RELATOS: MI EPOCA INSACIABLE
( Relatos Transexuales )




Que bella época, pues me sentía realizada, tenía todo o mas de lo que una chica como yo pudiese desear tener a sus quince. Unos padres comprensivos, unas hermanas que me querían, mis amigas que entendían y un hermoso chico que me amaba y me lo hacia saber cada vez que nos encontrábamos a hurtadillas cuando me dejaban algo de espacio sin ser vigilada. Y eso no es todo pues me había vuelto una putita pues cuando mi primo llegaba no perdía la oportunidad de comerme su delicioso pene por todos mis huecos hasta mandarlo de regreso totalmente escurrido, puesto que lo hacíamos varias veces al día y por la noche, me tomaba toda su leche y lo dejaba limpio. El satisfecho solo me decía lo mucho que le gustaba venir a visitarnos y que lo esperara siempre de la misma forma. Un día, y esto es para que vean lo mucho que me gustaba el sexo, llego mi primo a casa con un amigo del trabajo y le pidió el permiso a mis padres para que el pudiera quedarse pues no tenia donde y no les alcanzaba para pagar un hotel, mis padres obsedieron a regaña dientes pues les daba temor que se quedara un extraño por mis hermanas y por mi, pero mi primo los convenció diciéndoles que era un muchacho muy serio y respetuoso y se acordó que se quedara mientras compraban los materiales para su trabajo pues a eso era que venia siempre mi primo a la ciudad, y claro a darme mi ración de verga que era lo que mas me encantaba y que siempre esperaba con ansias.
Mi madre les había acomodado unos colchones para que durmieran en la sala puesto que no habían mas habitaciones, pues la buhardilla ya era mi cuarto y lo tenia acondicionado para mi, mi primo no le veía problema y el muchacho mucho menos, pues era solo para dormir. Ese día mi primo no dejo de adularme y decirme lo hermosa que estaba y yo feliz pues algo que me gustaba era sentirme deseada, y cuando nos dejaban solos me besaba y me restregaba su verga en mi culito y la sentía durota y se veía que venia repleto de leche y yo me saboreaba pues sabia que era toda para mi y le apretaba su tolete por encima del pantalón haciéndolo gemir y el correspondía apretándome las téticas y haciendo estremecer del gusto que me proporcionaba. Yo feliz, y así nos pasábamos mientras él estaba en casa, pero como siempre estaba su compañero no me la había podido meter como las otras veces cuando venia solo que en cualquier momento me sorprendía y me bajaba la pantaloneta y me subía la camisilla,” pues este es mi atuendo cuando estoy en casa, una pantalonetica muy pequeña y apretada que deja ver el inicio de mi nalgas y mis exuberantes caderas, y una camisilla ombliguera que deja ver mi vientre y sin top debajo ni brasier y ya todos están acostumbrados a mi look y no me dicen nada, eso si cuando papa no esta me coloco una minifalda con un hilito y un mero topcito dejando ver mis encantos a mi madre y a mis hermanas y volviendo locos a los vendedores que llegan a tocar la puerta y que a mi me encanta abrir para lucirme y dejarlo boquiabiertos con mis curvas y mi carita lo cual provoca mucha risa en mis hermanas y mi madres que en lugar de reprenderme me da animos para seguir haciéndolo dizque para ver la cara de bobos que ponen ante mi belleza y yo feliz les sigo la cuerda pues eso me excita demasiado” y mi primo me la clavaba toda y luego se corre en mi boca dándome toda su lechecita que yo no dejaba nada es ese palo, esto lo hacia cada rato que podía y estábamos solos, pero ese dia no había podido y solo me manoseaba muy esporádicamente y yo estaba super excitada, pero el me prometia que por la noche me iba a dar la culiada mas sabrosa y que me iba a llenar mi culito de leche y también mi boquita, yo le decía que no veía la hora de que llegara la noche para estar juntos a solas y que pudiera hacerme suya, y el me besaba y se alejaba por miedo a que no pillaran o su amigo o mis hermanas o mi madre. Yo comi rápido y me procedi a retirarme a mi cuarto y mi padre me pregunto que si no iba a ver televisión y yo le respondi que no que estaba cansada pues había tenido educación física y subi las escaleras. Como siempre deje la puerta cerrada pero sin seguro para que cuando el llegara no le hiciera ruido, el tiempo se paso muy lento esperando a mi primo y me quede dormida. Y me despertaron sus manos quitándome lo poco que me quedaba de ropa, que era una tanguita la cual arranco con deseo sin pedir permiso me chupo mis téticas y metia sus dedos en mi anito y me besaba con pasión yo como si estuviera soñando me dejaba hacer todo lo que quisiera, y el lleno de deseo me metía mano y proseguía a cambiar su lengua por su tolete que con gran avidez yo me engullía hasta sus bolas y le daba una mamada de ensueño que el respondía con su lengua en mi culo y chupando mi penecito haciéndome estremecer y durábamos dándonos placer de esta forma un buen rato hasta que se derramaba en mi boca y yo me tomaba todo su semen si perder ni una sola gota lugo yo continuaba chupándosela para no dejar que perdiera su dureza y cuando sentía que ya estaba bien rica me la metía sentándome en ella y clavándomela toda haciéndome gemir de placer a lo cual el me tapaba la boca para que nadie se fuera a despertar y me culiaba de lo mas rico abriéndome mi huequito que hervía del placer que le estaban proporcionando, así durábamos un buen rato y luego me volteaba y me subía mis piernas a sus hombros y seguía bombeándome, en esa posición veía su cara plena de placer y el aprovechaba para estrujarme mis téticas y apretar mis pezones y luego me hacia que yo me los cogiera para el empezar a masturbarme mi penecito y así hacerme llegar al orgasmo justo cuando el también explotaba y me hacia lograr una sensación muy fuerte cuando sentía sus chorros de semen en mis entrañas y a la vez que yo me venia en un orgasmo maravilloso que me dejaba exhausta, él se recostaba encima mio y me besaba con pasión diciéndome que era la cosa mas rica, hasta recuperarse y luego volverme a clavar, así durábamos varias hora hasta que exhaustos se despedía y bajaba las escaleras. Yo me dormía inmediatamente hasta que escuchaba a mama tocar la puerta anunciando que ya era hora de levantarme para ir al colegio y yo toda mojadita y aun con sueño y ganas me paraba a bañarme y de solo recordarme la faena se me erizaban la piel y me tocaba meterme el tarro de la crema para calmar el deseo, pues no me bastaba con esa gran noche de placer que me había proporcionado mi primo, ya que mis deseos crecían cada vez mas no se si por vicio o por efecto de las medicinas que me daba mi madre, el todo era que siempre quería mas así me pasaba con mi chico lindo y ahora con mi primo, no me bastaban y tenia que recurrir a masturbarme con lo que hubiera a mano, que lujuria.
Ese día llegamos del colegio y mi primo y su amigo ya tenían buena parte de sus materiales comprados solo les faltaba uno pocos, yo note como su amigo no me quitaba los ojos de encima y recordé que desde la mañana cuando salí del baño él estaba esperando el turno para entrar y pude ver como al mirarme con deseo descaradamente su pene se paro y lo pude ver por encima de la toalla en la que estaba envuelto, yo como estaba excitadísima le sonreí y me dirigí al cuarto a cambiarme. Almorzamos charlando de todo en medio de risas y comentarios, mi primo estaba al frente mio y me miraba con deseo y su amigo al lado no solo me miraba con deseo también sino con descaro pues no reparaba que podían verlo, fue cuando sentí un roce en mi pie y voltee a mirar a mi primo creyendo que era el pero que sorpresa cuando disimuladamente mire hacia debajo de la mesa y pude ver que era el amigo de mi primo y por estar mirando su pie se me callo la cuchara y me toco agacharme a recogerla, con el consabido regaño de papa y cuando volteo a ver al amigo de mi primo por debajo de la mesa, este tenia un pedazote de verga por fuera de su pantalón y con su mano la zarandeaba como sabiendo que yo la estaba mirando, esto me puso calientísima y haciendo que no encontraba la cuchara me le arrime hasta tocárselo y apretárselo y procedí asentarme de nuevo en la mesa y esta vez era yo quien con mi pie descalzo le tocaba no solo su pierna sino bajándome un poco en la silla le alcanzaba su tolete y lo miraba como le gustaba hasta que sentí como sus chorros me lavaban mi pie y viendo como hizo esfuerzos por que no se notara en su rostro la corrida que había tenido, yo retire mi pie de su bragueta y lo subí en la silla haciendo como si me estuviera rascando y escuchando a mi padre que me decía que me comportara, cogí parte de su semen y disimuladamente me lo comí mirándolo a los ojos y haciéndolo estremecer. El suceso paso por el momento, acabamos de almorzar y a mi me toco lavar la loza ya que nos turnábamos para ayudar a mama en los oficios de la casa, yo empecé a recoger los platos y a llevarlos a la cocina cuando sentí algo que se arrimó a mis glúteos y pensé que era mi primo con su verguita y cuando volteo a ver y era su amigo y para asombro mio me estampo un beso y me dijo al oído que gracias por ese pajazo que le había proporcionado y me toco las nalgas agregando que se las quería comer que luego me contactaba, este suceso me puso a volar de las ganas, y de los nervios que me daban se me rompieron dos platos haciendo que mama me regañara de nuevo y papa me dijera que me pasaba, que estaba como boba, yo no conteste nada, solo termine de arreglar la cocina y salí a ver donde estaban ellos y los encontré en el patio hablando con papa sobre carros y me fui con mis hermanas que también estaban allí, el tipo seguía con su miradera que ya me tenia loca y después de haberle visto su enorme pito mi culito no dejaba de vibrar y cuando siento es que mi hermana me dice al oído que fuera a ponerme brasier pues mis pezones estaban erectos y que se notaban mucho y que me iba a ganar un regaño de mi papa, yo le dije que era por que me había mojado lavando la loza y me retire a cambiarme, y fue la escusa perfecta para el tipo abordarme, pues espero un momento y pidió permiso para ir al baño, el todo fue que cuando yo baje las escaleras desde la buhardilla al segundo piso, sentí como me tomaron por detrás y voltee a mirar y vi al tipo que me guiaba al baño, y ya dentro de el empezaba a manosearme y a decirme que desde que llegaron le había gustado y que cuando por la noche había tratado de buscarme me vio como me clavaba mi primo, que él había visto todo y que se había corrido varias veces, luego sin darme tiempo a defenderme me beso diciéndome que lo esperara esa noche, que evitara que mi primo fuera inventándole una escusa y salió del baño, dejándome toda cachonda. Ellos se fueron a seguir sus compras esta vez con mi padre y nosotras a continuar con nuestra rutina de tarea y arreglo de casa. Pero yo no dejaba de pensar en el compañero de mi primo, en su verga enorme que me hacia pasar saliva de solo imaginarme tragándomela, no me pude concentrar en mis tareas ni en mis oficios y le dije a mama que iba a dormir un poco pues me dolía la cabeza a lo cual mi madre dijo que bueno y mis hermanas si protestaron, pero igual yo me retire a mi cuarto y me tendí en la cama a pensar como hacia para que mi primo no subiera a cogerme y dejara así el camino libre a su amigo.
Pensando en eso me dormí y cuando sentí fue como me manoseaban mi nalguitas y me desperté y era mi primo que con el pretexto de que me traía un regalo subió a meterme mano, yo le dije que cuidado que podía subir alguien y él me dijo que no me preocupara pues todos estaban entretenidos con cosas que había traído para cada uno de ellos y cerro la puerta y me puso a mamar verga un ratico y me la metió, echándome un polvito rapidito que lo que hizo fue volverme a poner cachonda y a pensar en la verga de su amigo, entonces aproveche la situación para decirle que con ese polvito había quedado bien y que me dejara descansar por esa noche, que era que el la tenia muy gruesa y me tenia el culito adolorido, el trato de reprochar pero yo con un besito lo convencí , prometiéndole que cuando volviera lo iba a recompensar generosamente y hasta le iba a preparar un baile muy sensual, el besándome me dijo que bien y bajamos a ver los regalos de los demás. Cuando empecé a bajar la escalera busque al amigo de mi primo con la mirada y no me fue difícil encontrarlo pues no me quitaba la vista de encima y recorría mi cuerpo con sus ojos como queriéndoselo comer, mis hermanas me mostraban sus regalos y me decían preguntaban que me habían regalado yo les dije que se me había quedado en el cuarto que luego se los mostraba, entonces mi primo se ofreció a traerlo y yo seguí acercándome a su amigo y el a mi, entonces dije que me había levantado con sed y me dirigí a la cocina y el tipo aprovecho para decir que si le regalaba un vasito de agua y se fue tras de mi rumbo a la nevera, el cogió lo vasos y yo saque la jarra del agua y cuando estaba llenándole su vaso me dijo suavemente que como quedábamos , entonces yo le dije que lo esperaba pero que tenia que tener mucho cuidado y que no subiera hasta que todos y en especial mi primo no estuvieran totalmente dormidos, él dijo que tranquila y volteo a mirar hacia tras y a ver si no estaban mirando, me beso y me pellico los pezones y me apretó mis nalguitas y se fue no sin antes advertirme que en la noche me haría gozar.
El resto del día fue charlando todos y bromeando esperando la hora de irse cada uno a dormir, mi primo no perdía oportunidad de manosearme cuando nadie nos veía y de rogarme que por favor lo recibiera esa noche, que el me hacia pasito, y yo ya con mi plan en la cabeza mas que nunca le rogaba que me dejara descansar por esa noche, que mas bien porque no aplazaba el viaje un día mas, y así la noche siguiente podría romperme todo lo que quisiera, y él le pareció que podría ser una buena idea pero que tenia que convencer a su amigo. Mis padres se despidieron deseándonos buenas noches y nosotras nos quedamos charlando y recochando un poco mas con mi primo y su amigo, al rato escuchamos al voz de papa que decía que nos fuéramos a dormir que ya era tarde y que teníamos que madrugar, y empezamos a subir hacia nuestras habitaciones y los muchachos a tender sus colchones, cuando iba arriba de la escalera volví a mirar y vi al amigo que me recorría con su mirada y cuidadosamente me hacia un ademan con la mano, que ya subía.
Yo estaba tan ansiosa y caliente que me di un baño y me metí al cuarto a esperar. Paso como una hora, mientras tanto me aliste colocándome un baby dool rosadito y un diminuto hilo, me perfume un poco y me arregle el cabello, todo ese tiempo se me hizo una eternidad, y pensaba que tal vez se había quedado dormido o que se había arrepentido, y que por boba ahora me iba a quedar sin ninguna de esas preciosas vergas, me estaba impacientando cuando escuche que movían portillo de la puerta, pero yo le había echado seguro para asegurarme que no era mi primo, me acerque a la puerta y bajito pregunte quien era, y al otro lado contesto mi primo que le abriera que tenia que decirme algo, yo supuse que vendría con su tolete paradote y con ganas de metérmela hasta por los oídos, pero muy a mi dolor me mantuve firme y le dije que se fuera a acostar que yo ya estaba durmiéndome que al otro día hablábamos, me insistió varias veces pero yo detrás de la puerta no le volví a contestar y sentí cuando bajo la escalera resignado. Yo supuse que ahora si se iba a dormir pero que eso retrasaba la llegada de su amigo pues el no iba a subir hasta que mi primo no se durmiera. Pasaron varios minutos y nada que subía entonces tome la decisión de abrir la puerta y bajar un poco las escaleras para poder ver quien subía desde el primer piso y allí me senté en el escalón cuando vi que se movía alguien abajo y subí rápidamente y no cerré del todo la puerta dejándola entreabierta para poder observar quien era, y si era mi primo cerraría y pasaría el seguro. El amigo de mi primo era un poco mas delgado que el y en eso los podía diferenciar en la oscuridad cuando me percate que era el amigo de mi primo me retire hacia la cama dejándole la puerta entreabierta, como la luz de la calle iluminaba la buhardilla ya dentro lo pude ver que venia en pantaloneta y sin camiseta y lo sentí acercándose muy despacio y murmurando que era el que me despertara, yo también le hable pasito y le dije que si había cerrado la puerta y el me dijo que si, y sin decir nada mas se me boto encima besándome, mordiéndome, chupándome, tocándome, como loco que hacia mucho tiempo no tenia una mujer, yo que de por si estaba caliente esto me puso fuera de si y me entregue a los placeres que me estaba obsequiando este hombre, quien no dudo en arrancarme el babydool y el hilo y quede expuesta a sus instintos sexuales que no tenían freno pues metía mano por todos lados y yo entregada, solo reaccione cuando sentí ese animal de verga cerca a mi y la recordé cuando la vi a la hora del almuerzo pero esta vez estaba mas grande y gruesa y se la tire con fuerza para que me la alcanzara y empecé a tratar de metérmela a la boca pero era inmensa y no me cabía solo el glande cupo y me conforme con eso y entonces con mis manitas la agarre y como ya estaba escurriendo liquido con mi saliva y el liquido la lubrique y empecé a masajeársela mientra mi boca se apoderaba de su cabezota y fue la única forma de mamársela pues que tolete tan grueso y venoso , parecía un pedazo de tronco de un árbol, como con una curvita hacia arriba, estaba deliciosa, yo ensimismada por su verga no notaba que su lengua casi tocaba mis entrañas cuando la metia y sus manos apoderadas de mis nalgas las meneaban al ritmo de su lengua endiablada, que placer que nos estábamos dando, el cuadro no era para menos los dos enroscados proporcionándonos placer del bueno cuando sentí sus chorros hirviendo en mi garganta y su cuerpo arqueándose y embistiendo mi boca y esta vez por la lubricación de su leche me la metio torturando mis mandíbulas que parecía que se iban a soltar y me deposito toda su leche, no se como pude sacarla de mi boca para lamerla y limpiarla por todos lados y nada que perdía su fuerza y esto me entusiasmo y me voltee y le di mi espalda para que me la clavara y no se hizo de rogar pues empezó a meter ese monstruo de carne por mi huequito , que yo acostumbrada a meterme objetos de diversos calibres, sentí como me partía y producía dolor al penetrar mi esfínter y no acababa de meterla toda y yo estaba destrozada, solo pensaba que verga tan grande y me prendía de la almohada y la mordía para no gritar, pero era mas mi deseo y no me retiraba antes por el contrario hacia fuerza atrás para que la clavara toda, cuando lo logro le dije que me la dejara un momento ahí clavada para que mi culito se acostumbrara, mientras, el me besaba la espalda y el cuello y con sus manos acariciaba mis téticas así me tubo por un rato cuando sentí que agarro todo mi pelo y sin darme tiempo a revirar empezó su mete y saca mas violento que mi culito hasta ese momento había recibido, al principio fue doloroso pero poco a poco me fui acostumbrando a su brazo, porque eso era lo que tenia es hombre por verga, un brazo, y empecé a disfrutar como loca moviendo mis caderas circularmente para que cada vez se clavara mas, que culiadota la que me estaban dando, sentía su miembro hasta en el estomago, la sacaba toda metía hasta tres dedos y volvía a clavarla como si estuviera midiendo el hueco que estaba haciendo yo inundada de placer me retorcía y me eyaculaba varias veces, hasta que sentí sus fuertes movimientos y se vino en una descarga que me lleno todo mi culito de semen que se escurría por fuera y el seguía bombeando como si fuera el ultimo polvo que se fuera a echar hasta ir bajando su ritmo y recostándose del todo sobre mi espalda, con su verga todavía clavada en mi culito, yo solo atine a decirle que cuanto hacia que no culiaba y él me dijo que como un año que por eso estaba tan cachondo. Estábamos retozando cuando quede paralizada al escuchar una voz que nos decía muy bonito, lo tenían bien guardado, y era mi primo quien aprovechando que estábamos concentrados en el polvazo entro a el cuarto y miro como me partían, luego me hizo reclamo que si acaso no decía que le dolía y que él había visto como gozaba. El amigo le dijo que bueno que ya estaba bien y que nos dejara sanos, pero él lo empujo y le dijo que era un mal amigo que como iba a traicionar la confianza que le había dado dejándolo quedar en esa santa casa, y el amigo le dijo que no se hiciera el bobo pues el sabia lo que el hacia conmigo todas la noches, yo estaba nerviosa pero a la vez y después de esa culiada muy caliente de ver como se peleaban por mi y tome la decisión definitiva y les dije que silencio que si querían que mis padres o hermanas se dieran cuenta, y agregue que ninguno de los dos era mi dueño y que yo decidía con quien estar y sacando mi estatus de putita les dije que había para ambos y los fui cogiendo de sus vergas y me arrodille frente a ellos y empecé a chuparles sus trolotas , que en un ya se pusieron duras y mande a mi primo que me la clavara mientras que yo trataba de mamarle el trozo a su amigo, me obedecieron como esclavos y me dieron unas cogidotas por la boca y por el culo inmensas, luego se turnaban y el amigo me hacia retorcer metiéndomela de una y abriéndome ese culo de par en par, mientras yo ordeñaba a mi primo sacándole toda su leche, no se cuantos polvos me echaron cada uno, lo único que se es que se fueron da ahí bien escurridos hasta que ya no se les paro mas, yo me sentía en la gloria, pues había pasado a otro nivel mis relaciones sexuales y me quede dormida repleta de leche tanto en el culito como en mi boca y todo mi cuerpo, que delicia dormir así y levantarse toda untada y pegachenta, que rico.
Al otro día me levante de primera para darme un buen baño con agua pues me había bañado pero en delicioso semen de esos toros y los mire tendidos en la sala, agotados y exhaustos tratando de recuperarse con sueño, me provocaba abalanzármeles encima y volverles a engullir sus toletes, pero ya escuchaba a mis padres en la cocina y me fui a vestirme para el colegio, durante el desayuno me miraban con agradecimiento y por debajo de la mesa me tocaban con sus pies, yo les sonreía, y mi madre rompió el encanto, cuando les pregunto que porque se veía tan cansados que si era que no había dormido y mi primo dijo que si pero que había tenido un hermoso sueño y empujo a su amigo a lo que mi mama acoto que si también soñaba ambos lo mismo y ellos dijeron mirándome que si.
Que vida la que llevaba yo plena de felicidad, contenta, dichosa, y sobre todo satisfecha sexualmente, que esa época era lo que mas me importaba y lo estaba logrando sin importar quienes me cogieran pues con el que me tocara, me entregaba toda, dispuesta a darle placer y a que me lo proporcionaran y ese día lo comprobé pues luego de esa magnifica noche doble, con mi primo y su amigo dándome manguera toda la noche, en el colegio no tuvimos dos horas seguidas y con mi chico lindo nos perdimos y en un salón abandonado, fueron dos horas en que me lo sacaba apenas para que yo le chupara su verga y me comiera toda su leche y volvía a clavármelo todo y yo disfrutaba de lo lindo, que cuando volvimos al salón se nos notaba la felicidad, por la tarde y como habían quedado que se quedaban un día mas inventando que les faltaba comprar algo, mi primo primero me dio una clavadita rapidita y me dejo mi boquita repleta de leche y su amigo en otro descuido de mi familia también me echo un polvito dándome su semen rico y dejándome limpiar su vergota, pero también dejándome ambos con ganas, pero mi consuelo era que ellos me dijeron que me daban la despedida por la noche, y así fue pues en bien se durmieron todos cayeron como abejas al panal y me la clavaron hasta por los oídos dándome sus chorros de leche rica varias veces y como la noche anterior también los mande agotados y yo realmente satisfecha. Que vida tan deliciosa.
Paso un tiempo en que solo me la metía mi chico lindo y eso de vez en cuando pues los momentos en que estábamos solos eran muy pocos y yo andaba cachondisima, lo cual me llevo a cometer un error que lo pagaría caro. Empezando le invente a mis padres que iba a hacer un trabajo con unas compañeras y que me demoraría un momento mas de lo común a lo cual a regañadientes me dijeron que si pero que no fuera a abusar y que tenia que ir acompañada de una de mis hermanas, a mis hermanas les dije que me ayudaran pues tenia que encontrarme con mi chico, pues estaba un poco bravo conmigo y necesitaba aclarar las cosas, ellas al verme toda preocupada, me dijeron que listo que ellas me hacían el cuarto, y en cuanto salimos del colegio, me dirigí a la casa de mi chico pues quería darle una sorpresa, el problema era que tenia que ir en transporte publico pues no tenia para el taxi y no me acordaba bien donde quedaba, pero mas o menos sabia que tenia que bajarme del autobús en una fabrica abandonada y luego subir por esa calle. Todo iba perfecto pero como me había vestido para la ocasión, bien sexi con minifaldita y sandalias y una blusita que dejaba ver mis téticas y mi ombliguito, un tipo se enamoro y empezó a molestarme a tratar de restregarme su pene en mi hombro y me hizo desconcentrar y cuando me di cuenta ya me había pasado de donde tenia que quedarme, al darme cuenta me apresure a bajarme del vehiculo , y ya en la calle me sentí desconcertada pues no sabia para donde coger, ande por ahí unas cuadras y le pregunte a una señora y me dijo que eso era detrás de esa fabrica y me señalo una edificación vieja y deteriorada que había frente a nosotros , también me dijo que lo mejor era que diera la vuelta porque por ahí era muy peligroso pues había mucho vago, yo iba a hacerle caso a la señora pero ya era tarde y decidí cruzarme por la edificación. Era una construcción antigua con salones que algún día estuvieron llenas de trabajadores pero que en ese momento estaba llena de escombros y era muy feo, iba pensando en salir de ahí lo mas rápido, cuando sentí que me tomaron de la cintura y cuando mire quien era se me helo la sangre, y lo recordé cuando me dijo que nos veríamos después, y trate de soltármele y fue cuando escuche la voz de él que dijo, muchachos vea a quien tenemos por aquí y al momento aparecieron otros cinco muchachos y comentaron, pero si es la putica del colegio que se salvo de que la claváramos y el mas grande agrego y que por su culpa no volvieron a dejarme entrar en ese puto colegio, a mi me temblaban las pierna tenia mucho miedo y trate de salirme del circulo en que me tenían pero el jefe me lo impidió diciendo que a donde iba, que yo tenia una deuda con el, y que había llegado la hora de que le pagara, yo le dije que no tenia nada de valor, que se quedara con mi celular, y que me dejara ir y que yo le conseguía algo de dinero, me arranco el celular de la mano y lo estrello contra la pared y luego me tomo la cara y me dijo que yo si tenia con que pagarle que no me hiciera la boba, y cuando me di cuenta los tenia a todos alrededor de mi, tan cerca que podía escuchar sus respiraciones, entonces el jefe me estampo un beso hurgando mi garganta con su lengua y mordiendo mis labios y cuando quise impedírselo sentí como me agarraron de las manos y me dejaron indefensa a despensa de todos y mi faldita y mi blusa y mi tanguita volaron por los aires dejándome totalmente desnuda, no podía decirles nada pues estaba paralizada por el miedo, y al no tener rechazo literalmente se apoderaron de mi cuerpo me metían mano por todos lados y el jefe no me soltaba la lengua y me la mordía causándome un dolor fuerte y alcanzo a rompérmela pues sentí el sabor a sangre y los vi cuando se apoderaron de mis téticas y uno de ellos se apodero de mi penecito y comenzaron a chuparme , mientras otros me metían sus dedos por mi colita abriéndome y escupían dentro y seguían metiendo sus dedos, cuando vi de nuevo pude ver que todos ya estaban desnudos y con sus vergas duras el único que faltaba era el jefe y el estaba concentrado en mi boca mordiéndomela y sus chicos seguían con sus manoseos, yo que había quedado paralizada por el miedo, al sentir todas esas manos sobre mi cuerpo buscando placeres ese miedo se empezó a tornar en placer y como estaba tan cachonda me entregue al vicio y comencé a devolver mordiscos y a tratar de agarrar vergas, ellos al ver que ya estaba sumisa me soltaron las manos y me arrimaron sus penes y escuche al jefe que decía, vean muchachos se los dije que a esta puta le gustaba, y agrego vamos a darle una mano de huevo que va a quedar de catre y me soltó la cara y empezó a desnudarse también, yo ya estaba en el cielo del placer que me daban todas esas manos y bocas en mi cuerpo cuando uno de los chicos me arrimo su pene para que lo mamara y cuando iba a metérmelo a la boca el jefe lo retiro diciendo que el seria el primero en todo entonces conocí lo que si era una verga de verdad, era un animal que doblaba a la de sus compinches, grandotota y gruesota con muchas venas y con una curva hacia arriba que le daban una forma de cacho pero con una cabezota enorme y me dijo, toma puta chúpame el tortolo y me lo puso en los labios pero su cabeza cubría toda mi boca y solo se la pude besar, entonces el me tomo por el cabello y me ordeno que abriera la boca y me cacheteaba, pero eso solo me excitaba mas y haciendo un esfuerzo me metí ese tolete en mi boquita y el jefe empezó a empujar y los otros me tenían la cabeza para que no la retirara y comenzó su bombeo en mi boca, yo estaba que me ahogaba pero el seguía empujando y sacando su enorme pito y me maltrataba apretando mis pezones con fuerza, sus dedos me pellizcaban inmisericordemente las punticas y otro chico me tenia casi la mano dentro de mi culito y yo no aguante y me vine dejando escapar mi leche y seguido sentí como el jefe exploto en mi boca llenándomela de semen que casi me sale por las orejas y le dijo a los otros que el que seguía, y otro pene se me metió en la boca pero el consuelo era que era mas pequeño, y se lo pude chupar mejor, metiéndolo hasta la base y luego lamiéndolo desde las bolas como me gustaba hacerlo el jefe se sentó en una silla vieja y ordeno a sus compinches que me llevaran y ellos me alzaron y me condujeron hasta donde estaba el jefe y cuando me pude dar cuenta su enorme polla estaba buscando mis entrañas, la sentía raspar mis paredes y escuche cuando me dijo que si me acordaba de lo que me había dicho ese día , y yo lo recordé y dijo te la voy a sacar por tu boca y al parecer como ese monstruo iba cavando mi agujero y lo iba a logra pues la sentía en mi estomago y seguía entrando hasta que sentí sus bolas que rebotaban en mi culo y me tranquilice y me relaje para que pudiera clavarme a su antojo, pues si el creía que me estaba torturando, estaba equivocado, pues lo que me proporcionada era placer inmenso, su bombeo era fuerte y mi cuerpecito subía y bajaba su falo como montando machín y las vergas de sus compañeros entraban y salían de mi boca dejándome su rica leche, y me golpeaban con sus penes en mis cachetes y volvían a llenarme la boca y yo me devoraba su lache con gran avidez, cuando sentí la explosión de semen mas grande en mi culo que casi me lo estalla, sentía su semen hasta mis riñones, pero sus bombeos no paraban y cuando escurrió el ultimo poquito de semen me la saco dejándome un vacío y le dijo a otro chico que me la metiera solo que no la sentía y me movía para sentirla pero el hueco que había dejado era muy grande y al darse cuenta me ordeno que me subiera encima de un chico que estaba acostado bocas arriba en unos cartones y que me clavara su estaca hasta el fondo y ni necesito repetírmelo, pues inmediatamente me la clave toda como decía y luego le dijo a otro que se hiciera por mi espalda y que también me la clavara y sentí como los dos penes me llenaron mi culito y para mi fue una sensación nueva el sentir como salía uno y al mismo tiempo entraba el otro, que delicia, era tan excitante que me vine varias veces y ellos taladraban mi culito turnándose de a dos en mi culo y mi boca de a uno yo solo trataba se gemir y otra verga me callaba y mi culo y boca nunca dejaron de estar repletos de leche que me la daban por montones. Pasaron varias horas en las que me sodomizaron sin contemplación, que para cualquier persona o chica que la hubiesen sometido a esos vejámenes, pudiese haber sido fatal, pero para mí estaba en la gloria y lo más increíble era que no quería que se acabara, lo disfrutaba cada minuto que pasaba o ansiaba una de esas vergas cuando no la metía nadie, cogía la que estaba mas cerquita y prácticamente lo obligaba a clavármela y al que mas deseaba era ese trosote del jefe, que también turnándose me la empujaba y como mi culito estaba tan roto que se hubiera comido un cohete, podía meterla de una como me gusta que la metan y me hacia retorcer de la felicidad que me producía sentir ese monstruo entrando con ímpetu en mi huequito, como tratando de destrozarlo , pero lo que lograba era que lo deseara mas y luego cuando sentía que se iba a explotar me la empujaba por mi boca casi hasta la laringe y me llenaba de rico semen que ansiosa consumía hasta dejarlo completamente limpio y en seguida buscaba otro pene para que lo remplazara. Me dieron con toda pero en lugar de dejarme subyugada, los que se iban desboronando eran ellos, pues ya varios chicos se retiraban y solo al rato volvían y después ya no volvían mas, dejándonos solo al jefe que al parecer era el que le quedaba mas cuerda y a mi que empecé a ponerme triste por que sentía que se estaba acabando y yo no quería que se acabara. Todos se fueron y el jefe solo quedo conmigo y me dijo que era una depravada ninfómana pues los que habían resultado violados eran ellos y que yo estaba enterita y con ganas de seguir culiando, yo me aferre a su cuello y lo bese apasionadamente y le dije que no quería que se acabara y que por mi podían sodomizarme el resto de mi vida y cogía su tortolo medio muerto y se lo reviví con una buena mamada y enseguida me la incruste hasta su base y fui yo quien montándome encima de él me le folle su polla, obligándolo a que me diera hasta la ultima gota de su elixir y al mismo tiempo logrando yo también un orgasmo delicioso que me obligo a recostarme en su pecho y a descansar un rato.
Que faena tan brava me toco realizar, pero era mas mi deseo y lo disfrute cada minuto que duro. El jefe me abrazo con ternura y me confeso que yo le gustaba mucho desde que me había visto por primera vez, que me seguía a donde iba, que sabia donde vivía con quien y quienes frecuentaba que tenia de novio al chico del colegio, que varias veces había tratado de abordarme por las buenas , pero que era muy inseguro para expresar sus sentimientos a alguien que le interesara, y entonces recurría a la violencia, pero solo lograba que lo odiaran y por eso era un delincuente, que vivía escondido como una fiera, yo recostada en su pecho lo escuchaba en silencio dejándolo sacar todo eso que tenia atravesado en su pecho y que tal vez nadie se paro a escuchar, en fin era un ser que nadie lo había amado nunca ni lo habían abrazado y luego me confeso que cuando yo le di ese beso como de agradecimiento y cuando lo abrazaba con tanto cariño eso le gustaba mucho y que tenia miedo de que yo no volviera a verlo, yo le tome su cara y lo obligue a mirarme y le dije que desde este momento el seria mi hombre, mi jefe, que cuando me necesitara, no mas era que me llamara y yo vendría enseguida, que de pronto me demoraba unos minutos en llegar pero era porque tenia que buscar una disculpa para mis padres, me beso suavemente como asistiendo y sentí mi boca rota y el lo noto y me pidió disculpas y dijo que no volveria a pasar, a lo que le conteste que no se preocupara porque eso era lo que me había gustado, que era tanta mi ansia sexual, que esa era la única forma de calmarla un poco y agregue que si a él le parecía bien, pues cuando quisiera estar conmigo trajera a sus amigos y que me rompieran como lo habían echo y me volteo a mirar y se reía, y me decía que era una linda y me besaba y cuando sentí su falo ya estaba durito y no lo dude un momento en tragármelo todo, pues quería volverlo a tener en mis entrañas y así lo hicimos bien despacito pero duro hasta venirnos bien rico y procedimos a buscar mis ropas y a ver que había quedado de mi teléfono, pero solo quedo la tarjeta buena y entonces el saco el suyo y le cambio su tarjeta por la mía y me lo entrego y que esperara llamada de el para ver como me había ido y me abraso y ya en la calle me acompaño a tomar un taxi y me dio dinero para pagarlo, yo lo abrace y lo bese con fuerza y nos despedimos.
La llegada a casa fue difícil pues mis padres estaban enojados y no era para menos pues ya eran como las 8 de la noche y supuestamente llegaría a eso de las 3 o 4 de la tarde, ya se habían acabado las coartadas de mis hermanas, y cuando me baje del taxi solo acate a decir que era que me había asaltado y me habían retenido por varias horas, en seguida la conversación cambio y mama me abrazo y me pregunto que si estaba bien, que si no me habían echo daño y pasitico me dijo que si habían abusado de mi a lo cual le dije que estaba bien y que no quería hablar de ello y que solo quería bañarme y dormir pues estaba algo agotada y estresada y subí corriendo a la buhardilla y cerré la puerta con seguro y me tendí sobre la cama a pensar solo en la verga de mi jefe que ahora era solo mía.                                                                                    
                        


Comentarios


Que rico relato, me hiciste hacerme de todo con mis pezoncitos, por mi rajita y con mi pichulita, pensando en tanto macho divino que te cogió y gozaste como buena putita. De veras k eres insaciable y te felicito por el relato y por ser asi mas mujercito k yo
perfil maikol18
Hola JANGEL la verdad me gusto to relato ya que creo es una fantacia de toda chica tv como tu y yo pero que rico es disfrutar el sexo de esa manera que haya entrega total y cuando encuentras a un hombre apasionado que te de todo sin medida la verdad no es necesario ser mujer biologica en ocaciones somos mas embras que cualquier otra y les damos lo que eelos siempre decan sexo anal soy TERESA EROTICA tu amiga besos bye
perfil teresaerotica
Solo una cosa mas en esa foto eres tu?
perfil teresaerotica


Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
3565

Categoria
Transexuales

Fecha Envio


Votos
2

Relatos enviados por el mismo usuario

3511 - RELATOS: MI PRIMERA NOCHE DEPLACER
3546 - RELATOS: CONOCI AMI CHICO LINDO
4450 - laboral
4451 - trabajando
4452 - pillada