El viaje
( Relatos Confesiones )




soy Yolanda, estoy casada y tengo 25 años, el echo que cuento hace como un año que
ocurrió, mi marido y yo tenemos por costumbre pasar las Navidades con mis
suegros en el pueblo, el año de este echo, como siempre también nos iríamos con
ellos al pueblo, pero mi marido este año tenia que trabajar hasta el mismo día
24, por lo cual no podíamos ir hasta casi la hora de la cena, mi suegro se
ofreció para venir a recogerme a mi con el fin de que ayudara a mi suegra con
los preparativos, pues no tienen hijas ni mas nueras que le puedan ayudar, pues
mis cuñados están solteros.


Unos días antes de Navidad, mi suegro vino a recogerme a mi,
y a eso de las 5 de la tarde decidimos ponernos en camino pues teníamos casi 4
horas de viaje, nos pusimos en camino y cuando llevábamos mas o menos la mitad
recorrido, el maldito coche se averío, mi suegro se acerco a una gasolinera que
acabábamos de pasar a ver que podían hacer, los empleados llamaron a un mecánico
de un pueblecito cercano y vino con una grúa, reviso el coche y dijo que tendría
que llevarlo a su taller, pero que hasta la mañana del día siguiente no podría
repararlo, mi suegro dijo que bueno que si no avía otra solución, nos marchamos
con el al pueblo, y como tendríamos que pasar allí la noche fuimos al único
hotel que avía, nos dijeron que por las fechas que eran no.

tenían habitaciones libres, ellos mismos nos dieron la dirección de una casa en
la cual se dedicaban a alquilar habitaciones, pero como la mala suerte nos
perseguía ese día, solo les quedaba una libre y con una sola cama, mi suegro
dijo que nos la quedábamos, que el dormiría aunque fuese en el suelo, pero yo
por lo menos lo aria en una cama, nos dieron la llave y menuda habitación, tenia
una cama de 105, un lavabo, una silla y un pequeño armario, solíamos a cenar algo
en algún bar, y enseguida regresamos a la habitación, pues no teníamos nada que
hacer allí, además hacia un frío de espanto en el maldito pueblo, con la
preocupación de la avería ni nos acordamos de sacar, las maletas del coche, (por
lo cual no teniamos pijamas), le dije a mi suegro que saliera un momento para
desnudarme y acostarme, pues tenia que dormir solo con la ropa interior, salió y
cuando estuve acostada y tapada le dije que podía pasar el entro, cogió una de las
mantas y sin desnudarse, se tiro en ella y se acostó en el suelo.


Cuando llevábamos como una hora acostados, yo lo oía dar
tiritones, (pues estaríamos por lo menos a 3 grados bajo cero), pense que iba a
coger una pulmonía, lo llame y le dije que se acostara en la cama que allí se
iba a poner malo, el dijo que no que se sentaría en la silla y por lo menos no
tenia el cuerpo en el suelo, yo insistí y al final acepto, se acostó con la ropa
puesta, pero al final decidió quitársela pues así era muy incomodo dormir, se
acostó echándonos la espalda pero tenia metido el frío en los huesos y no paraba
de temblar.
así es que decidí darle un poco de calor con mi cuerpo, me volví, y
le ice como se suele decir de cucharita, arrime mi cuerpo al suyo todo lo que pude
para trasmitirle mi calor, en esta posición estuve hasta que dejo de temblar, me
di la vuelta para tratar de dormir un poco, al momento el también se volví hacia
mi quedando en la misma posición que yo estuve antes con el, pense que tendría
frío otra ves y lo deje así, yo me quede dormida pero me desperté sobre saltada,
pero sin moverme, el me avía pasado el brazo por encima, y me agarro una teta
por encima del sujetador, pense que el también estaría dormido, (quizá soñando
con su mujer), a si que lo deje, y trate de dormirme otra ves, pero no podía
pues el no paraba de mover su mano sobre mi teta, (a mi esto de que me toquen
las tetas me pone a cien y mas que las tengo muy sensibles).


El seguía igual, con el masaje en mi teta, al momento la
retiro, yo creí que se había dado cuenta de lo que estaba haciendo y lo dejaba,
pero no, lo que izo fue soltarme el sujetador, volvió a pasar el brazo por
encima y apartando el sujetador me las toco a pelo, yo no sabia que hacer, pense
que no era cuestión de montar el numero, (bastante aviamos tenido ya por este
día), como yo no protestaba siguió, y hasta estaba haciendo que me calentara, se
atrevió a mas, se acerco a mi culo todo lo que pudo, (note el bulto que hacia su
polla dentro del calzoncillo), el cada ves se apretaba mas contra mi y se movía
culeando como si me estuviese follando, (tuve que coger el pico de la almohada y
morderlo para con tener el gusto que esto me estaba dando).
quito la mano de mis tetas y se retiro, pense que ahora que me estaba gustando el había decidido
dejarlo, pero no, lo que izo fue quitarse los calzoncillos, con la mano me
empezó a tocar el chocho por encima de las bragas, y después las aporto hacia un
lado, y me paso los dedos por el chocho e incluso me metió uno dentro, (si
seguía así me iba a correr), después me acerco la polla a la entrada, me la paso
a lo largo unas cuantas veces, con el capullo busco la entrada lo paso varias veces
su líquido y el mío se mezclaban, y me lo metió, cuando tuve el capullo dentro, yo
empuje hacia atrás sacando el culo para facilitar la entrada y el hacia delante hasta
que me la metió toda, me estuvo follando un rato, y yo mordiendo la sabana me corrí
y el no tardo mucho mas que yo, también se corrió, me puso el chocho empapado
con su leche, me la saco y se dio la vuelta, ninguna de los dos durante todo esto dijimos
ni palabra, me lleve la mano hasta el chocho, y recogí la leche que salía, y me limpie en la sabana.


Como quede muy satisfecha, me quede profundamente dormida, y
no me di un cuenta cuando se levanto, a las 10 de la mañana, vino a recojerme,
pagamos la cuenta, y nos fuimos a desayunar, durante el desayuno me dijo lo afortunado
que era su hijo por tenerme, cuando terminaron de reparar el coche
nos marchamos, e incluso hicimos una parada en un lugar solo para hacerlo, yo nunca sospeche
que pudiera atraer sexualmente a mi suegro, pues siempre me trato con respeto, y desde que
ocurrió esto, y hasta ahora cuando se antoja vamos al hotel y lo hacemos hasta dormirnos.

Foto 1 del Relato erotico: El viaje

Foto 2 del Relato erotico: El viaje

Foto 3 del Relato erotico: El viaje

Foto 4 del Relato erotico: El viaje

Foto 5 del Relato erotico: El viaje


Comentarios


Muy bueno el relato y en hora buena por lo que continuó y continua con tu suegro. Cierto es que tu pareja tuvo mucha suerte de encontrarte, estas riquisima.
perfil joanalo88
pues con tan bella hembra a tu lado como no si eres las de las fotos afortunado el suegro eee buen relato.
perfil gegeemilio
mmm...!! que bien que estás..!! con ese cuerpo se la hacés parar hasta un muerto, nena...muy buen relato...
Perfil no contiene imagen


Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
3974

Categoria
Confesiones

Fecha Envio


Votos
3