Tarde de perros
( Relatos Zoofilia )




Mi madre me invito a la casa de una amiga, comimos, y después quisieron ir a tomar algo por ahí, les dije que no, que quería quedarme a escuchar el partido de futbol; luego de quedarme solito en la casa de Trinidad, (la dueña), comenze a revisarle toda su habitación, por comentarios de mi madre Trini trabajaba de puta, pero de las
caras, aunque era entrada en años se mantenía muy bien; quería encontrar algo raro, muy exótico, un consolador, revistas porno, videos...ALGO!!!, pero solo encontré una caja de 12 forros.-
Era la primera vez que los tenía en las manos, asi que, decidí quedármelos y hacerme una paja con forro, ya que no tenía novia.-
La tarde paso, y aunque me daba vueltas la idea que me hubiese encantado cojerme a la amiga de mi vieja y que me enseñara todo; me encontre solo en mi cuarto y en mi casa, ya que mi vieja se había quedado en lo de Trinidad, asi que saque un par de revistas porno, abrí el envoltorio del forro, y empecé de a poco a pajearme para ponerla dura y ponérmelo, sentí un ruido y al mirar la puerta de mi cuarto que se abría , no les puedo contar el susto que me pegue, pero era Cintia mi perra ovejera, que entraba moviendo la cola y sacando la lengua,(era verano y hacia mucho calor), la insulte por dentro y le ordene que se acostara al lado de la cama, saque mi verga de nuevo y comenze la labor interrumpida, y al mirarla a Cintia me di cuenta que le llamaba poderosamente la atención y me vasto que le diga: “veni”, para que se diriga derechito a mi verga y la empezó a lamer sin parar, su lengua era aspera y enorme, asi que en cada lenguetada recorria toda mi pija, la cual comenzo a ponerse a full de grandota, (modestia aparte, ya desde chico estuve muy desarrolado), le golpeaba la trompa como si fuera un garrote, y ella la recibia a pura lengua, le abría la boca con cuidado y se la introducia, se la cerraba y intentaba cojerla por la boca, sentia las rajitas del paladar superior, sus dientes del lado de adentro, pero no le gustaba, se retiraba cabeceando hacia atrás pero al toque seguia lamiéndome la verga ; sentí que ya llegaba en momento de acabar y no me doy ninguna remordimiento, me pajee bien rapido apuntando a esa lengua rosada, enorme y aspera no dejaba de acariciarme la verga; y el momento llego, pense que le iba a dar asco, pero no lamia mucho más rapido pero ahora desde la punta y a la vez iba tragando cada chorro de mi semen, ponia su cabeza de costado y seguía, seguía, seguía tragandooooooooooo toda mi leche, creí que me morirme de placer, era todo muy nuevo y excitante para mi.- La felicite, y ella se puso más contenta pero casi no me dio bolilla, ya que volvío a su pene,(ya era de ella), y lo siguió lamiendo, y me puso de nuevo al palo, pero esta vez se me cruzo usar el forro y cojerla.- Me puse el forro, (y me di cuenta de dos cosas, que fue mucho más fácil de lo que pensé y que me quedaba un poco chico, ya que no bajaba más de la mitad), me senté en la silla, y ella seguía a su nuevo juguete, pero la di vuelta, le aparte la cola para un costado y vi que por las dimensiones iba a hacer más fácil cojerla por el culo que por la conchita, tire mi verga hacía abajo, se la coloque en la entrada del culo, y comenze a hacer fuerza para adentro, cuando estaba entrando la cabeza, ella empezo a llorizquear y querer zafar, le fue imposible ya que la tenía agarrada con la mano izquierda, intente tranquilizarla acariciándola, y emepeze la pasarle mi mano por su conchita y el culito, al hacer esto ella sola ponía la cola para el costado, la frotaba con la verga , era evidente que le gustaba, le metí un dedo en su culito, me dio un poco de asco pero sabia que era la única forma de agrandarlo un poco y que vaya sintiendo algo adentro, luego le metí dos, y hay lloro pero mucho más bajito en volumen; yo sentia mi verga reventar, por la exitación y por el forro, se la puse de nuevo en la entrada, y esta vez segui empujando hasta que entro toda la cabeza, pego un gritito, pero ya no me importaba , se la fui metiendo y cuando me di cuenta la tenía toda adentro, la afirme bien con las dos manos de sus patas traseras, y comenze a moverme , era hermoso ver salir y entrar mi pija de su culo, aunque me apretaba mucho, sentía como si la piel del instrumento se estiraba para atrás, tuve miedo que se me cortara el frenillo, pero ya nada me importaba, me la estaba garchando, ella ya no lloraba para nada, yo estaba todo transpirado y ella respiraba por su boca a mil por hora; empujando con mi choto y desde atrás, la hice caminar un metro, le subí las dos patas de adelante en la orilla de la cama, me recosté encima de ella, la tomé desde atrás hasta su pecho, y me la coji pensando que era la amiga de mi madre, después de unos diez minutos estalle dentro de mi perra, y en cada sacudón la ensartaba hasta el fondo, se la saque despacito, y el forro estaba con la punta llena de leche blanca, le perra se habia ido al rincón de el cuarto caminando como un vaquero que se acaba de bajar del caballo, y comenzó a lavarse el culo, me acerque con el forro lleno y haciendoselo oler, lo di vuelta y a medida que lo vaciaba ella recibia nueva ración de semen con su boca,(esto le gustaba mucho), tal es así que quiso sacarme el forro de la mano, pero no la deje.-
A pesar de lo que puedan pensar, después de un tiempo cada vez que me acomodé para cojerla de atrás ella solita se ponía en posición y con el tiempo se empezó a mover , o sea, a seguirme el moviemiento.-




Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
347

Categoria
Zoofilia

Fecha Envio


Votos
1

Relatos enviados por el mismo usuario