Logo Relato Erotico   Bienvenido al sitio web mas grande de relatos eroticos
USUARIO o EMAIL: CONTRASEÑA:  
Recuperar la contraseña
Inicio      Enviar Relato      Relatos      Top Relatos      Panel de Control      Relatos más recientes      Mensajes/Scrap     
R E L A T O S
   Codigo
   Categorías
   Relatos más recientes
   TOP Relatos
   Enviar Relato

OPCIONES
   Panel de Control
   Mi álbum de fotos
   Registro de usuarios
   Mensajes (Scraps)
   Contacto




Me follé a mi madre ebria.


    Ahora si se le habían pasado los tragos a mi mamá..llego ebria y tambaleandose, entro a mi recamara a avisarme que ya había llegado, que no me preocupara, se acostó a mi lado y se quedo de inmediato profundamente dormida, no era la primera vez que llegaba en ese estado, pero nunca tan inconsciente, además era la primera vez que se quedaba dormida en mi cuarto..era divorciada y vivíamos solo ella y yo, tenia 18 años y ella 33; le quite las zapatillas y los jeans tan ajustados que le gusta usar, mi madre es una mujer bajita, medio llenita, tetas medianas, que le encanta mostrar con blusas entalladas y escotes amplios, así que sus Brassieres son de los que realzan y juntan los senos, lonjudita, caderona, nalgona y piernuda, como es bajita le encanta usar zapatillas altísimas para lucir mas alta..ella no era así; cuando vivíamos con mi papá, se vestía normal, nada descarada, ni provocativa, desde hacia algún tiempo sus amigas la habían ido convenciendo que cambiara su atuendo, que se luciera, que tenia buen cuerpo para mostrarlo, la que no enseña no vende le decían.
    Así que mamá había ido modificando su apariencia y la verdad lucia mucho mas atractiva y joven; mas parecía mi hermana que mi mamá, al quitarle los jeans había sido sin malicia..la verdad que es muy incomodo dormir con ropa, por eso lo había hecho, pero de pronto ver el cuerpo de mi madre me éxito, sentí un estremecimiento en el cuerpo, un deseo insano al verla, había cambiado las pantaletas que solía usar por diminutas tangas de hilo dental..y la que traía ahora, blanca de encaje apenas y le cubría el hermoso y tupido triángulo de vellos púbicos, algunos vellos, negros, largos, gruesos, rizados le salían por los bordes, se le hundía y perdía bien rico entre los carnosos y gruesos labios vaginales bien velluditos, el delgado hilito se le perdía hundiendose entre sus sexys lonjitas, que rico se le veía su vientre, aunque abultadito, se le veía muy bien su vientre pues es medio llenita, acaricie con deseo esa vagina que estaba prohibida para mi y que si no fuera porque mamá estaba muy ebria, jamas..nunca podría tocarla, acariciarla y mucho menos verla, se sentía tan rico poder sentir sus vellos espesos y abundantes bajo el encaje de la tanga, acaricie sus muslos, hasta los piesitos, pequeños, delicados y hermosos, sobe sus deditos con deleite, como suele usar zapatillas descubiertas se barniza las uñitas y se las arregla, así que sus piesitos son muy sexys también...mi madre dormía profundamente sin darse cuenta de lo que yo hacia, desabroche su blusa quería ver y tocar sus tetas, que lucían obscenas, redondas bien ajustadas por el brassiere de media copa que suele usar, se las sobe sobre el brassiere primero, respirando agitado, nervioso de que mamá despertara..pero Juana estaba muy perdida, desabroche el brassiere y ya sin la presión de el, sus tetas colgaron deliciosas a sus costados, eran hermosas, suaves, tibias, blancas, le colgaban flácidas pero deliciosas, yo tenia la boca seca de la excitación..aun era virgen y no conocía mujer alguna aun, así que estaba viendo por vez primera a una mujer desnuda y encima de todo..a mi propia Madre..
Sus pezones eran enormes, gruesos, obscuros..la areola enorme y color chocolate como sus pezones, los acaricie con deleite, ese placer insano, depravado que me provocaba tocar a mi propia madre...los lamí, lamí esas tetas que no podían ser mías, lamí sus tetas tibias y suaves desde el nacimiento, donde se separaban deliciosas, mi lengua recorrió la curva hasta donde nacían..estaba muy caliente y tenia la verga ya fuera de mi calzón dura y parada, mi madre apenas y hacia algún movimiento, lamí sus pezones, sus tetas olían al suave y dulce perfume que suele usar, un perfume muy femenino..
Chupe despacio sus pezones, los metí a mi boca y los chupe despacio para que no despertara, que rica sensacion me provocaba chuparle sus pezones tan ricos y lindos, lamí su pecho, su cuello, los hombros tan sensuales, lamí su nuca oliendo su perfume y exitandome aun mas..hundí mi cara en su cabello, lacio y negro, lamí su cara..pase mi lengua por su cara, sus mejillas, su barbilla, su nariz, la frente, paladeando su maquillaje que me sabia tan exitante, los párpados y su boca, su hermosa boca de labios carnosos y deliciosos, aunque tenia aliento alcohólico, su aliento era delicioso para mi y exitado lamia sus labios, le pasaba la lengua por la boca, hundí despacio mi lengua en su boca hasta tocar la suya, mamá ni reaccionaba, aunque se movía bien dormida..
      Lamí todo su cuerpo, desde la cabeza hasta los pies, estaba ya desnudo y me deleitaba pasándole la verga por su cuerpo, dejándole rastros brillosos y húmedos que fluían de mi verga, se la pase por la cara, por el cuello, pecho y tetas, le baje y quite la tanga apretada, era la primera vez que podía ver un coño..su triángulo enorme, espeso, tupido de vellos negros, largos,ensortijados y gruesos eran un deleite visual, se los acaricie despacio, con suavidad, lo que menos quería era que mamá despertara, los olí, olían a su mismo perfume, de modo que mamá perfumaba todo su cuerpo, que exitante..
Lamí sus vellos, sentir su textura con mi lengua me provocaba un inmenso placer sexual desconocido hasta entonces y muy rico, los chupe, me los metí a la boca y chupe sus pelos, su monte de Venus es gordo y pachoncito, pues me metí completo a la boca sus pelos y los chupe con deleite, con deseo enfermo pues era mi madre.
      Le abrí las piernas, mi madre era como una muñeca sin fuerza, su cuerpo anestesiado lo manejaba a mi antojo, ella apenas y se movía..vi su raja, su hermosa raja, los pliegues obscuros, muy morenos, acaricie sus pliegues deliciosos con mis dedos y olí su raja, olía a ella, a su perfume, un poco a orines también y a un olor desconocido hasta entonces, el aroma natural de su raja, un olor distinto pero que me encanto solo de olerlo,pasaba m nariz a lo largo de su raja oliendole, mi lengua acaricio por vez primera un coño, lamí sus labios gruesos, carnosos, bien velludos, toda su raja estaba bordeada de rizados y largos vellos, que le llegaban al ano, lamí entre sus nalgas hasta sentir las arrugas, los pliegues de su ano y fue un descubrimiento sensacional, estaba lamiéndole la concha y el ano de mi propia madre..y eran deliciosos.
Chupe con deleite sus labios gruesos y peludos, el sabor era distinto a todo lo que yo había probado antes, un sabor a orines y un tanto salado, me gusto su sabor..el sabor de mi madre, el sabor de su conchita, de su rica conchita sabrosa.
Separe sus labios y vi su roja vulva, vi su interior carnoso, rojo, húmedo y sentí el calorcito que emanaba de esa grutita deliciosa, ni en mis sueños mas húmedos imaginaba estr en una situación similar, mi madre es una mujer decente, seria, apacible..una buena madre y si no fuera porque estaba ebria jamas podría yo imaginar algo similar, lamí el clítoris, el rosa y puntiagudo clítoris carnoso, que descubrí de su capuchón de piel sensible, lo lamí y aunque mamá estaba mas que inconsciente su cuerpo recibió el placer y ella gimió dormida, las piernas le temblaron al sentir el contacto de mi lengua, le mamé la panocha un buen rato, no quería quitarme de su coño, había descubierto el placer oral y no sabia si podría volver a repetirlo, así que le mamé la panocha a mi madre un largo rato.
Quería cogermela, quería meterle la verga, quería hundir mi tranca en ella, pero no me atrevía..lo que le hacia a mamá no era correcto, una cosa era verla desnuda y hasta mamarle la concha y otra muy diferente era penetrarla, estaba indeciso, pero pensé que ya había llegado muy lejos, que nunca iba a tener otra vez esta oportunidad, sabia que mamá al despertar se molestaría mucho, que se enojaría y quizá me mandaría con mi padre..pero tenia que saber que se sentía coger, no solo coger, sino COGERME a mi propia madre.
       Así que me acomode entre sus muslos hermosos, se las abrí y Levante un poco, mi verga erecta y dura rozaba su raja provocándome un placer indescriptible, un hilillo brillante unía su raja a mi glande, era el liquido que fluía de mi verga, no sabia bien como meterla, era mi primera vez, una y otra vez intentaba hundirla picoteando su raja sin resultado, de pronto sentí como mi glande se deslizaba, como era cubierto de pronto por algo cálido y húmedo, le había atinado al fin, me quede quieto asimilando lo que sentía y lo que estaba a punto de hacer, iba a penetrar a mi madre, a la mujer que me dio el ser y que llevaba esa marca en su vientre, una cicatriz de cesárea...sujete sus muslos torneados por detrás de sus rodillas y las flexione un poco, lo suficiente para quedar mas cerca de ella, de su entrepierna, mis piernas estaban al lado de sus caderas y el roze de su piel tibia y suave me enardecía aun mas..estaba bien caliente, como nunca antes lo juro.
Se la hundí despacio, que deliciosa y hermosa sensacion sentí, al ver sus labios abrirse e irme cubriendo, rodeando mi carne tiesa y dura, calentísima,sentía como me oprimía, como me apretaba, me engullía y apretaba delicioso..así que eso se sentía meter la verga?..así que eso era coger?..que rico, se la metí toda, hasta que mis vellos se unieron a los suyos, que delicia visual era ver a mi má con sus tetas colgándole a los costados, su triángulo espeso de vellos restregandose contra los míos, mis guevos rozaban sus nalgas provocándome la mejor de las sensaciones, se la saque y volvía meter, despacio, lentamente, estaba disfrutando mucho, era tan rico meter la verga..tan rico y mas porque era mi madre, desconocía si con otra sentiría igual, pero lo que era meterle la verga a mi madre era de lo mejor, empeze a bombearla sin ritmo, pues er inexperto, pero que rico estaba limando, el mete saca no hacia que mamà despertara, se quejaba y se movía pero ni abría los ojos, cada vez se la metía mas rápido y mas duro, chocar contra su entrepierna, el sonido que hacia al chocar contra ella y sobre todo el sonido que hacia mi verga al salir y entrar en la panocha de mi madre, mis guevos chocando contra sus nalgas eran la mejor experiencia que había tenido..
Cuando sentí que eyaculaba, le hundí la verga lo mas dentro que pude, lo mas profundo, se la metí toda y sin medir las consecuencias deje salir mi leche, me corrí abundante y copiosamente dentro de mamà, irresponsable pues desconocía en ese momento que mamá al estar sin pareja no se cuidaba, no llevaba control de la natalidad y aun era joven, sin medir las consecuencias de poder preñarla yo su propio hijo, le deje ir toda mi leche adentro, regué si interior con mi semen, espesa y caliente, copiosamente mi semen la bañaba por dentro, se la saque hasta que sentí que había salido toda, todavía exitado exprimí lo ultimo y limpie mi verga cubierta de semen y sus jugos en su rica y hermosa pelambrera, que lindos se veían sus vellos batidos de mi leche y sus fluidos, me tumbe a su lado, la bese en la cara y le di las gracias en el oído, a pesar de saber que no me escuchaba, nos cubrí con las sabanas y me quede dormido, satisfecho, contento, feliz..de haber follado a mi madre, me desperté poco tiempo después, exitado de nuevo y volví a montarla, la follé de nuevo y nuevamente ella ni despertó y mi semen de nuevo la lleno por dentro.
      Ya había amanecido, la luz del día inundaba mi cuarto, mi madre aun dormía boca abajo, tenia la verga bien parada de nuevo y estaba mas caliente todavía que en la noche, había descubierto el placer de joder y mas porque mamá estaba disponible, me monte de nuevo en mi madre, mi verga ya conocía el camino..así que se deslizo, estaba apretada y tube que empujar para que entrara, pero mi madre tenia de nuevo mi verga adentro, que rico se sentían sus nalgas debajo de mi, era la primera vez que la penetraba en esa posición y era muy exitante aplastar sus amplias nalgotas con mi cuerpo, mordí su nuca, sus hombros, su espalda, ella pujaba al sentirme dentro y por mi peso sobre ella, yo la embestía penetrándola con mas fuerza, sabia que mamá despertaría, ya había dormido suficiente y tenia que despertar, pero ya no tenia miedo, ni pena de que se diera cuenta de lo que le hacia...la culparía a ella de lo que le hacia, se me había ocurrido aprovechar su estado, sabia que no recordaría nada..y como estaba ella en mi habitación y no yo en la de ella, seria mas fácil hacerle creer que ella había iniciado todo, ya me había cogido a Juana y no pensaba dejar de hacerlo aunque fuera mi madre.

-queee?..quee pasa?..oh..mi cabeza!!..oh que esta pasando?..quien eres?..oh..que me haces?..eres..eres tu
Raúl?..porque estamos aquí?..oh?..-

Mi madre creía que era el amigo con el que había salido supongo, pues me llamo Alex y como la tenia boca abajo, aun no podía ver mi rostro, bese sus oídos, sin dejar de empujarsela, mordiéndole el cuello y la nuca

-no mamá..no soy Raúl..ni lo conozco..oghhhh..soy..soy yo..tu hijo..Alex..oghhhh..mami..mami que rica estas
oughhhh mamita...que rico despertar..gracias mami..gracias mami...-

Mi madre de inmediato giro el rostro, me miraba desconcertada, ni siquiera podía enfocarme aun, reacciono de inmediato

-pe-pero que haces?...que estas haciendo Alex?..bájate...bájate de inmediato..que me haces?..porque estoy
Aquí?..oh cielos..no se que pasa..porque Alex?..porque estamos desnudos?..y porque tu?..me estas...oye
dime que pasa?..no entiendo..que hacemos los dos desnudos?..porque estabas arriba de mi?....-

Le explique a mi manera, mi pobre madre estaba confundida y me pidió disculpas,estaba apenadisima de la actitud que tomo, me dijo que había bebido demasiado y que no sabia lo que hacia, me pidió perdón y prometio que jamas volvería a pasar....pero en la tarde noche, el alcohol aun estaba en su sangre, de modo que estaba caliente..exitada de haberse entregado a su hijo, el alcohol la confundía y desinhibia y me pidió estar con ella, como hombre no como hijo y volví esta vez a hacerle el amor, a cogermela, a penetrarla..pero ahora con su consentimiento y su participación, me pregunto si me había mamado la verga, le dije que no..entonces mi madre me regalo una fenomenal mamada, me supo deliciosa y mas cuando sin poder contenerme, ante su rostro contenta y orgullosa de llevarme a ese extremo..deje ir mi leche, en chorros sobre su rostro y boca, ella sonreía satisfecha de lo que me había hecho y recibió mi lefa caliente y espesa sobre su carita.

                                






Haga clic aquí para enviar un mensaje (comentario) para el autor de este relato.




Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.


Relatos enviados por el mismo usuario
Cod. Nombre do relato Categoria Votos
1821 Mi Abuela es mi amante Amor Filial 0
1824 Mi Madre es una Puta Amor Filial 0
1966 Alisson...mi hijastra y mi puta!! Heterosexuales 0
3044 Me follé a mi ahijada embarazada. Confesiones 4
Detalles

alex


Nombre do Relato
Me follé a mi madre ebria.

Codigo do Relato
3089

Categoria
Amor Filial

Fecha Envio
21/jun/2013

Votos
3

Copyright © 2000-2014 www.relatoerotico.net V.4.00