Con el Curita
( Relatos Confesiones )




Quisiera contarles algo muy especial somos una pareja madura, ella no es muy alta solamente mide 1.60 mts. Y se encuentra muy bien formada y mejor conservada.

Esto es lo que nos sucedió ya que por cuestiones de trabajo tuve que cambiar el lugar de nuestra residencia de la ciudad de México, a la ciudad de Villahermosa en Tabasco. en ella, mi esposa no acostumbrada al calor húmedo de la región empezó a usar unas blusas que solamente la hacían verse más bonita ya que tiene unos senos grandes que sabe lucirlos y más en estas tierras que por ser calientes suelen usarse blusas y camisas muy escotadas.

Al muy poco tiempo de estar en esta ciudad mi esposa suele ser muy de obras de caridad y por lo mismo al poco tiempo empezó a relacionarse con amigas que hacían obras en favor de los más necesitados y así se conectó con un grupo de señoras todas muy cristianas como ella

Y así un buen día se le acercaron tres de esas nuevas amigas y le dijeron claramente que había un grupo de Sras. Que intentaban ser útiles entregándose sexualmente a curitas de la localidad para que así pudieran ellos tener sexo seguro y que según sabían había más de dos de esos curas que habían visto a mi esposa en la iglesia y que les dijeron que por que no trataban de que se uniera a ese grupo pues los dos la deseaban realmente pero que había un padrecito que había puesto mucho interés en que ella entrara al grupo.

Estuvieron platicando con ella mucho tiempo hasta que la convencieron de que era una labor muy buena en esta época en que abundan los casos de pederastia, y que tenía además que contar con mi autorización como esposo para que ella lo hiciera.

Una noche de esa misma semana estando acostados me estuvo preguntando que me parecía ese grupo y al ver que yo no le decía nada en contrario me dijo por fin que la habían invitado y que si le daría permiso para pertenecer al mismo, y yo le dije que si deberás se atrevería a coger con un padrecito a lo cual ella contesto que sí, si yo se lo permitía.

Les comentare además que desde hacía tiempo yo tenía el deseo de ver que otro hombre se pudiera coger a mi esposa y entonces pensé que quizás esta era esa oportunidad que buscaba por lo que ella misma me había dicho que deseaba estar en ese grupo y hacer las cosas que le pidieran en él.

Yo le dije que si la dejaría pero que deseaba saber con quién estaba y en qué circunstancias. Para ver si era verdad lo que me había dicho del grupo.

Ese fin de semana me dijo que algunas señoras del grupo deseaban platicar con nosotros y que si estaba de acuerdo irían el sábado por la tarde, y yo ya estaba mucho más interesado en ver lo que pasaba y en eso le dije que sí que fueran para ver su seriedad.

Al mismo tiempo le dije que preparara unos canapés y unos refrescos, café y té para recibirlas y que se sintieran bien recibidas por nuestra parte cosa que a ella le gustó mucho ya que creía que yo me iba a molestar y que al contrario trataba de que se sintieran a gusto de estar en la casa y platicarnos todo.

Por fin ese día llegaron muy puntuales 3 señoras con las que me presento mi esposa pues ella ya las conocía y ellas me dijeron que si había hablado con mi esposa de su grupo.

Al decirles yo que sí que me había dicho pero que yo deseaba saber más de eso, ellas estuvieron de acuerdo y así tomando esos refrigerios que les había preparado en medio de la plática de ellas tratando de convencerme totalmente, me dijeron que si estaba de acuerdo que era muy bueno que me interesara y que además si lo deseaba que ellas podrían llamar a el padrecito que de hecho la había propuesto a ella, para que acudiera y que así estaría con nosotros para que también hablara conmigo.

Yo les dije que si me encantaría poder conocer al sacerdote que estaría así con ella y me dijeron que si deseaba mientras tanto leer un pequeño instructivo para que viera a lo que se obligaba, me puse a leer ese pequeño manualito de la agrupación que llaman AFAS-Villa. Mientras ellas llamaron por teléfono al curita para que viniera a mi casa a platicar conmigo y al mismo tiempo con ella.

Al rato que termine de leer lo que decía ese instructivo se lo comenté a mi esposa que según me dijo ya lo había leído anteriormente y ella también estuvo de acuerdo en hacerlo así.

Ellas se despidieron de nosotros para que llegara el curita con más confianza por estar solo con nosotros, y así poder hablar ampliamente de todo lo que quisiera.

A los pocos minutos de haberse retirado ellas llego él y se presentó a nosotros sabiendo positivamente que ya lo conocíamos al asistir a la iglesia en que estaba y que le conocíamos de varias cosas.

A él lo invitamos una copa que acepto de buen grado y ya tomándola, me pregunto que si ella estaría de acuerdo en hacerlo con él a lo cual dije que no veía el por qué se pudiera oponer pero para que viera su disposición le preguntaría delante de él y la llame diciéndole que quería saber el padrecito si estaría dispuesta a hacerlo con él a lo que ella dijo, que claro que lo haría y con más gusto pues lo conocíamos casi desde que habíamos llegado allá y que lo apreciaba mucho.

Él se pudo muy contento con su contestación y nos dijo que si habíamos leído todo el instructivo y lo aprobábamos.

Yo le pregunte como es que habían escogido a mi esposa para algo así y el de plano me dijo que él, la había propuesto pues le gustaba mucho y que por lo mismo se sentiría feliz si pudiera estar con ella físicamente, yo le dije que tenía a su vez dos cosas que deseaba para estar totalmente de acuerdo y que la primera era que deseaba poder estar presente la primera vez que la usara y cuantas veces pudiera por mi trabajo y que la segunda era que él se rasurara o depilara todos los pelos de sus partes nobles totalmente.

Él me dijo que en cuanto a la primera se daba por descontado que yo pudiera ver cuántas veces quisiera según había leído en el manual y que él así lo consideraba al tratarse de estar ella, y que claramente pondría como condicionamiento que si se trataba de estar con alguien de la jerarquía yo también pudiera estar presente en todos los casos o no autorizaría lo hiciera en otra forma.

También me dijo que en cuanto a la segunda que no veía inconveniente en hacerlo si eso me parecía importante para estar así con ella.

En fin estuvimos platicando y él me dijo que si estaba de acuerdo y para ser más discretos que si autorizaba que fuera en mi propia casa en donde lo hiciera yo le dije que me parecía muy bien y que si era cierto que me pedía que por lo menos la primera vez yo estuviera presente. Para atestiguar lo que él llamaba la incardinación de ella al grupo y que viera de cerca como se la cogían.

Quedamos finalmente mientras le invitaba otro trago en que en ese caso sería el siguiente lunes por la tarde pues así le daría también tiempo a él para prepararse como yo le dije. Y así estábamos de acuerdo.

Total el siguiente lunes después de comer me llamo el padrecito por teléfono y me pregunto si estábamos en lo dicho a lo que le conteste que si lo estaríamos esperando y él dijo llegaría aproximadamente en 30 minutos.

Cuando apenas habían pasado algunos minutos del plazo marcado llego y nos dio a leer un formato en papel membretado como solicitud de inscripción en que pedía pusiera ella misma su nombre completo de soltera la edad en años cumplidos y la fecha de esa inscripción el dicho documento decía que ella prometía ser fiel a su promesa y que así haría las actuaciones que fueran necesarias para satisfacerle completamente, así como otros datos que de momento quedaban en blanco.

A su vez se comprometía si fuera necesario hacerlo a veces con algún miembro de su jerarquía lo haría con gusto y sintiéndose muy honrada en que la hubieran escogido para eso. Estando yo presente en todos los casos según habíamos hablado.

Además de firmar ella me pedía que yo firmara como esposo y testigo solidario de ese hecho en que había presenciado físicamente como ella era poseída por él, total y completamente pues se la había cogido completamente hasta el grado de dejar dentro de ella toda su leche. Y en que yo estaba de acuerdo siguiera así con él.

Total no les hago el cuento largo esa fue la primera vez en que como dicen la incardino con él al cogérsela totalmente ya que ella coopero al abrirle totalmente las piernas con lo que pudo penetrarla completamente y desde ese momento era con ella una especie de pareja sexual plenamente aceptada entre ellos y por mí.

Después que volvió a usarla por segunda vez ya más calmados se arregló él y yo le prepare una copa que sabía le gustaba de vodka con agua quina.

Estando así me confeso que desde que conoció a mi esposa le había gustado mucho principalmente por la forma de comportarse y de arreglarse mucho mejor de las mujeres de allá estando siempre muy bien peinada y pintada además con las uñas siempre arregladas y que por eso había dicho si era posible que ella formara parte del grupo y en esa forma poder estar con ella íntimamente y que en plan de entera confianza deseaba decirme que era mucho más bonita de lo que se pudo haber imaginado y que al verla así como se había ido desvistiendo para él le habían dado más ganas de poseerla pues le encantaban sus nalgas.

También me dijo que cuando le hablaron las Sras. Diciéndole que en principio yo aceptaba y estaba de acuerdo él se puso feliz al ver que se aproximaba lo que tanto deseaba de tenerla físicamente.

Total quedamos en que iría a la casa a usarla físicamente cada tercer día o sea lunes miércoles y viernes de todas las semanas si no me parecía mal.

Yo estuve totalmente de acuerdo y además le dije claramente que deseaba que la tratara como su esposa y por lo mismo no andar con cosas si me gustaría o no ya que aceptaba le hiciera todo y en todas formas o sea que decíamos entre los amigos que a las mujeres había que darles cómo se dicen las tres de ley o sea por delante en la vagina como ya lo había hecho en segundo lugar en su boca hasta que le sacara toda la leche y finalmente por las nalgas o sea dándole por el culo.

El me pregunto si deberás le permitiría que la usara en las tres formas y yo le dije que sí que me gustaría que la gozara totalmente y que por eso mismo le pedía de nueva cuenta que supieran que si la deseaban para agasajar a algún miembro de su jerarquía el también le dijeran que podía hacerle de todo eso.

si deseas comunicarte o perdirme como continuo esto escribeme
                                




Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
2593

Categoria
Confesiones

Fecha Envio


Votos
2

Relatos enviados por el mismo usuario