El debut
( Relatos Sadomasoquismos )




El debut.

Siempre me dieron curiosidad algunas prácticas sexuales, pero ¿Cómo probar?, ¿A dónde acudir?. Pasó el tiempo y debido a mi trabajo, me fui interesando en otras variedades del BDSM como el Medical fetish, me daba mucho morbo al ver los videos.Me casé, mi esposa gusta del sexo, pero es clásica.
Un día le pregunté, que opinaba del BDSM, me dijo lo que sabía, látigos, lesbianas, cuero y que no se animaba que no era mazoca o sea que sabía poco o nada del tema.
Un día vi un aviso clasificado, “El Calabozo, sexo –extremo y bondage”, discreción absoluta, llame y consulte gratis más un número de teléfono.
Llamé y me dieron una dirección, una oficina normal, nada relacionado con sexo, pensé que me había equivocado.
Un hombre de unos 60 años, bien vestido, educado, me mira de arriba abajo y me pregunta, -“¿Viene por el aviso, de BDSM?”-, -“Sí busco algo de información”-.le respondo.
-“Bueno le explico, brindamos todos los servicios, ponemos el lugar y los profesionales, garantizamos el disfrute y la higiene total, las sesiones son grabadas para el cliente ¿busca algo en especial?”-pregunta el hombre.
-“Busco Medical fetish”-, le dije.
-“Se quedó pensando y dijo, sí podemos brindarle eso, tenemos unos pocos profesionales entendidos en el tema, deme unos días para concretar, ¿es para Ud, solo?”-.
-“No, con mi pareja”-le respondo.
-“¿Chicos para ambos, chicas o un chico-chica, un shemale?” preguntó mientras tomaba notas.
-“Somos pareja hetero, así que un chico y una chica será lo adecuado”-le respondo.
-“Bien, tengo que preguntarle el tipo de servicio, que quiere tomar, suave, intenso, total o el paquete entero premium”-.dice el hombre.
-“¿Premium?”. pregunté.
-“! Excelente decisión! , debo preguntarle si quieren tener sexo o solo el sado.”-
-“Se…sex, sí sexo ambos, pero un sado mas bien Light, dolor tolerable, nunca lo hemos practicado”-afirmé.
-“!Ah, son vírgenes!, les haré un precio especial, haberlo mencionado antes, les voy a pedir que traiga unos analísis médicos de ambos, cuando vuelva eligiremos un “Médico y Enfermera”, le cobraré por anticipado y le daré fecha, hora de la consulta de su mujer con el Doctor”-.
Le dejé mi número y me fui, me llevó 2 días convencer a mi mujer de hacerce unos análisis de rutina me fue muy difícil buscar un motivo convincente, pero como ella quería empezar una dieta eso sirvió.Fotocopié los resultados.
Una semana mas tarde me llama el “Señor Sado”, me citó a un bar céntrico, me pidió los análisis los examino y dijo, -“Bien,bien, estan sanos”-luego se los guardó, abrío un album de fotos de 8 chicos y me pidió que eligiera uno, busqué uno que sabía que le iba a mover el piso a mi mujer, fornido, morocho, ojos negros profundos, 1,80m y 22cm de dote, el hombre tomó nota y paso hoja aparecieron las chicas, vi una muy mona,senos grandes rubia,ojos claros de aspecto escandinavo.
-“Bien, han elegido a Fabricio y Grettel, el costo es xxxUS$, son 3 horas de consulta, tienen que asistir el Viernes 09, hora 19:00 a esta direccion, sean discretos y puntuales, ¡Que lo disfruten!”-.
Ahora los difícil iba a ser convencer a mi mujer de ver un “Médico”.Un par de días antes la lleve de tragos y bebió como cosaco, hizo mezclas, sintiendose mal al otro día, era Jueves así que le dije de llevarla al médico al día siguiente, a pesar de que insistió el que se sentía ya bien, me hice el preocupado y accedió.
Viernes 09 hora 17:30. Mi mujer como es usual en ella, se bañó, se arregló y vistió con ropa suelta fácil de sacar si hacía falta, como es normal que se haga cuando va a ginecólogo.
Luego salimos hacia la dirección indicada, un edificio de oficinas de 12 pisos y los del piso 12 decían solo consultorio sin mas, buscamos el 1202 y tocamos, una voz femenina atiende y decimos quienes somos y que tenemos la consuita hora 19:00, -“Si los esperabamos pasen y suban” el portero automatico se abre, llegamos al ascensor y subimos.
Delante dela puerta del 1202 decía, Dr.Fabricio Gomez, tocamos y nos abre una chica ataviada de enfermera con un trajecito que resaltaba sus curvas, saluda y nos hace pasar, mi mujer susurra, -“! Qué aspecto de trola!”, entramos era un consultorio normal a exepto de las paredes que estaban forradas con ese material que absorve los ruidos que se usan en estudios de sonido, todo lo demás era un escritorio,archivador, báscula,armario de vidrio,camilla ginecológica, lavabo y otras cosas propias de un consultorio.
Conocimos al Dr.Fabricio, a mi mujer se le caía la baba, susurrandome, -“¿De donde lo sacaste?! es guapísimo!”-.Tras presentarse el hombre le preguntó motivo de consulta, ella le respondió, él saca un consentimiento y se lo hace firmar a ella expilcandole que algunos procedimientos, pueden originar molestias.Ella firma, el ríe satisfecho, empecemos,le susurra a su enfermera, que apreta algún tipo de botón en la pared.
-“Señora , me cuenta que hace más de 6 meses que no se hace un chequeo, voy a examinarla, debe desnudarse”-Ella obedece se acerca al biombo y se saca la ropa quedando en sujetador y bombacha, el hombre la mira ríe y le dice, -“toda la ropa, la interior también”-mi mujer se pone tan colorada de la vergüenza que la enfermera le dá un bata de papel descartable, muy cortita para que se cubra.Al fin desnuda, le dicen de subir a la báscula donde la pesan y miden, 1-65,50Kg le dice la enfermera al doctor.
Veo desde mi rincón al lado del escritorio como el falso médico hace una representación de doctor tan convincente que me asombra no despertando dudas en su “paciente”, él le abre la bata dejando a la vista los grandes senos con sus pezones bordó (bordeaux), el los palpa y busca bultos, “Nódulos”, luego se dice que se acueste boca arriba en la camilla y abra la bata, ella obedece enseñandole su cuerpo blanco y desnudo, el la observa unos segundos como saboreando su labor.
Luego de revisarle articulaciones y reflejos le dice que se cambie a la camilla exploratoria, le explica que debe examinarla y hacerle unas pruebas, siendo necesario que la enfermera le rasure todo el vello del pubis para evitar infecciones.
Mi mujer no tiene otra opción que soportarlo mientras la enfermera con espuma de jabón y una afeitadora descartable le quita hasta el último pelo.
El “Dr” se pone unos guantes de latex tomando un aparatito parecido a un vibrador con un cable conectado a un PC, lo unta con vaselina y se lo introduce en la vagina, aparece una imagen en la pantalla supuestamente era una ecografía transvaginal y dio normal, saca el objeto y le dice a la enfermera.
-“Sonda y espéculo Nro 3” ordena el Dr.
-“Sí ensegida Dr.”-responde la asistente.
Acercan una mesita, sacan un gran espéculo de acero brillante y lo introducen en la conchita de mi esposa, mueven la manecilla, este se abre de a poco, hasta sacarle un gritito de dolor a ella al abrirle la vulva hasta casi entrar una pelota de tenis.
.”!Ah!”, gritó ella.
-“¿Duele?”-preguntó la enfermera.
-“Un poco”, respondió ella.
Luego la enfermera tomó un tubo de caucho de 20cm, descartable y estéril, una sonda uretral Foley, ubicó la uretra y la intodujo poco a poco, un par de quejas salieron de la boca de mi esposa sintiendo como el tubo tras provocarle ardor, avanza hasta provocarle intensas ganas de orinar y cuando el tubo llegue a su vejiga, orinará aunque quiera contenerse.
Juntará la enfermera la orina y le pasarán una tira de análisis, luego el Doctor me llamará para que observe de cerca, me muestra él cervix del útero de mi mujer, iluminando con una linterna, luego toma un instrumento llamado histerómetro (una varilla de acero lisa y larga), lo introduce en el cervix, sacándole a ella un par de gritos cortos de dolor.
-“12cm”le dice a la enfermera.
Tras quitarle la sonda y el espéculo, le dicen que debe darse la vuellta, ella pone cara de duda y el Dr le explica, -“Debo examinarle el recto en busca le pólipos pero se debe limpiar mediante enema”-.
-“¿Qué me van a meter por…?”, pregunta preocupada.
-“Sí , es necesario Sra”, responde él.
Mientras la enfermera ya había traído, la jarra y el irrigador, luego que la paciente resignada se pone en posición le intoducen el irrigador y abren la llave de paso.
Solo pararán cuando ella chille y pida para ir al baño, donde vaciará todo el litro introducido, limpiado sus intestinos.
Mientras ella está en el baño, sonrío y le digo bajito a la enfermera, -“Te ves muy bien, con este trajecito”-.
-“Gracias, soy verdaderamente enfermera, pero “esto”, me dá más”-responde riendo.
-“¿Mucho trabajo?”-pregunto.
-“Hoy no, son ustedes la única pareja, los estábamos esperando”-.
Mi mujer sale del baño, avergonzada por haber ido de cuerpo, vuelve a la camilla donde sube y espera, el “medico” le introduce una especie de especulo largo y fino en el recto, luego conforme lo retira.
La enfermera se acerca con dos paquetitos, los abre sacando de ellos dos balas de glicerina, supositorios que le seràn introducidos, desapareciendo en su interior.
-“Ahora le vamos a poner un par de inyecciones para que se sienta mejor , son vitaminas, le ayudarán”-le dijo a mi mujer.
Ella miraba preocupada como rompían dos ampollas llenando dos jeriguillas con un líquido rojo sangre, le desinfectarán los glúteos, segundos más gritará -“Hayyyyy”-al sentir dos pinchazos y la sensacíon dolorosa de entrada de un líquido en sus nalgas.
“Bueno ahora le haremos unas pruebas de tolerancia, es importante, la sujetaremos para que no se lastime y le pondremos un monitor cardíaco, gírese por favor, póngase boca arriba”-
Tras hacerlo es sujetada por los brazos a la camilla, sus piernas inmovilizada, con electodos en el pecho, luego de hacerlo encienden una vela y van vertiendo cera caliente en zonas sensibles, haciendolá gritar, se agita, -“! Hayyyy, quemaaaaa!”-grita, mientras la llama se acerca peligrosamente a sus pezones.Otro intrumento aparecerá en escena uno más misterioso, una pequeña cajita con dos cables terminados en pequeñas pinzas, la cajita tiene un potenciometro y un botón.Mojan los pezones con una esponja les ponen las pinzas y presonan el pulsador, un grito femenino -“Hay”-, una contracción dolorosa, mueven el potenciometro otro pulso y un -“Hayyyyyyy, duele mucho”- grita ella.
Le mojan la vulva, ella lo intuye, “No ahí no por favor Doctor, duele”, haciendo caso omiso a su ruegos ponen las pinzas, dos pulsos dos desgarradores -“Haaaaaayyyyyyyyy”-.
-“Bueno eso es todo, tiene buena resistencia al dolor y un corazón fuerte, ahora viene la parte agradable, ahora mi asistente la va limpiar”-explicó él.
Desataron a mi mujer que con un pañuelo se limpio las lágrimas y el maquillaje corrido.
Luego la enfermera trajo un frasco de plástico de litro, una crema corporal de coco y almendras con un olor muy dulce, extremadamente penetrante y fuerte.Con una esponja lava con delicadeza el cuerpo de mi mujer, quita los restos de cera.Luego unta el cuerpo con la crema y suavemente con caricias le unta el cuerpo, ambas mujeres se excitan, las manos de la enfermera están en la entrepierna de mi mujer,recorren cada rincón, el ambiente se llena con ese olor a crema.Le susurra que se de la vuelta, mi esposa lo hace y siguen los masajes, ella gime le gustan esos masajes.El Dr se acerca con un consolador en la mano, lo introduce en el coño de su paciente, lo enciende, ella empieza a gemir, unos minutos más y se empiezan a escuchar tímidos,-“ ¡Ah,ah,ah!”-, que se harán mas intensos y fuertes a medida que pasan los minutos, hasta la llegada de un intenso orgasmo, -“!Ah…ah…Ah,aaaaaaaahhhh!”-.La enfermera me llama, nos ponemos delante de la cabecera de la camilla hacia donde mira mi mujer, ella se desnuda y me desnuda, practicamente me obliga a hacerle el amor delante de mi mujer, apoyada hacia adelante en la camilla esa rubia imponente me ofrece su cola, mientras mi mujer masturbada por el hombre llega al orgasmo.Fabricio se desnuda mostrando una verga enorme que mi mujer no ve, mientras mi mujer me mira fornicar a Grettel, siente como el rígido vibrador es sustituido por otro mas cálido y grande,este entra y sale con mas violencia separando los labios de su vulva.Grettel ríe excitada, paramos de coger, desnuda corre a un rincón y trae un espejo de 50x40 y lo pone en la cabecera de la camilla, por el reflejo mi mujer descubre que el guapo Médico la está penetrando,se la esá cogiendo, está tan excitada que no le importará no lo razonará de inmediato, puede sentir la respiración agitada del hombre y unas grandes manos que le toman de las caderas, gozando llega a otro orgasmo abriendo la boca cerrando los ojos convulsivando de placer, mientras penetro a Grettel por su coñito, cuando estoy a punto da correrme dentro de ella, saca mi verga, se agacha y me hace derramarme dentro de su boca, siguiendo mamando hasta que me dolió.Luego relamiendose mi leche en su boca, me besa los labios, me dice -“Estoy en el descanso de las pastillas,estás rico pero no quiero un BB tuyo, esta vez no pudo ser dentro”-.
Mientras mi mujer llegaba a otro intenso orgasmo y el le regalaba una descarga interna de caliente semén, quitaría su verga para luego penetrarla analmente, hasta correrse dentro.
Luego el hombre con total naturalidad se vestiría dando indicaciones a Grettel que “Limpie” a mi mujer.Mientras a mi mujer le lavan la rajita de semen con suero, el “Medico” dice.
-“A reaccionado muy bien al placer, creo que está en buena forma, puede vestirse hemos terminado, le haré un bono para su próxima visita trimestral”-
Mi mujer no sabía que decir, mientras una toallita le limpiaba semén que quería escapar de su ano.Se vistió, perpleja, asombrada…pero sexualmente satisfecha.Tomé el papel del “Medico” y nos retiramos, deje atrás a una sexy y sonriente Grettel.
Mientras bajabamos en el ascensor, mi mujer habla, ¿Me cogió el Médico, me duele el culo y tengo aún su semén corriedome dentro, que fue todo eso?, le doy entonces el panfleto publicitario lo lee y exclama, -“¿Pagaste para que me cogieran?”-
-“Sí, era la única manera que probaramos algo diferente”-le dije.
Por una semana enojada no me hablo, un día solo me dijo, -“! Me gustó!”-.
-“! No me lleves más engañada a ningún otro lado!” regañó.
Ahora probamos muchas cosas sin temor y comentamos como realizar nuestras fantasías sexuales.FIN





Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
3670

Categoria
Sadomasoquismos

Fecha Envio


Votos
0