Mi principe infernal parte2
( Relatos Dominacion )




Tenía miedo, y él lo sabía...
Tomó la bandeja y la pusó en el buro de la cama, en ella había una tostada de pan con frutos rojos y crema batida.
-Mi ropa, dondé esta?-pregunte directamente mientras servía café ornamental en una taza.
-la rompí anoche-soltó mientras tomaba una rebanada de fresa y la ponía en su boca, yo cubría mi desnudez con la sabana.
-porque?-pregunté haciéndone mi cabello enmarañado a un lado
-come que se enfría y el sabor se pierde-tomó la tostada y la pusó en mi boca, era seductor y guapo, era un tipo de dios griego, vestía jeans, una camisa color azul y un sueter de lana café; mordí la tostada tenía miel y era algo exótico comer de las manos de alguién, tomé la tostada y comí
-que edad tienes?-pregunté pues era muy joven se vería de unos 18 años.
-tengo 30, algún problema-preguntó mirandome fijamente.
-no ninguno aparentas menos... Yo tengo...
-tienes 21 lo sé cumpliras pronto los 22-interrumpió, mientras disfrutaba el café, me quede pensando con tantas vueltas hasta que quito la bandeja y se retiro.

Me levante con la sabana miré por una ventana y había un jardín inmenso, no había nadie, sentí sus manos tomandome por la cintura.
-espias, muñequita... Vamos a jugar un rato-susurró a mi oído y me arrastró a la cama, quito la sabana y se montó en mi vientre, su cabello negro caía en mechones y miró mi cara, me sentí asustada y el rió, su timbre de voz era peculiar pero era seductor.

Tomó mis manos y las ató a la cabecera, besó mi boca y me volteo boca abajo.
-ponte de rodillas-me ordenó no lo hice, escuche bajarse el pantalón y me soltó una fuerte nalgada, grite de dolor, subió a la cama y enfiló su miembro en mi vagina una vez dentro tomó mi cadera y empezó a estrujarme.
-mi hermosa penetrandote así es el cielo, eres muy rica mi putita-dijo, eso hizo sonrojarme, y empezó a ser más salvaje.

Salió de mi, me desato y me tomó de la mano llevandome a la regadera cayó agua fría y grite, me atrajo a su pecho abrazandome.
-te tienes que bañar-me pusó shampoo en el cabello y empezó a tallar mi cabello, no me dejaba hacerlo.
-porque lo haces?-pregunté.
-me gustas, y porque eres mía Alix, anoche te hice mía y ningún hombre puede cambiarlo.
-había chicas más hermosas en ese lugar-dije agachando la mirada.
-si pero tu eres más dulce, inocente, más hermosa, o sientes que no lo eres?-preguntó, asentí, toda mi vida había sido el patito feo. Me soltó una cachetada, empece a llorar. Todo era nuevo y doloroso.-eres hermosa, y eres una bella joya para mi, además tus lagrimas son hermosas-dijo, lamió mis ojos hasta la comisura de mi boca, todo era excitante.

En ese momento me sentí atraída por
Jay.

Continuará




Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
2619

Categoria
Dominacion

Fecha Envio


Votos
0

Relatos enviados por el mismo usuario

2611 - Mi principe infernal