El Secreto de Fiorella
( Relatos Confesiones )




Esto es algo realmente fuerte. Quizá no debió pasar, pero sucedió. Fiorella es la hija de mi hermano, o sea mi sobrina. La conozco desde que nació, hasta ahora que tiene 21 años. Yo la veía seguido, ya que frecuentaba mucho la casa de mi hermano. Desde los doce años comenzó a cambiar su cuerpo, le surgieron dos pechitos muy bien formados y comenzó a crecer su cadera, y no podía evitar mirarla con lujuria. Y la verdad creo que ella también me veía a mí como coqueteando conmigo, pero siempre pensé que era mi imaginación. Pensaba yo que eso no podía ser, ya que era mi sobrina. Les cuento que para sus 15 años, bailé con ella, estaba preciosa como una princesa, con un vestido strapless, donde se veía perfectamente el nacimiento de sus pechos y la tela le dibujaba deliciosamente su trasero bien formado y redondito. Bailé con ella y me pude percatar que en un momento dado, ella me pegó sus pechos al mío y esto provocó de inmediato que mi pene comenzara a crecer bajo mi pantalón y esto me hizo sentir muy incómodo. Instintivamente, deslicé mi mano desde su cintura, hasta sus nalgas bien formadas, las tenía muy duritas... ella abrió sus ojos asustada pero no me dijo nada.

Bueno, eso fué a sus 15 años... Hace poco fuí a buscar a mi hermano un viernes por la tarde y ella me abrió la puerta. Me dijo que su papá no estaba pero que pasara a esperarlo. Me senté en la sala y mis ojos admiraron nuevamente a mi sobrina, estaba preciosa con una minifaldita amarilla y una blusita de tirantes color blanco casi transparente. Se sentó cruzando la pierna mostrando todo su muslo y esto me tenía muy alterado, me imaginaba cómo sería su parte íntima...Y no pude más. Me senté al lado de ella, diciéndole... Fiorella, eres realmente una mujer muy hermosa... yo te he visto desde niña pero ahora eres toda una mujer... Ella me respondió - Ay tio porqué dices eso me ruborizas...entonces dejé caer mi mano sobre su muslo acariciándolo, ella me quitó la mano y me dijo - No tío, esto no debe ser, yo soy tu sobrina...Y yo la deseaba tanto que no pude soportar más, le acerqué mis labios a los suyos y la sentí muy asustada, muy tensa, casi no me respondió al beso, le subí la blusa dejando al descubierto sus pechos cubiertos por un bra de encaje y seda, se los acaricié y ella se bajó nuevamente la blusa, la sentía aterrada sin saber qué hacer pero mi calentura era demasiada con aquella hermosa jovencita, ya no me importaba si era o no mi sobrina... También pensaba en que en cualquier momento podía llegar mi hermano y se imaginan la bronca que se me iba a armar...Total que me paré, me saqué la verga y se la puse en la boca, estaba erecta a reventar, ella se resistió pero la obligué tomándola por su cola de caballo y me la comenzó a chupar deliciosamente por un buen rato, después de esto, le arranqué la tanga y le subí la minifaldita hasta la cintura, la acosté en el sillón de la sala, le abrí las piernas y le puse la cabeza de mi verga en la entradita de su vagina que ya se veía muy húmeda...ella soltó casi un grito...- Nooooooooooo tíoooooooooooo pero esto me calentó más todavía y se la empujé poco a poco hasta que se la metí toda, ella estaba muy asustada pero estoy seguro de que también estaba gozando a pesar de su resistencia, se la metía toda y la sacaba toda empapada de sus jugos y los míos, hasta que exploté en un poderoso orgasmo llenando su vientre de leche caliente, fueron varios chorros incontrolables mientras ella se estremecía de dolor y placer y gemía a más no poder...apenas nos estábamos reponiendo cuando escuchamos que se detenía un carro enfrente y nos vestimos a toda velocidad, acomodando todo en la sala como si no hubiese pasado nada. Entró mi hermano de muy buen humor, diciendo - Qué onda cabrón, me esperabas, qué gusto verte... y nos dimos un abrazo mientras Fiorella corrió al baño yo creo para limpiarse su parte íntima.

Al otro día llegué temprano y ella me abrió la puerta, puso una cara de susto tremendo, yo no dije nada, solamente puse una píldora del día siguiente en sus manos y le dije tómate esto de inmediato para evitar un embarazo.

Quizá esto no debió pasar pero no pude controlar mi calentura y les diré que mi sobrina tiene una vagina tan deliciosa y apretadita que difícilmente he probado otra igual... les anexo dos fotos de esta hermosa jovencita para que las disfruten... espero sus comentarios con gusto les responderé, especialmente si son mujeres.
                                




Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
2496

Categoria
Confesiones

Fecha Envio


Votos
1

Relatos enviados por el mismo usuario

2473 - Ofrecí mi esposa a otro hombre...
2512 - Segundo Encuentro de mi esposa con Luis.