¡Comprando mi Dolor! (I)
( Relatos Sadomasoquismos )




¡Comprando mi Dolor! (I)
Ballbusting

Autor: Al Masoch A.V

        A solo meses de primera vez que practique el ballbusting, mis ganas de sufrir en manos de una mujer, se incrementaban notablemente, no dejaba de imaginar como las mujeres que veía a diario, me golpeaban en los testículos y me dejaban privado del dolor. Como les conté en la oportunidad anterior, mi primera vez fue muy fuerte y me llevo casi tres meses, para poderme recuperarme aun cuando recibí una sola patada. No obstante, en mi interior sentía una ganas inmensas de repetir la experiencia, pero nunca mas volví a ver a mi primera castigadora y no contaba con una amiga o novia que lo quisiera hacer.
        Pasaron tos primeros cuatro días de la semana y era viernes, y mis ganas estaban al limite, por lo que al leer el periódico local, accidentalmente vi los clasificados de la categoría Solo para Adultos y pensé: como no se me había ocurrido antes, todas esas mujeres anunciando sus servicios como damas de compañía, oficio en el que tienen que acostarse con cualquiera, debería gustarle la idea de pegarle a un hombre.
        Llame al primer anuncio: la chica me insulto, pensó que estaba llamando para molestar, en varias oportunidades recibí malos tratos, en otras simplemente se negaban y algunas aceptaban pero exigían sumas muy elevadas de dinero. Pero como el que busca siempre tiene la posibilidad de encontrar y eso fue algo que aprendí de la primera vez que insistí en el hecho de practicar el ballbusting, seguí llamando al resto de los clasificados. Realice un aproximado de diez llamadas mas, y solo conseguí una chica que me siguiera la corriente. Ella me dijo que si, que le encantaría para des estresarse de todo lo que le toco vivir ese día, y comenzó conversar conmigo, cosa que por lo general no sucede, debido a que esas chicas, no extienden sus llamadas, mas bien son precisas y cuelgan el teléfono. Después de que hablamos como 15 minutos, me dijo que en realidad no lo haría, que solo le pareció curioso el comentario, yo me sentí decepcionado y colgué.
        Luego el mismo numero al que llame me devolvió la llamada de forma inmediata, al principio pensé en no atender, pero no se por que sentí el deseo de contestar y lo hice. Era la chica que habló conmigo inicialmente y me había llamado para decirme algo muy positivo, acto seguido tuvimos la siguiente conversación:

Ellas me dijo: Mira disculpa por lo que paso, pero no me cuelgues que te va a interesar.

Yo respondí: ¿Que me va a interesar? si ya me dijiste que no.

Ellas me dijo: Si pero somos dos chicas que trabajamos juntas y cuando mi amiga se entero de la conversación, le gusto la idea y ella si quiere.

Yo respondí: ¿En serio? Eso seria genial y cuanto me cobrarían.

Ellas me dijo: Eso depende, seria lo mismo que dice en el anuncio, pero también tenemos otra propuesta, si nos contratas a las dos yo puedo ayudar, sujetándote mientras ella te pega y hasta excitarte, pero tendrías que pagar el doble por que seriamos dos chicas.

Yo respondí: Esa idea me encanta, así sera entonces las contratare a las dos, pero no seria hoy yo estoy acordando todo para hacerlo mañana, solo que quería tener todo listo un día antes.

Ellas me dijo: jajaja bueno no te preocupes esta bien y a que hora y ¿donde te vas a hospedar?.

Yo respondí: Mira en realidad no se aun ¿tienes algún sitio en especifico?

Ellas me dijo: Bueno puedes ubicarte en el hotel La Sevillana, me llamas y me das el numero de la habitación.

Yo respondí: Si esta bien, pero también quería saber algo, espero no te molestes.

Ellas me dijo: ¿Que dime?

Yo respondí: Se que no acostumbran a conversar con clientes, pero si te doy una razonable propina, seas capas de aceptar ¿que conversáramos esta noche sobre eso? Digo es que me gustaría conocer otras cosas.

Ellas me dijo: Mira por lo general no y de verdad eso no se le pide mujeres como nosotras, pero entendemos que eres un novato jajaja y no me estas proponiendo nada malo así que haré una excepción, llámame a las 9:00 pm y me dices o preguntas lo que quiera pero sin preguntas personales ok.

Yo respondí: Si esta bien así lo haré.

Ellas me dijo: Hasta mañana.
Yo respondí: Hasta mañana Amor.

        Espere ansiosamente que dieran las nueve de la noche pero el tiempo parecía correr cada vez mas lento, y pensé algo muy importante, ¿que le diré cuando la llame? Así que comencé a preparar mis preguntas y a planear el encuero del día siguiente. Cuando al fin dieron las 8:00 pm, mi casa quedo sola como de costumbre, mis padres siempre salían por las noches y regresaban a eso de las 10:00 o 10:30 pm. Y justo las 9:00 pm, la llame.

Al atender le dije:Hola soy yo el chico del la fantasía el de la patada.

Ellas me dijo: Hola como estas estaba esperando tu llamada jajaja

Yo respondí: Si en serio la esperabas jajaja

Ellas me dijo: Bueno si pero no te enamores jajajaja que es por negocio, aun que te confieso que voy a aprovechar muy bien esa oportunidad jajaja.

Yo respondí: ¡Que bueno!

Ellas me dijo: Y dime cuales son esas cosas que me tienes que decir jajaja

Yo respondí: Mira ¿quería saber si los habías hecho antes? Alguna vez le has dado una patada allí a un chico aun que sea por que te hala hecho algo

Ellas me dijo: Te confieso que si jajaja a mi ex por falso jajajaja el coño de madre me engaño.

Yo respondí: que Bueno tienes practica jajaja y dime algunas cosas: ¿practicas algún deporte? ¿como me lo quieres hacer vestido, en bóxer o desnudo? Y ¿te gustaría humillarme y dominarme? ¿que otras cosas me harías?
Ellas me dijo: Bueno deporte como tal ahorita no jajaja, a menos que el sexo sea un deporte, por que me la paso ¡Tirando! Jajaja. Si me encantaban los deportes donde se usan las piernas e incluso estaba en la selección de kikimbol en secundaria, pero actualmente solo juego de vez en cuando con mis amigas, pero solo por hobbi jajaja. En cuanto a lo otro no tengo idea pero seguro no sera vestido jajaja.

Yo respondí: Como así jajaja explicame.

Ellas me dijo: Que me gustaría probar de dos formas, darte algunas patadas en bóxer y otras desnudo.

Yo respondí:Yo me refería a una sola patada jajaja.

Ellas me dijo: Pero yo no aceptaría eso jajaja, si te lo hago tambien voy a poner condiciones, y tranquilo te ofreceré algo bueno, no me des la propina y pagarme la mitad, pero tiene que se como yo digo osea las mujeres mandamos jajaja.

Yo respondí: Bueno pero, es que no se.

Ellas me dijo: Dime ¿si o no? Por que si no va a ser de mi agrado entonces te cuelgo el teléfono y lo dejamos así.

Yo respondí: No amor espera esta bien ¡ACEPTO!

Ellas me dijo: Jajajajaja mas fino jajajajaja

Yo respondí: ¿Pero cuantas serán?

Ellas me dijo: Tranquilo te daremos tiempo para que se te pase el dolor entre patada y patada jajajaja

Yo respondí: Ok esta bien hasta mañana.

Ellas me dijo: Hasta mañana.

        Esa conversación me dejo intrigado jajaja veía que la chica estaba interesada en ser mala, de hecho, ni siquiera me atreví a preguntarle en que posición o que calzado le gustaría usar para eso jajaja, no puedo negar que sentí algo de temor, yo estaba acostumbrado a recibir una patada y que no siguieran maltratando mis genitales, me asustaba un poco la idea de que ella lo hiciera varias veces. Sin embargo, tenia las ganas y la curiosidad. Cosa que me impulsaba a llegar hasta limites inimaginables. Esa noche soñé muchas cosas, al amanecer casi todo me provocaba una erección, me vestí, desayune, espere hasta casi medio día y salí al hotel.
        En el hotel, me dieron una habitación, yo le dije a la recepcionista que si me podía dar una recamara alejada y me dio una del piso de arriba sin preguntar era la Numero 63, Me desvestí, me duche, me coloque de nuevo el bóxer y me quede así en la cama viendo una película porno. Llame a la chica y ella me dijo: mira ya vamos, de casualidad a mi y a mi amiga nos toco hacer ahorita un show lesbi en la habitación 64 de ese hotel. Eso me pus a mil, el hecho de saber que la casualidad las colocó a las dos chicas en la habitación de al lado y que estaba haciendo un show lesbi, me tenia súper excitado. Ella me dijo por el tiempo de silencio: que paso ¿estas allí? Y yo di si amor, ella me dijo dime en que habitación estas, ya estamos saliendo. No conteste, sino que abrí la puerta en seguida y vi como una chica abrió la puerta del la otra recamara y salio hablando por su teléfono celular, era una rubia de buen cuerpo y piernas gruesas, muy linda con senos grandes y un espectacular trasero. Cuando termino de salir de la recamara salio otra chica pelirroja, también de piel blanca y un poco mas delgada, pero de muy buena figura.
        Les hice seña y les dije: hola soy yo me coco la habitación 63, en ese momento se echaron a reír, me dijeron: a ok eres tu que bien, te imaginábamos un poquito diferente jajaja pero esta bien vamos. Les entregue el dinero que acordamos y al entrar en la recamara, cerramos la puerta y la rubia me dio su mano y se presento como Cristal y la pelirroja como Vanessa, quien, como cosa extraña traía un bolso mas o menos grande. Compensamos a hablar y me explicaron algunas cosas, una de ellas era, que yo seria el masoquista y no las podía maltratar, cosa que no era importante, por que siempre he tratado bien a las mujeres. Y lo segundo que podía tocarlas y complacer cualquier deseo erótico con cualquiera de las dos chicas e incluso pedirles que se tocaran o se besaran entre ellas, pero solo después de dejarme hacer todo lo que a ellas, le pasara por la mente, por las buenas o por las malas. Me dijo Cristal: comenzaremos de la siguiente forma, entre nosotras acordaremos lo que te haré, te ordenare como te debes colocar y vanessa te sujetará, haré lo que tenga que hacer y disfrutaremos el momento. Si por alguna causa muestras rebeldía el resto de los castigos los recibirás amarrado.
        Estaba medio asustado, pero solo les dije esta bien, en seguida Cristal le dijo a vanessa, trae el bolso, la chica trajo el bolso y sacaron algunas cosas, una de ellas era un par de botas altas parecidas a las botas de plataforma y una punta bastante ancha, el tacón era un poco alto e igualmente ancho. Otra era varios vibradores, algunas prendas de vestir brillantes, un encendedor de cocinas de pila, de eso que echan chispitas, una frustra, algunas velas y una paleta de madera de esas que usualmente las mujeres usan en la cocina. Todo lo colocaron en una mesa cercana a la cama y se vistieron con atuendos muy eróticos. Los que las hacia lucir como dos chicas sexy de las que salen en la televisión.
        Sus hermosos senos y sus genitales se marcaban en los pegados pantalones de látex, podía ver sus pezones demarcados en el color negro brillante de sus trajes, y el brillo de la crueldad en sus ojos, ellas se acercaron una a la otra y se dieron un delicioso beso en la boca, que al ser sincero, les digo que sentí mucha envidia. Luego se me acercaron y me dijo vanessa: tranquilo que para ti también hay jajaja, pero Cristal la regaño diciendo: No amiguita, para este marico cabrón ¡hay es otra cosa! Y de nuevo metio su lengua en la boca de Vanessa y la beso rico por casi dos minutos y luego voltearon a verme con una expresión de deseo en sus ojos.
        Cristal me dijo: separa las piernas, yo lo hice y enseguida Vanessa se paro atrás de mi y me sujeto las manos por detrás de mi espalda con sus manos y mantenía mis piernas separadas con sus pies. Al estar en esa posición vi que Cristal comenzó a retroceder, pero contando los pasos en ¡voz alta! UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO y Grito ¡LISTO! Después de hacer empezó a hacer un movimiento extraño en el piso como los toros cuando van a envestir ,pisando el piso y arrastrando hacia atrás como levantando la tierra, cosa que en cierto modo me pareció gracioso jajaja, pero luego se vino corriendo y lanzó una fuerte patada, la punta de su pie dio un contundente golpe en mis testículos que me dejo privado, vanessa me soltó y caí al suelo retorciéndome.
         Cristal le dijo a Vanessa, por que lo sueltas, y Ella respondió, aprovechemos que esta en el suelo, ¡estando mas bajito sera mejor! y Cristal dijo: Excelente idea amiga, te fijas que había que aprovechar la oportunidad, y vanessa respondió: esta bien amiga pero me enseñas yo nunca he hecho algo así jajajaja. Luego vannessa me sujetaba mientras Cristal me escupía la cara, y me humillaba. Y de pronto Cristal dijo: Sabes vanessa que seria bueno, darle dos patadas seguidas, ó una patada y un puño pero sin dejarlo descansar jajaja, vanessa dijo: ¡Vale! Y en seguida me sujeto colocándome de rodillas y obligando a separar mis piernas. inmediatamente vi cuando cristal se paro y estando de pie, me dio una fuerte patada en los testículos, retrocedió su pie y propino una segunda patada pero esta vez con mas violencia. Yo que aun no estaba bien recuperado de la primera me tocó experimentar ese dolor del castigo seguido. Esperaron solo 5 minutos mientras se besaban entre ellas y volvieron, esta vez vanessa sugirió algo, Diciendo: Cristal, si quieres te lo tengo acostadito y le das una patada y un puño? Cristal dijo: ¡Dale mami!, entonces vanessa, me coloco acostado, boca arriba y se sentó colocando su vagina en mi cara, lo que permitía tapar mis ojos, ella estaba mirando haca mis genitales y halo mis dos piernas abiertas, de modo que mis testículos se veían muy expuestos, mientras Cristal, pateó mis huevos con todas sus ganas y luego se agachó, y me dio un severo golpe con su puño cerrado en mis lesionadas bolitas.
        Se pararon y Cristal dijo: animate ahora tu ¡aun que sea una amiga! y vanessa dijo esta bien, esperaron 10 minutos y me obligaron a estar agachadito con las piernas abiertas, mientras ahora me sujetaba Cristal, Vanessa dijo: dejamelo así, ¡No me lo vallas a soltar! Y retrocedió como tres pasos, luego se acerco corriendo y me propino una fuerte patada que casi me desmayo del dolor, y grito ¡no lo sueltes! Y seguidamente dio dos patadas mas. Me soltaron y caí en el suelo totalmente privado, los dolores eran terribles, pero me dejaron descansar esta vez por un tiempo mucho mayor, lo que me permitió tener 40 minutos de calma.
        Ellas no me dejaban recuperar bien, al menos no como para pararme y poder irme, y esta vez no fue la excepción, me trajeron a la cama, me amarraron las manos en el extremo superior y las piernas bien abiertas en el extremo inferior. Rompieron mi bóxer con fuerza, dejándome desnudo, comenzaron a masturbarme y se besaban entre ellas lujuriosamente, lamían mi pene y me hacían el sexo oral de ves en cuando, ellas jugaban eróticamente conmigo en ese momento en cual no duro mucho, solo los primeros 15 minutos. Luego Cristal le dijo a Vanessa: enciende las velas y trae el resto del equipo, Vanessa, encendió las velas y las coloco en la mesa, y trajo la frustra, la paleta una cuerda y el vibrador. Cristal metió el vibrador encendido en mi ano, amarro mis testículos los dos juntos de forma que quedaran prensados y comenzó a azotarme en las adoloridas bolitas, fueron 3 secciones de 5 azotes dados por cada chica. Luego hubo un corto descanso de 10 minutos, que paso mientras juegueteaban entre ellas de una forma muy lésbica, regresaron y esta vez, con la paleta de madera, comenzaron a darme fuertes y violentos paletazos mientras se reían y se burlaban de mi. Se prestaban la paleta y me castigaban las dos chicas, fue imposible contar la cantidad de golpes, el dolor me privaba demasiado. Dejaron de golpearme pero comenzaron a hacer sexo oral, lo que aumentaba el dolor pero con una sensación de placer y ansiedad era extraño, pero se sentía placer, descansaron un rato y me comenzaron a echar cera de velas en mis bolitas y en la punta del pene, eso provocaba un ardor fuerte, pero era insignificante para lo que me habían hecho. Posteriormente, decidieron usar el encendedor de cocina, introduciendo la punta del mismo en el orificio de mi pene y apretaban el botón lo que me daba una pequeñas pero muy dolorosas descargas eléctricas dentro de mi genital. El dolor esa indescriptible, algo parecido a un pullaso con una aguja dentro del pene, pero cono si a la vez movieran semejantemente esa aguja. Dejaron de torturarme y sacaron el vibrador de mi ano. Me hicieron el sexo oral lentamente por 10 minutos cada una, luego ellas, se sentaron encima de mi y comenzaron a hacer el amor, estando encima de mi cuerpo amarrado mientras yo disfrutaba verlas besarse, hacer el sexo oral de chica a chica, hasta que acabaron. Al finalizar el delicioso espectáculo, cristal dijo: ¡vamomos! Y yo dije esperen no me dejen aquí, y Vanessa dijo: no amiga vale como lo vamos a dejar así amarrado, y cristal dijo ¡y si se para y nos mata! A lo que contesto Vanessa, lo dejamos privado y lo desamarramos entes de salir, total ya sabemos el tiempo que tarda en recuperarse jajaja, yo me puse frío al escuchar eso, pero no me dieron mucho tiempo para adivinar lo que vendría jajaja, Vanessa haló el cuerda que tenia mis testículos amarrados, los puso, en una posición en la que quedaban muy expuestos y luego, los piso un par de veces con fuerza, pero Cristal dijo: dejame asegurarme y los piso con todas sus fuerzas, usando el tacón de su bota, haciéndolo tantas veces, hasta que Vanessa, tuvo que intervenir, para que no me matara. Después, de estos ambas se fueron casi corriendo y asustadas. Yo estuve privado, hasta que me auxiliaron las personas del hotel y al día siguiente, finalmente me recuperarme.

“Espero el relato haya sido de su agrado en realidad, no solo soy el alma de un escritor atrapada bajo la sombra de un seudónimo que me identifica, también soy el hombre que vive con la esperanza de sentir cada palabra que escribe con la intensidad del sufrimiento encarnado en la experiencia”…

Atentamente
Al Masoch A.V
Si eres mujer y vives en Venezuela, puedes ser mi inspiración
Solicito Chicas que deseen practicar el Ballbusting
Interesadas escribir.
                                




Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
2480

Categoria
Sadomasoquismos

Fecha Envio


Votos
0

Relatos enviados por el mismo usuario

2478 - LA CASTIGADORA Y LA BOTA DE HIERRO
2514 - ¡Los castigados!
2519 - LA FUTBOLISTA
2523 - Encerrado en la Peluquería