Soy la puta de mi novia.
( Relatos Transexuales )




Les platiqué en mi relato anterior de cómo me convertí en Renata. Ahora quiero compartir con ustedes de cómo mi novia me hizo su puta.
Acudimos a un hotel de mi ciudad en donde pasaríamos la mayor parte del día. Ella tenía el propósito de complacerme en mi fantasía. Ella acudió a la cita llevando una maleta, en la cual llevaba todos los aditamentos para convertirme en una hembra. Al entrar al hotel nos registramos como una pareja normal, el empleado del hotel no sospechaba siquiera lo que iba a suceder en la habitación que nos asignó. Al entrar a ella, mi novia y yo nos dimos un profundo beso y nos sonreímos como cómplices que estaban a punto de hacer travesuras. Le dije a mi novia que deseaba darme una pequeña ducha y que fuera preparando la ropita con la que me iba a vestir de mujer. Al salir del baño me dí cuenta, con gran alegría, que en la cama estaba dispuesta mucha lencería que mi novia había comprado para esa ocasión. Además llevaba su maletín de maquillaje y me dijo: "Mira, mi amor... todo esto es para ti... quiero que goces lo que es sentirse puta". Sin pensarlo más me dispuse a vestirme como siempre había deseado, ella sabía lo que más deseaba tener: Un corset de color negro que pudiera realzar mis senos medianos, unas medias de malla con ajuste de silicón del mismo color, un liguero y unas zapatillas con tacón alto. Fue tan emocionante ir colocando cada prenda y mejor aún cuando ella empezó a maquillarme... Me colocó pestañas y uñas postizas, me pintó los labios de color rojo carmesí y por si fuera poco, me consiguió una peluca rubia que había sido parte de mi fantasía. Por su parte ella tenía un juego de lencería color rojo que le hacía ver muy sexy y atractiva. Vestidas las dos así empezamos a acariciarnos y poco a poco nos fuimos poniendo más cachondas y ardientes. La verga se me había parado y ella, al notarlo se inclinó para mamarla... mmmmm.... qué rica sensación es sentir sus labios húmedos y su boca tibia al mismo tiempo que gozaba con el roce de las prendas que me había puesto. Ella dejó al descubierto sus grandes senos y pude meter mi verga en medio de ellos. Los espejos de la habitación me permitían ver todos los movimientos que mi novia hacía. Al estar de rodillas ella dejaba ver sus ricas nalgas bien paraditas, lo que provocó que hiciera lo mismo con las mías. Al notarlo mi novia me dijo: "¿Por qué no caminas por la habitación luciendo lo que te compré?" Le dije, sientate en la cama para que me veas mejor. Caminar con las zapatillas, con la peluca puesta y la ropa sexy y al verme en el espejo vestida como una real hembra, el deseo se apoderó de mi y sin preámbulos le dije a mi novia: "Quiero que me hagas tu puta".
Mmmmmmm.. chiquita, ven... en verdad te ves tan puta... tienes un lindo trasero y el corset te hacen lucir unas chichis de verdad, caminas como una hembra con las zapatillas y ese liguero te hace ver tan deliciosa.. ahhhhh...
Sin pensarlo me acerqué a ella y le ofrecí mis chichis las cuales ella empezó a mamarlas deliciosamente... ahhhhh... asi.. asi... mmmm.. qué rico, amor.. me haces sentir con mucho deseo y quiero que me conviertas en una hembra de verdad... quiero que me cojas y me hagas sentir el mismo placer que disfrutan ustedes las mujeres.
Yo cerraba los ojos gozando cada instante de sus caricias... los besos eran más profundos e intensos... ella metía su lengua en mi boca buscando afanósamente la mía... el encuentro de nuestras lenguas provocaba sensaciones intensas... mmmmmmmm... que rico sentía... en ese momento me dejé llevar por ella que tomó el control de la situación... me llevó a la orilla de la cama y me inclinó ahi... yo estaba dispuesta a gozar el momento sin preguntar nada de lo que quería hacer. Me colocó de tal manera que mis nalgas estaban bien paraditas y podía sentir el calor de sus manos en ellas. Ella se dió cuenta de lo que provocaba al decirme palabras que incrementaban mi deseo. ¿Te gusta así putita? ¿sabías que tienes un culo que dan ganas de cogerlo? ¿te gusta sentirte hembra, verdad? Te voy a hacer mi puta y te cogeré bien rico.
Cada una de sus palabras las acompañaba introduciendo su dedo en mi culito, y me hacía gemir levemente. La respiración se agitaba y en susurros le decía: asi... asi.. mmmm... cogeme, asi... ahhh... si tuvieras verga te pediría a gritos que me la metieras porque deseo tanto moverme como puta... mmmmmmm.... ahhhhhh....
Ella me respondía: ¿Quieres sentirte puta?... ¿Quieres que te haga mi puta y que te coja ese rico culo que tienes? yo le decía: Siiiiiiiiiiii..!
Ella se levantó y me dijo: ¿Quieres ver la sorpresa que tengo para ti? le dije que sí, pero qué otra sorpresa pudiera darme. Al momento ella se levantó, acudió donde estaba su maletín y extrajo de él una bolsa obscura. Se acercó y me dijo: ¿Sabes que hay aqui? No, le dije. Pues mira... lo que siempre has querido tener en tu culo. Con emoción le dije: Ya, amor.. dejame ver qué es. Abrió la bolsa y sacó de ella un hermoso y excitante arnés. El juguete de plástico tenía la forma perfecta de una verga natural, las venas resaltaban y la cabeza del miembro se veia tan enorme que hizo que exclamara un ahhhhhhh de asombro. Sin titubear le dije a mi novia: Anda, amor... colocate el arnés y acercalo a mi boca... quiero mamar tu verga de la misma manera que lo hiciste conmigo.
De la misma manera que estaba inclinada en la cama asi me quedé, mientras que ella se subía a la cama y se puso de pie colocándome la punta de la verga en mi boca y de una estocada me la metió en la verga. Anda puta.. asi... ¿querías mamar verga, no? anda... chupame la verga que quiero que la dejes bien ensalibada porque te la voy a meter por el culo.
Dejé que metiera la verga hasta lo más profundo de mi garganta, el tenerla en la boca y darle unas ricas chupadas me ponía más cachonda... Mi mente se empezó a perder en el deseo de ser la puta de mi novia y que sea la primera en cogerme asi.
"Qué rico mamas mi putita.... mmmmm... cualquier hombre ya se hubiera venido en tu boca de lo bien que la mamas... ahhhhhh.... asi... asi... sigue asi putaaa... ahhhh... mmmmm... Anda.. llenala de saliva que ya quiero meterla en tu culo... ahhhh...
Ella se bajó de la cama y me dijo que no me moviera, que siguiera asi... con las nalgas levantadas porque así me quería coger... Yo solo quería sentir su verga dentro de mi, asi que permanecí así esperando el momento de que sintiera por primera vez la verga de mi novia dentro de mi culo.
Se colocó detrás de mi y empezó a acariciar mi culo... con sus dedo índice rozaba la entrada de mi culito... y me decía: ¿Ya quieres que te coja, verdad puta?.. anda... dime que eres mi puta y te voy a dar una rica cogida...
Siii, siii.. siiii...! soy tu puta..! anda.. cogema ya... quiero tenerte dentro de mi... metemela ya, amor... yaaaa...!! mmmm... soy una puta.. me siento bien putaaaa..!! asi... asi... yaaaa... cogeme ya..!
Me tomó de la cadera y yo le ayudé abriendo con mis manos mis nalgas para que pudiera introducir su verga... el sentir el juguete en la entrada de mi culito fue una sensación que provocó que insitintivamente lo apretara como queriendo cerrarse ante tal invasión... mi novia notó que el culo se me fruncía y me dijo: ahhhh.. ¿con que tu culo se resiste a abrirse? mmmm... ya veremos si no se abre... anda puta, abre el culo porque si no... te la voy a meter a fuerza...!! mmmmm.... El sentir la verga introducirse poco a poco por ese culo virgen fue un poco doloroso al principio... sin querer hice una pequeña exclamación de dolor y mi novia me dijo que si me había lastimado... le dije que no.. que siguiera.. que pase lo que pase hoy queria sentir esa verga dentro de mi... que no deje de decirme que soy su puta porque asi me sentía y esas palabras me excitaban más... no sé en qué momento la verga llegó hasta lo más profundo de mi, solo sé que en ese momento me sentía en las nubes al haber conseguido mi más anhelada fantasía... sentirme puta y ser cogida por mi novia... Ella seguía diciéndome en cada arremetida de su verga lo buena puta que era... y yo estaba en el máximo de placer... mi culo estaba bien amoldado a su verga y podía sentir cómo entraba y salía en su totalidad... ahhhhh... asi...mmmmm... que rico es sentirse asi.. ahhhhh.... con una verga bien adentro y el deseo de poder culminar mamando la verga y recibir toda su leche... mmmmmm... en mi mente pasaban nuevas formas de coger y sentirme cada vez más puta... llegó un momento que ya no me pude contener y derramé mi lechita en la cama... me dejé caer boca abajo plena de satisfacción... le agradecí a mi novia el intenso momento y nos dimos un profundo beso... y la promesa de seguir gozando de estos momentos... Comparto esta experiencia porque sé que hay más hombres que quisieran experimentar lo mismo... espero se animen y que gocen como yo de estos momentos que son únicos... espero que tengan una mujer comprensiva como lo es mi novia a la que amo tanto... y espero seguir siendo su puta... besos a todosss..


Comentarios


umm ya estoy antojado
Perfil no contiene imagen
Hola yo quisiera una novia así donde hay más relatos iguales me gusto mucho y como me gustaría tener a alguien asi
Perfil no contiene imagen
Hola yo nuevamente ya te había escrito y realmente me gustaría que me ayudarás a vivir algo similar a lo tuyo me gusto mucho te dejo mi correo es mothugslive.mx
Perfil no contiene imagen
Wow Renata me excité mucho y me corri leyendo este relato delicioso, de veras que ahora es una fantasia que quiero vivir, me gusta mucho ser nenito, mujercito coqueto y putito pero hasta ahora solo lo he disfrutado con hombres, ahora gracias a ti estoy resuelto a probar con una hembra que podamos marikiar juntas y despues se ponga un arness con pene y yo sea su putita, estoy babeado de probar con tu novia si me dejas, siguela disfrutando mucho!
perfil maikol18


Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
2651

Categoria
Transexuales

Fecha Envio


Votos
3