las mas hermosas tetas.
( Relatos Fantasias )




todo empieza cuando estaba en mi escuela, terminaba unas practicas, unas muy interesantes practicas.
mi maestra que a de tener como 40 años me dijo que no aprobaría el curso si no entregaba las practicas, total que ese día me pidió que subiera a su despacho después de clases, yo como buen alumno le afirme que estaría con ella. nunca pensé lo que pasaría después.
estando con ella me insinuó que su esposo no la satisfacía sexualmente, yo al escuchar estas palabras pensé en lo necesitada que estaría de sexo, a la par pensé que yo tenia mucho tiempo sin cojer, la maestra seguía diciendo lo desafortunada que era por no tener un buen palo desde hace mucho tiempo, yo seguí en lo mio sin hacer mucho caso, después de un rato la maestra se sentó a lado mio según para explicarme unos problemas, la maestra se pego tanto a mi que pude entrever uno de sus senos, ¡oh que lindos pechos tenia, redondos y grandes, con los pezones mas ricos que e visto en mi vida!
siempre mirándola de reojo, y muy tímido a la vez.
es tarde al terminar mis practicas me dispuse a salir e ir a mi casa, con una imagen en mi mente, -que hermosos pechos-
como no pude aguantar hasta llegar a mi casa, tome la decisión de pasar al baño de maestros y masturbarme, pensando en sus pechos.
ya en el baño, empece a jalarmela, sin ninguna discreción, deje abierta la puerta del baño, de pronto escuche como se abría la puerta, gran sorpresa cuando mire que era mi maestra, entro despacio y me tomo por el culo, -oh eso me excito demasiado- yo con el fierro bien parado, me empece a excitar cada vez mas, la maestra me lo acaricio y me empezó a masturbar, sus suaves manos eran increíbles, lo hacia muy bien, poco a poco la empece a tomar del culo, yo también quería probar su dulce vagina, que por cierto ya estaba algo mojada, me lamí los dedos y los introduci en su vagina, la escuche gemir un poco, por fin pude tocar esos senos que tanto quería, que ricos eran, el hecho de que sea un poco rellenita lo hacia mas excitante, me encanto lamerle las tetas, sus pezones eran color café, no muy grandes pero muy ricos, después la subí de un tiro a los lavamanos, para poderla penetrar con toda fuerza, me dijo al oído -no lo hagas muy fuerte, quiero disfrutar- yo cumplí y se la metí lento. a la maestra le encanto tanto que grito de placer, eso hizo que le echara mas ganas, la penetre tan rico que me pidió que se lo hiciera anal, yo ni tardado, cuando le di la vuelta y se la deje ir fuerte, o me encanto, resbalaba muy rico y la maestra no dejaba de pedirme mas, yo con todas mis ganas, termine dentro de ella, me encanto mirar como sacaba mi semen por su ano, tomo con dos de sus dedos, un poco de semen y se lo embarro por las tetas y en sus labios vaginales,tome mi pene y no me podía ir sin hacerme una rusa con esas tetas, me monte sobre de ella y empece, estaba tan excitada que me dejo venirme por segunda vez, esta vez en su cara, lamió un poco que quedo en mi pene y lo trago, me dijo que tenia un sabor único, y así es como cumplí con una de mis fantasías, acostarme con una maestra. ahora cada que me ve la maestra y estamos a solas no pierde la oportunidad para guiñarme el ojo, eso me encanta, pero no se a podido repetir aquella acción, también todas las noches me masturbo pensando es sus gloriosas tetas.




Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
2975

Categoria
Fantasias

Fecha Envio


Votos
1

Relatos enviados por el mismo usuario

2928 - cama, la uncatestigo
2936 - dulce orgasmo