Sin querer provoque que el Taxista se la cogiera
( Relatos Dominacion )




Este relato es una experiencia algo inquietante de mi esposa, de la cual me entere despues de unos meses....
Mi mujer y yo tenemos una relacion sexual muy satisfactoria, ella es muy apasionada en la cama y no tiene ningun recato en pedir que me la coja de todas las formas que pueda.
A pesar de ello hace un tiempo nuestra relacion entro en una especie de aburrimiento y monotomia, lo haciamos a diario pero al final quedaba un ligero vacio en mi y deseaba poder darle mayor deseo a esas noches de sexo.
Un amigo me comento un dia que el se habia comprado unas pastillas que eran para exitar a las hembras (de animales) pero que en una dosis pequeña provocaban que una mujer se pusiera cachonda al grado de que era capaz de cualquier cosa para saciar sus ansias.
Me ofrecio una para que la tuviera por si algun dia queria probarla con alguna chica que me gustara y claro que la acepte por si acaso...
Estuve pensando en comentarle a mi esposa que la probaramos pero se me ocurrio que podia ser la oportunidad de darle un calenton a nuestra relacion y decidi organizar una noche de lujuria para los dos sin comentarle a ella sobre eso.
Aproveche que se iba a atravesar un puente largo el fin de semana y le comente a mi esposa que nos iriamos de paseo a un balneario en Hidalgo, le propuse que lo manejaramos como un encuentro casual entre dos amigos para darle un toque de emocion a nuestra relacion.
El plan era que nos compraramos ropa sexi por separado sin mostrarnosla hasta ese dia, ella se iria primero al hotel del balneario y yo llegaria despues llendome del trabajo hacia el hotel.
Decidi poner las pastillas en un frasco de medicina, era para el dolor de cabeza y la llevaria con el pretexto de que mi esposa se marea con el viaje en auto y a veces le duele la cabeza.
Ese dia yo me fui a trabajar en el carro como siempre, me lleve la maleta ya preparada pero se me olvido echar el frasco con las pastillas, cuando me di cuenta tuve que pedirle a mi esposa que ella se las llevara, de cualquier forma si se tomaba una en el camino no habia inconveniente ya que yo llegaria a darle lo que necesitara, ademas mi amigo me comento que su mayor efecto era despues de unas 2 horas de tomarlas asi que yo llegaria cuando ella se encontrara ansiosa de que me la cogiera.
Ella se fue por la tarde a la central de autobuses pero tuvo el inconveniente de que habia caido una lluvia muy intensa y el trafico estaba a vuelta de rueda.
Me llamo para decirme que habia llegado tarde y el autobus ya habia salido ademas debido al exceso de lluvia las corridas habian sido retrasadas y el proximo autobus salia en 2 horas.
Yo estaba atorado en la autopista debido al trafico y no era buena idea regresar por ella, tampoco deseaba cancelar ese encuentro, estaba muy exitado de pensar en la reaccion de mi esposa al medicamento.
Lo mejor que se me ocurrio fue decirle que tomara un taxi desde ahi sin importar lo que le cobraran, total un fin de semana de lujuria valia cualquier precio.
Ella tomo un taxi y el taxista le comento que la autopista estaba muy congestionada debido al puente y al exceso de lluvia que habia caido pero que conocia un camino por la carretera Federal, estaba mas largo y el camino era con muchas curvas pero como era a traves de los cerros era poco transitado y podian llegar mejor por ahi, ella accedio y se fueron.
La autopista era un caos, varias partes estaban inundadas y avanzabamos muy lento, yo comence a desesperarme ya que llevaba una hora y todavia faltaba mucho para llegar al balneario.
Mi esposa me conto que el taxista era un señor un poco mayor que yo, algo fornido y muy platicador, el camino por el que la llevaba estaba muy descuidado y el carro se sangoloteba mucho, ademas las curvas eran muy pronunciadas y el viaje comenzo a incomodarle.
Me conto que como a la hora de camino se comenzo a marear y sintio un pequeño dolor de cabeza, se acordo de las pastillas y sin pensarlo las saco para tomarse una, no llevaba agua y el taxista le ofrecio una Coca-cola que llevaba para que se tomara el medicamento, ella se tomo una pastilla y media Coca-cola y continuaron su camino.
Despues de una media hora se les poncho una llanta por lo que el taxista se bajo del carro y le pidio que se bajara para que pudiera alzar el carro sin riesgo ya que el gato que traia estaba algo viejo, dice que hacia mucho aire y algo de frio ya que ya estaba oscureciendo. Cambiaron la llanta y continuaron el viaje.
Me conto que el viaje continuo por unos cuarenta minutos mas y que ella empezo a sentir un mareo un poco raro, se sentia como si estuviera algo tomada y sentia un calor y un cosquilleo por el cuerpo, penso que se iba a enfermar por haber salido del carro al frio y le comento al taxista, el le dijo que tal vez era principio de un resfriado y le ofrecio una pastilla antigripal la cual se tomo con el resto de la Coca-cola.
Me cuenta que ya estaban cerca del balneario, este estaba entre los cerros en una zona boscosa, ella ya se sentia muy rara, recuerda que estaba euforica, sentia una alegria muy intensa y a la vez se sentia deseosa, queria que yo estuviera ahi para cogerla como nunca, y me comenta que bromeaba abiertamente con el taxista.
Me dijo que de momento el carro comenzo a jalonearse hasta que se paro, dice que sin pensarlo y en plan de broma le dijo al taxista "No me digas que ya se te paro", el le contesto "como no quiere que se me pare cuando vengo con una mujer tan bella como usted", ella se sonrio y el bajo y levanto el cofre del carro, me cuenta que estaban orillados y estaba muy obscuro debido a que en ese lugar habia muchos arboles.
Ella me dijo que el taxista aprovecho para orinarse junto a un arbol y aunque estaba de espaldas ella se imagino como tendria su pene ya que era fornido y se imagino que tenia un pene grueso y fuerte.
Su exitacion ya estaba fuera de su control y sin pensarlo se bajo a orinar tambien, tenia ganas debido al refresco que ingirio.
Le dijo al taxista que le hiciera casita junto a un arbol ya que le daba miedo ir hacia la maleza porque estaba obscuro y podia haber animales.
Me cuenta que en tono de broma le dijo "No me veas porque me puede gustar, solo tapame por si pasan carros" el se paro dandole la espalda y en broma comento "yo quisiera verte asi sentada pero en mis piernas y se rio", a ella ese comentario le gusto mucho y la exito aun mas.
Me conto que cuando termino de orinar se paro y le dijo sonriente "Ahora si puedes verme, ya tengo los calzones puestos y rio coquetamente", comenta que el volteo y tomandola sorpresivamente por la cintura le dijo "Ahora si yo tambien quiero que veas que tengo los pantalones bien puestos" y jalandola hacia el le repego su vientre plantandole un apasionado beso, ella comenta que sintio tanto deseo que no dijo nada solo dejo que el comenzara a manosearla empezando por sus piernas mientras su boca bajaba por su cuello hacia sus tetas.
El le decia cosas como esta usted bien sabrosa señora y con o sin su permiso voy a cogermela aqui y ahora, se sentia dominada pero deseosa de que ese momento continuara, el siguio manoseandola metiendo su mano bajo su falda, apretandole las nalgas, repegandole su vientre para que sintiera lo que se comeria, chupando y mordiendole las tetas, que ya traia descubiertas ya que el taxista no habia perdido tiempo en dejarla solo en pura tanga.
Ella recuerda que gemia y acariciaba su pene, apretandolo deseosa, lo sentia duro y grueso y la exitacion era plena.
El la fue llevando hacia el carro abrio la puerta de atras y la recosto sobre los asientos, la despojo de su tanga y se saco los calzones, ella fijo su mirada en ese pene rico que veia, el le levanto las piernas y de un empujon se la metio completa, me cuenta que le dolio pero lo disfruto tanto que encajo sus uñas en la espalda de ese macho que se la estaba cogiendo.
Recuerda que el le decia "Hay señora esta apretadita como me gustan las hembras pero de mi cuenta corre que salga su vagina bien amoldadita a mi verga y va a desear que otro dia se la meta"
Ella gemia y decia "Si cogeme" "Dame duro" "Hazme gritar" "Quiero ser tu hembra" "Hoy y siempre"
Me cuenta que sentia como ese pene llenaba su vagina completamente y las embestidas de El la hacian sentirse usada, cogida, vulnerada en toda su intimidad, como nunca se habia sentido.
Despues de un rato le vino un orgasmo tan fuerte que recuerda haber gritado palabras como "Papiii.....Que rico cogessss.....No me la saqueesss...." entonces el la saco del carro y sin preocuparse por el lugar donde se encontraban la acomodo con firmeza recargada boca abajo en la cajuela, recuerda que estaba fria y sentia las tetas duras y un escalofrio recorriendo su espalda, comenta que el le dijo; voy a cogerte aqui a la orilla de esta carretera para que los afortunados que pasen vean como me cojo a "Mi hembra"
Ella es penosa para hacerlo publicamente pero recuerda que en ese momento solo le importaba que aquel macho se la cogiera y le dijo "Si papi cogeme como tu quieras, soy tu hembra, que vean que eres mi macho, abreme las nalgas y metemelo todo, lo quiero adentro"
El le dijo te voy a montar y dandole una fuerte nalgada que la hizo respingar le ensarto nuevamente su pene de un solo empujon, esta vez casi se viene de sentirse ultrajada con tanta fuerza y el la comenzo a montar duro, intenso, haciendola gemir hasta que despues de un rato le provoco otro orgasmo aun mas intenso que el primero, ella comenta que era tanta su exitacion que solo recuerda haber escuchado algunos claxon de carros que llegaron a pasar en esos momentos, pero eso no le importaba, cuando llego ese orgasmo grito "Ahhhhhhhhh, Que ricoooooo.....Papiiiii eres unicoooo"
Despues el saco su pene de su vagina y le dijo "Ahora si señora ya le di su dotacion pero tiene que darme algo a cambio" Ella recuerda haber dicho "Lo que quieras Papi me estas cogiendo tan rico que haz de mi lo que deses"
Entonces el la volvio a recargar con energia en la cajuela le abrio lo mas que pudo las piernas y comenzo a lengueterale la vagina, ella se sintio deseosa nunca penso que haria eso y para su sorpresa el lengueteaba de la vagina hacia su ano, le llevaba los liquidos que le escurrian de la vagina hacia el ano con la lengua, me comenta que era tan delicioso sentir como jugueteaba con su lengua por sus orificios que se exito mucho nuevamente.
Despues de unos minutos el se enderezo y acomodo su pene en la entrada de su ano, Ella estuvo casi tentada a detenerlo pero recuerda solo haber dicho "Que buscas ahi Papito" El le dijo con tono firme "Descularla Señora, ese es el precio que va a tener que pagar por la cogidota que le he dado", Ella se sentia tan exitada que solo le dijo "Soy toda tuya Papito, cogeme por donde quieras, solo quiero sentirme tu hembra y nada mas" recuerda haber intentado relajarse y dejarse llevar cuando sintio como empujaba su grueso pene por su ano, Ella pujaba y relajaba su cuerpo pensando en permitir que ese animalote se introdujera hasta lo mas profundo de su cuerpo, recuerda que el le decia "Asi me gusta señora, asi me gusta que mi hembra sepa quien manda y me de las nalgas sin pensarlo" "Que apretadito lo tiene pero va a ver como lo amoldo con mi pene" "De aqui no lo saco hasta que quede a mi medida" "Abra mas el culo que ya va entrando todo"
Ella recuerda una rara mezcla de dolor y deseo de sentirlo todo adentro, pujaba, gemia y gozaba como nunca penso hacerlo.
Por fin aquel pedazo de carne le lleno su hueco, El se quedo unos instantes quieto, le dijo "Ya ve Señora es por esto que a los hombres nos gusta coger por el culo de las hembras, esta apretadito y caliente" "Ademas asi les hacemos saber que nosotros somos los que mandan"
Ella recuerda haberle dicho "Si Papi tu mandas y yo te doy las nalgas cuando lo quieras"
Entonces el empezo a bombearsela, lento al principio y despues con mas y mas fuerza, se pegaba completamente a ella y de vez en cuando la nalgeaba, le decia "aprietelo" "Comaselo todo" "Muevase rico señora", Ella comenzo a sentir placer intenso recuerda decirle "Ay Papitooo...Cogeme duroooo....Damelo todoooo...." Entonces el comenzo a embestirla bruscamente la apretaba y la jalaba duro de las caderas le dijo "Le voy a llenar de leche el culo Señora", Ella solo dijo "Ahi viene" "Me vengoooo...." "LLename el culoooo...", Entonces el se vino en un gemido intenso, Ella sintio un liquido caliente llenandole los intestinos mientras se venia intensamente, sintio desfallecer por un momento, recuerda esa sensacion como algo que no se puede describir con palabras, Me comenta que desea volver a sentirse asi algun dia.
Despues de unos minutos de quedarse abrazado de Ella el se vistio y bajo el cofre del carro, le ayudo a vestirse Y con una sonrisa le dijo "Señora este viaje ha sido el mas placentero de mi vida, no se preocupe por nada voy a llevarla al balneario como acordamos, soy un caballero y de mi boca no saldra palabra.
Se subieron al auto aun ruborizados por el esfuerzo realizado y llegaron al balneario, El no le cobro pero Ella me comenta que le dio para la gasolina insistiendole que se lo habia ganado, el le dio su tarjeta y le dijo como despedida "Ahi van 2 telefonos, el de la base de Taxis y el personal, cuando necesite otro servicio como este llameme que ire a la hora que lo necesite" "Cuidese y disfrute su fin de semana Señora" "Aunque mas que hoy no creo que pueda disfrutarlo" le dio un beso en la mano y se alejo.
Para esa hora yo ya habia llegado pero no tenia mucho ya que el trafico habia sido muy pesado.....




Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
5175

Categoria
Dominacion

Fecha Envio


Votos
1