi, él vestía una minifalda ajustada y pequeña, tenía un cuerpo delgado, el cual se me antojó, entonces le dije al encargado que le hablara para ver si se quedaba conmigo, el accedió. Entramos a la habitación, yo estaba supertenso por la situación y me recosté en la cama, él mientras se recostó a un lado y me desabrochó el pantalón, me sacó la verga lentamente, la cual ya estaba bastante parada, y la tomó con sus manos y la escupió para lubricarla bien y empezó a bombearme, después de un instante se la introdujo en la boca, dándome una mamada tan tremenda que nunca nadie me lo había hecho así.

Mientras me despojaba de toda la ropa, él hacia lo mismo sin dejar de mamármela, ya desnudos vi que tenía su verga parada, tímidamente se la tomé, el dejó escapar mi verga de su boca y me tomó por la cabeza y me bajó, hasta que tuve frente a mi cara su verga que era algo gruesa... El me convidó a que la probara, nunca lo había hecho, pero tomé valor y abrí mi boca y me la metí, fue algo raro al principio, pero al probar su miel me encantó y procedí a seguírsela chupándola y saboreándo, después hicimos un 69, entonces se dio cuenta que nunca me habían metido ninguna verga por el culito, me abrió las piernas e hizo que se las pusiera a los hombros, yo lo hice y de un golpe metió su verga dentro de mi, sentí un dolor tremendo, ya que lo hizo sin cuidado, entonces le pedí que me la sacara, lo hizo y yo me recosté. El se puso atrás de mi, entonces yo le acerque mi culito de nuevo y pudo insertármela, ahora sin tanto dolor... Empezó el mete y saca tremendo, yo quería sentir toda esa verga dentro de mí, así que me puse en cuatro y dejé que me penetrara profundamente, después de un rato él llenó mi ano de semen, fue una sensación fantástica. El se dio la vuelta y yo lo penetré duramente, antes de que yo terminara me pidió que le diera el semen en la boca, así que saqué mi pene de su ano, el tomó una toalla y agua y me lavó, entonces le dije que si quería mi semen tendría que sacármelo con la boca, empezó a mamarme como un desesperado, hasta que ya no aguanté más y di una eyaculada como tenía mucho tiempo que no lo hacía, veía como el se saboreaba y se comía gota a gota mi semen. Esta fue mi primera experiencia Gay y espero que no sea la última, aunque también me encantan las mujeres, pero eso es otra historia...




Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
216

Categoria
Gay

Fecha Envio


Votos
2

Relatos enviados por el mismo usuario