Dulce Venganza
( Relatos Cuerno )




Dulce Venganza.

Dulce es la venganza,
sobre todo para las mujeres.
Lord Byron

Con mi mujer nos llevábamos bien, sexualmente tradicionales sin mucha pasión, tal vez por esto caí en brazos de la lujuria y el engaño.
Joana es una chica morena, auxiliar de limipieza de una empresa, subcontratada por la empresa en la que trabajo.La chica era simpática…demasiado.Manifestaba que le gustaba y esto se fue poniendo más y más caliente a tal punto que no escondía sus expresiones a nadie, tampoco le importaba que yo fuera casado, eso me recalentaba.
Un día le tocó limpiar el departamento donde yo trabajaba, a mí se me hizo tarde y nos encontramos.
Cerré la oficina con llave y le dije que quería hablar con ella, la encaré le robé un beso y eso desencadenó la pasión contenida, le desabroché el uniforme, le arranqué el brassier, besé sus pechos, le baje la tanga y la empujé sobre el escritorio, cojiendola con desesperación y tapándole la boca con su tanga para que sus gemidos y jadeos no fueran escuchados en todo el edificio.
Tuvimos cinco encuentros sexuales, baje de peso 3 kilos en un mes, ella era toda una gata, no había que enseñarle nada, llenados uno del otro fuimos perdiendo el ínteres ya que ella sabía que con mi mujer tenía una historia de años, la quería y no la iba a dejar.
Dejamos de vernos a menudo, las pocas veces que me cruzaba con Joana ella no perdía las esperanzas ofreciendose a echar un polvito que yo negaba.
Pasó el tiempo, meses, un día a la noche, cenando con mi mujer ella saca un tema sobre infidelidades y parejas, amigos que se han divorciado.
-“¿Qué harías si descubres que te soy infiel?”-, me pregunta ella.
-“! Vengarme ¡”-, le respondo.
-“¿Pedirías la separación luego?”-, pregunta.
-“Depende…si descubro que solo es sexo, lujuria y no hay sentimientos, no, te amo y te perdono eso, pero si hay sentimientos involucrados…ya sabes”-, le aclaro.
-“!Aja¡ interesante respuesta, hummm, no lo había visto por ese lado”-respondió pensativa.
No volvimos a tocar ese tema.Quince días después, un sábado, mi mujer en la noche se viste muy sexy , unas calzas muy ajustadas y una blusa con un gran escote.Prepara la cena y comiendo le pregunto porqué se vistió así.
-“Tú come tranquilo, luego te explico”-dijo.
Terminé de cenar y me empecé a sentir mal, mareado como ebrio, mi mujer me ayuda a incorporarme me lleva al dormitorio, abre un puerta y me mete dentro, pierdo el conocimiento, cuando lo recupero, estoy atado de pies y manos, tapado con ropa, solo la cabeza tengo descubierta, me han amordazado y metido dentro del ropero del cuarto la puerta esta un poco abierta pero veo todo el dormitorio.
Me asusto y pienso en copamiento, ladrones,!mi mujer sola¡pero veo a mi mujer tranquilamente ordenando el dormitorio, se maquilla y pinta, pone a enfríar un champagne.
Luego viene hacia el ropero, me ve y exclama, -“!Ah, has despertado ¡, que voy a hacer, divertirme un rato como tu lo hiciste, esperamos visitas y tú tendras el gusto de verlo todo además he puesto la sony grabando encima del ropero, como tu hiciste”-luego me muestra un videito de Joana desnuda que había gravado en mi teléfono y ella descubrió.
-“!Mmmmmgggggggg¡”, trato en vano de explicarme.
Luego ella, me muestra un aviso, -“Estos son nuestros invitados”- me dice.
El aviso decía,-“ Karina 31 años busca chica para compartir su marido, Paolo 33 años es insaciable y muy bien dotado, mandá tu foto al…y te llamaremos”-.
Yo quería hablar y no podía, tocan al timbre deberían ser como las 00 o 01, siento voces, luego risas , durante 15 minutos los oigo hablar.-“¿Donde dejamos los abrigos?, pregunta una voz, mi mujer responde, -“Hay un perchero en el dormitorio”-.
Dos figuras entran en el cuarto, una mujer pelirroja, cubierta de pecas, buen cuerpo, delgada, 1.70 cm, acompañada de un hombre moreno 1.80 fornido con grandes tatuajes, carne de gimnasio.
Luego la peliroja grita a mi esposa, -“Trajimos unas cositas”-, dejando un pequeño bolso en el suelo.Abandonan el recinto, escucho música tropical, salsa estan bailando, pasará una media hora.Entran los tres en el dormitorio y ponen la misma música que había en el living, veo que vienen tomando champaña y ya están alegres.
El tipo se sento en mi sofá del dormitorio y mi mujer empieza a bailar salsa improvisando un streaptease, Karina ríe a la par de Paolo, la otra mujer se une al baile, mientras se despojan de su prendas, mientras Paolo saca de su bolsillo lo que parece ser la archiconocida píldora azul e ingiere un par con un trago de champaña, el hombre no quiere dejar de satisfacer a ninguna.
Ellas ya yacen solo con sensuales conjuntitos de ropa interior una con rojo y mi esposa con negro, se abrazan y veo el primer beso dado por mi mujer a otra semejante, algo nuevo para mí, Se acarician y se acercan se insinuan a Paolo, acercandole las nalgas a se cara luego los senos, Karina empuja a mi esposa sobre la cama, mientras Paolo ya sufre los efectos de lo ingerido y se desnuda dispuesto a dar guerra a las dos chicas cachondas.
Su cuerpo tiene un 50% de tatuajes, una es una bandera de Puerto Rico, su pene…es enorme un soberbio cipote de 23 cm, erecto ya, mira al cielo como cañon derrivando avión.Saca su teléfono y saca un par de fotos a escondidas.
Se acerca a la cama y ayuda a desnudar a mi mujer, tirando de su tanga y Karina del sujetador, una vez desnuda le abre las piernas y observa su rasurado pubis, su coño todavía joven apretado,cerradito, mete sus dedos, sacandole un gemido, la masajea hasta obtener humedad en sus dedos, logrado esto sumerge su boca en el sexo de mi señora y lo lame, introduce sus lengua lo saborea.Su mujer apoyaba sus entrepiernas sobre la boca de mi esposa está movía el hilo del tanga y jugaba con su lengua en la concha de Karina.
Karina ha bajado de la cama y ha desnudado su cuerpo, cubierto de pecas, recoje el bolso, lo abre y saca para sobre la cama unas cosas.
Paolo a aterminado con el coño de mi mujer, ahora le lamía todo su cuerpo, tomaba un vibrador de sobre la cama y se lo introducía a la vez que le mordizqueaba los pezones, mi mujer ya gozaba emitiendo pequeños gemidos, luego dejó que mi mujer se masturbara sola mientras él fornicaba con su pareja.Tras minutos llegarían los primeros orgasmos de los extraños, hasta que el chico derramaría su esperma dentro de su pareja.El saca su pene sucio de semen del coño de su mujer que chorreando va al baño.Pero el pene de Paolo se lo lavará mi mujer con su boca, tomándose los restos de leche pegados al prepucio, con su lengua le lamera todo el cipote desde el glande al perine, tan efectivo fue que logra de él otra erección.
Ella se pone con su colita en pompa, abre sus piernas y mira hacia atrás, deseando, esperando su venganza, él recoge un paquetito de sobre la cama, es un forro, mi mujer al verlo le dice, -“Paolo eso es innecesario tomo píldoras”-quiere fornicar a pelo, el chico pregunta, -“¿Segura?”- y la respuesta de ella no se hace espererar, -“!Sí¡”, mirando hacia la oscuridad del armario entreabierto donde yo me encuentro, yo trato de gritar, impedirlo, pero la mordaza con la música lo hacen imposible, ella no toma píldoras es alérgica a los estrógenos podrá quedar preñada del moreno delante de mis ojos.
El apunta su calvo glande a la vulva de mi esposa, esta cede la entrada al enorme cíclope de 23 cm que la invade, entra mientras con expresión de gozo me mira, con violentos movimientos de cadera la penetra, la cama chirría, el hombre suda y mi mujer gime.Luego tomó un dildo de sobre la cama y se lo introdujo, lo empujaba con golpes de cadera,más y más.
Llegará a un violento orgasmo, tanto gritó que excito a Paolo, -“!Ahhhhhhhh, ya viene, hummmm…aaaaaaahhhhhh!”, un grito de venganza.
Karina hacia un rato que tomaba fotos sin que mi mujer se enterara, Paolo llega al climax, un gran grito, “¡Ohhhhhhhffff!” una gran exalación, acompañada de una descarga caliente, húmeda, abundante, al sentirla aceleró la llegada de ella a otro intensísimo orgasmo, gritando, -“Siiiiiiiiiii, dámela toda, bien adentro”-, ríe y le da dos azotes en las nalgas, retira su cipote, dejando a la vista un gran dildo llenando su culo y una desbordada rajita, blanca…Karina grita,-“Esperen una fotito para el Facebook”- mi mujer grita, -“!Espera, no abre la mesa de luz, que hay un antifaz de carnaval y dámelo, no quiero que salga mi cara al descubierto!”, se pone el antifaz y le sacan unas fotos inseminada por Paolo, pensando mi mujer que eran las primeras.
Karina deja de tomar fotos y hunde su boca en el coño de mi mujer bebiendose la leche de Paolo que chorreaba.La deja limpita mejor que el mas efectivo bidet.
Mi mujer hace lo mismo con la verga de Paolo es tanto lo que juega con el falo que obtiene una pequeña descarga del precioso fluido blanco, entrando en su boca, salpicando su cara y pelo.
Este hombre debería estar intoxicado por el Viagra, gran corazón debía de tener, pues a los minutos estaba empalmado, su mujer y la mía se turnan como en un tiovivo, montandolo al caballito varias veces, moviendo las caderas riendose y peleandose a ver a cual le tocaba.No le dejan quitarse el dildo que le llena el culo.
Entonces Paolo le dijo a mi mujer que se pusiera en cuatro, ella abrio sus piernas apronto su coño, masturbó su clítoris, pero la verga del hombre buscó otra entrada, quita el dildo y mete uno mucho mas grande de carne, ella gritó, -“¡Hayyyyyy!”, él con miedo a lastimarla preguntó -“¿Paro?”-, -“!No, nunca lo he hech…¡”,aclaró ella.
Sorprendido él preguntó, -“¿Eres virgen?”- obtuvo otra sorprendente respuesta, -“Sí, pero ya no quiero serlo”-dijo ella.
Entonces el empujo, ella mordió sus labios y aguantó estoicamente el encule, hasta que su esfinter dilató, la verga entró toda y el dolor cedió.
Desvirgada yá, me miró y sonrió, mientras sonaba el ruido de las caderas de él envistiendo contra las nalgas de su cola, cesó al gruñir él y descargar su jugo dentro del culo de ella.Los proximos 30 minutos fueron conversación, risas y caricias entre los tres.
Eran las 5 de la mañana despuntaba el amanecer, ellos ya hablaban de irse y lo bien que lo habían pasado, pero Paolo quiso hecharle a mi mujer otro polvito antes de despedirse, ella acostada sobre la cama, abrío sus piernas, mientras apreciaba su conchita se relamía mordía sus labios, luego la penetró profundamente y ella lo atrapaba con sus piernas,él parecía querer meter todo su cuerpo dentro de ella, se besaban apasionadamente, gozaron uno del otro hasta consumar otra vez el coito, el acto carnal entre amantes, brillando por el sudor, llegarón mutuamente al orgasmo, lo gritarón juntos, él la lleno hasta los ovarios ella recibió de buena gana la descarga, abriendo bien grande las piernas para así su vagina captar todo y no derramar nada.
Karina miraba sonreía y aprobaba la fantasía cumplida de su hombre.
Luego ellos se vistieron, apagan la música y se fueron no antes de decir: -“Quédaté y descansa, ya conocemos la salida, estuvo fabuloso llámanos y repetimos en casa, lástima que tu marido esté de viaje a Karina le hubiera gustado conocerlo y jugar con él, por las fotos que vió dice que es guapo”-.
Mi mujer se levanta y viene hacia mí, sucia, despeinada con ojeras de la agitada noche,veo como el esperma deja una linea blanca a lo largo de sus piernas , también se ve pegoteado en su cabello.
Yo lloro de bronca impotencia, arrepentido, ella me desata, me abraza con su tibio cuerpo, me consuela y me besa, sus labios saben a esperma, hago el asco a un lado y no rechazo el sincero beso.Luego ella dice, -“Creo que se me ha ido esto un poco de las manos,me entregué a la lujuria, hasta me desvirgaron el trasero, fué demasiado para tí”, mira su entrepierna chorreante y me dice, -“La he cagado, acompáñame mañana a un médico”-.
La venganza es un plato que se come frío(Les liaisons dangereuses S.XVIII).
Por suerte dos fuertes inyecciones evitaron un embarazo y no se detectaron infecciones venereas.Lo único malo las fotos de facebook, solo dos con antifaz las otras a cara descubierta, pero solo lo ven los amigos de Karina y Paolo (espero no sean muchos).
Nuestra relación ha mejorado y cuando nos gusta alguien de afuera no pensamos de a dos sino de a tres.Ando con ganas de llamar a Paolo y Karina y ofrecerles ver en pantalla grande la grabación que hizo mi mujer.




Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
3732

Categoria
Cuerno

Fecha Envio


Votos
0