Logo Relato Erotico   Bienvenido al sitio web mas grande de relatos eroticos
USUARIO o EMAIL: CONTRASEÑA:  
Recuperar la contraseña
Inicio      Enviar Relato      Relatos      Top Relatos      Panel de Control      Relatos más recientes      Mensajes/Scrap     
R E L A T O S
   Codigo
   Categorías
   Relatos más recientes
   TOP Relatos
   Enviar Relato

OPCIONES
   Panel de Control
   Mi álbum de fotos
   Registro de usuarios
   Mensajes (Scraps)
   Contacto




La historia con mi hermana


Hola a todos. Habiendo leido gran parte de los relatos que polulan en la red, decidi contribuir con mi propia historia. Lo hago ha modo de descarga emocional, ya que es una situacion un tanto perturbadora, aunque en ello reside tambien una fuerte carga erotica.
Los hechos que narrare son aquellos que mejor describen mi historia y de los que retengo mayores detalles, de mas esta decir que los dialogos empleados trataran de ser lo mas fiel a los originales intentando conservar el espiritu del momento.
Empezare comentando que mi nombre es Fernando y el de mi hermana, co-protagonista de la mayoria de los hechos que narrare, es Natalia. Yo cuento actualmente con 24 años y ella con 25. Vivimos en un barrio de la ciudad de Buenos Aires, en Argentina. Estamos aqui desde recien nacidos. Mi familia la completan mi padre, empleado bancario y mi madre, ama de casa y traductora de ingles en sus ratos libres.
Mis primeros recuerdos sexuales se remontan a una edad muy temprana, de la que no puedo precisar demasiado, calculo que cuatro años, dado que mi primer recuerdo data de una mañana en mi jardin de infantes, esperando para ir al baño, todos formados en fila, tengo la vision de un juego con una compañerita. El recuerdo no me detalla el hecho en si, pero si la sensacion de cotejo sexual, no se si fue una inocente caricia, en beso infantil o un roce instintivo con su cuerpo. Pero siempre me quedo marcada esa imagen como un primer impulso sexual. Avanzando cronologicamente, una tarde jugando a las escondidas con un vecino, recuerdo haber entrado a la casa de el para esconderme, y ver en la habitacion de sus padres, a su propia madre cambiandose. La recuerdo con ropa interior negra, parada terminandose de vestir, aunque no recuerdo la imagen de su cuerpo, si recuerdo la extraña sensacion de excitacion por estar viendo algo, que para mi tierna edad era prohibido. Debo haber abusado de aquella posicion expectante ya que la mujer me regaño como ofendida por la situacion, esa es la segunda situacion que recuerdo como exitante aunque no podria detallarlas claramente.
Ya un poco mayor, unos siete u ocho años, recuerdo jugar con mi hermana, un año mayor que yo, y en el juego reclamaba un beso de ella, reclamo al que accedio dandome repetidas veces, pequeños vesos en la boca. Seguramente besos inocentes, de juego, pero recuerdo los mismo como desencadenantes de sensaciones exitantes de mi infancia. Recuerdo haberme desnudado (seguramente a los diez o doce años) e intentar una especie de masturbacion frente a una ventana desde la que podria verme mi hermana. Seguramente no me veia, ya que tampoco estaba tan expuesto, pero si recuerdo que me exitaba verme desnudo y saber que en el otro ambiente estaba ella y podria llegar a verme.
Fuimos creciendo, y por supuesto desarrollandonos. Natalia saco un bonito cuerpo a sus 16 años ya tenia un buen culo, y unas tetas prometedoras, duras, redondas y con espectativas de crecer aun mas. Yo con 15 años continuaba con mis inquietudes sexuales. Hasta aqui nunca se habian repetido situaciones extrañas mas alla de las relatadas, que no habian traido ninguna tipo de secuela.
En la escuela se hablaba de sexo, y entre quienes teniamos hermanas bromeabamos sobre si las habiamos visto desnudas o cosas por el estilo. Yo realmente no habia pensado en ello, los eventos de mi infancia habian quedado latentes, nunca habia actuado consecuente a ellos.
El pensar en ver a mi hermana desnuda empezo a exitarme con el paso del tiempo. Solo la idea de verla me exitaba, incluso una tarde en la que dicho pensamiento se adueñaba de mi cabeza, decidi masturbarme pensando en verla. Solo pensaba en verla, no en tener contacto con ella, sino en apreciar su adolescente cuerpo desnudo, poder ver sus bellos y ya desarrollados pechos. A sus 20 años ya su cuerpo estaba totalmente desarrollado, y tendria una medidas calculo de 100 65 100. Sus curvas eran bien redondeadas, sus tetas y su culo muy carnosos, y la veia cada vez mas como a una mujer. Mis masturbaciones se repitieron varias veces con el correr del tiempo. Siempre la imaginaba cambiandose, bañandose o hasta masturbandose, pero yo me ubicaba siempre en una actitud pasiva, observandola solamente, estas fantasias me robaron varios orgasmos, en los que mi leche salpicaba la bañera mientras me bañaba.
Una noche estabamos los dos solos, mis padres estaban en una cena de negocios, y ella entro a bañarse. La situacion de por si siempre me exitaba, mi hermana y yo solos en casa, y ella desnuda bañandose a pocos metros mio. Estaba por ir a mi cuarto para masturbarme, cuando se me ocurrio por fin espiarla para hacer real asi mi fantasia de verla desnuda. Asi lo hice. Espere a que dejara correr el agua en la ducha, sabia que le gustaba llenar la bañera con agua caliente para luego relajarse en ella. Cuando supuse que estaria desnuda, por lo que no intentaria salir del baño, me dirigi a la puerta del baño y me agache hacia la cerradura para poder espiarla. Lo que vi me exito increiblemente, yo ya tenia 19 años, mi pija se puso en su explendor, aunque no es una cosa sobrenatural. La vi totalmente desnuda jugando con su cabello mientras se llenaba la bañera. Estaba parada frente al espejo del lavatorio, justo de espalda a la puerta del baño, veia su hermoso y redondo culo frente a mi, meneandose mientras se peinaba ritmicamente. Cuando se movia, porque ademas ella miraba todo su cuerpo en el espejo, el reflejo en el mismo me permitia ver sus tetas, tan grandes y redondas. Tenia a mi vista toda su espalda y por el espejo veia todo su frente. Comence a masturbarme mirando como se meneaba mi hermana frente al espejo, ella se movia permanentemente y me regalaba vistas hermosas de su culo, sus grantes tetas y su capullito peludo.
Nunca tuvo novio por mucho tiempo, supongo que fue virgen hasta los 22 o 23 años en que estuvo de novia de forma oficial. Cuando se metio a la ducha y ya me era imposible observarla fui a mi cuarto y segui masturbandome pensando en los que habia visto. Pensaba ahora si, por primera vez, en chupar esas hermosas tetas, masajearlas, pellizcando sus redondos pezones. Ahora si me masturbaba pensando en cogerla toda, poseerla por completo. Penetrar ese pulposo culo hasta llenarla de leche, acabarle por todo su cuerpo. Desde ese momento mis fantasias incluian mi participacion activa, imaginaba cojerla haciendola gozar como puta. Cojerla en su propia cama, a cuaquier hora, simpre que estuvieramos solos, la casa seria nuestra, su cama seria nuestra, y yo la cojeria cuanto quisiera y de la forma que quisiera. Soñaba con ella chupandome la pija freneticamente o haciendome fabulosas turcas con sus grandes tetas. Queria bañarle todo su cuerpo con mi leche caliente. Desde ese momento la espiaba en toda situacion que me fuera posible, la espiaba bañandose y luego completaba mi fantasia hasta lograr hermosos orgasmos en mi cama. Una noche, repitiendo esta rutina, algo salio mal. Estaba yo frente a la puerta espiandola, cuando de prondo, y sin poder preveerlo, ella atina el picaporte para abrir la puerta, desesperadamente corri de alli en un salto al living que estaba junto al baño, ella extrañada pregunto que que pasaba alli, estaba extrañada, pero nunca supe si llego a verme o si cuando abrio la puerta se sorprendio al escuchar algun paso, yo preferia mantener esta ultima opcion, ya que no me comprometia en absoluto, siendo casual que yo pasara por alli no seria extraño que me escuchara. Conteste -Estoy yo aca, que pasa?, -No nada, me traes despues una toalla. Decidi olvidar este episodio, y convencerme de que de nada se habia percatado, igualmente ella nunca me hizo saber nada, por lo que supuse que todo estaba bien.
Mis masturbaciones seguian igualmente, ahora me conformaba con mirar menos tiempo, y compenzaba el resto con mis fantasias hasta acabar placidamente.
La relacion no habia cambiado en absoluto desde aquel hecho, solo que ahora como ella salia con sus amigas o sus novios con mayor frecuencia, se preparaba para vestirse bien mas seguidamente. Siempre antes de salir, entraba a mi cuarto para preguntarme como se veia, ya que era el unico que podia asesorarla dado que mi madre salia con frecuencia con mi padre y quedabamos solos.
Muchas veces entraba a mi cuarto con ropa muy muy sexy y me preguntaba como le quedaba, yo exitaciado no hacia mas que mirarla y aprobar su eleccion, si bien no tenia cuerpito de modelo, sus tetas estallaban en sus ropas y su culo pedia a gritos ser atendido. Una noche de sabado entro a mi cuarto y como siempre me pregunto: -Como me queda? llevaba un pantalon claro ajustadisimo que marcaba su bombacha perdiendose en la raya del culo, arriba una remerita tipo top que le levantaba aun mas sus tetas y marcaba claramente sus pezones algo erectos, no llevaba sosten. -Te queda bien, a ver da una vuelta, si, esta bien, pero me parece un poco zarpado. Yo estaba a mil, veia a mi hermana como una verdadera hembra delante mio, mostrandose tan sexy, como queriendome coger, tenia la pija a mil y ya me imaginaba como me masturbaria cuando se fuera. En eso me pregunta: -Por que zarpado?. Haciendose la tonta. -No se, se te nota todo. -Que es todo?. -No se nena, todo, el cuerpo, que se yo. -Ah, aca decis. Y se señala el top. -Si, ahi. -Ah, decis que se me notan los pezones?. Yo no podia creerlo, me habre puesto fuxia de la verguenza, jamas habia dicho nada parecido, ni ella ni yo. -Si nena, bueno dale, te queda bien tomatelas. Se dio media vuelta y como sonriendose se fue de mi cuarto y luego de mi casa. Yo quede estupefacto, no podia creer lo que recien habia pasado. Si bien no era nada del otro mundo, ella habia dicho por primera la palabra pezon delante mio, no solo eso, sino que se referia a sus pezones, me los señalaba, sabia que se los miraba y ella los nombraba como si no le importara que yo se los notara. Empece a sospechar que a lo mejor ella disfrutaba cuando yo la miraba para aconsejarla, a lo mejor el pedirme un consejo no era mas que una excusa para lograr que yo la mirara detenidamente y ella se exhibiera libre de culpa, lo cual podria exitarla. Todo cambio esta noche. No era yo el unico perverso que se exitaba con el otro. Ella, si bien no me espiaria, y a lo mejor ni se masturbase como yo, si sentia cierta exitacion con mi presencia. Al menos le exitaria exhibirse frente a mi, y eso ya era bastante. Si bien yo fantaseaba con que ella disfrutara de mis espiadas, ahora acababa de confirmar que de cierta manera se exitaba cuando la veia. Deduje entonces, que si ella se enteraba de que yo la espiaba, no se enojaria, sino mas bien que se exitaria aun mas, siempre y cuando ella quedara como la hermana inocente que era espiada sin darse cuenta de ello. La cosa empezaba a cambiar. Ahora no me sentia tan culpable, o en todo caso compartia las culpas. A pesar de todo mis fantasias no iban mas alla de espiar y en todo caso ser espiado. Eso solo ya me daba motivos de sobra para masturbarme placidamente. Aun no sabia si aquella noche se habia dado cuenta de que la estaba espiando y a partir de alli se genero su nuevo goce, o si no se imaginaba nada y solo se exhibia al mostrarme sus ropas. Ya no me importaba, estaba dispuesto a seguir con mis habitos y me sentia mas seguro de que nada malo pasaria de ser descubierto, al contrario, la idea de ser descubierto, ya se sumaba a mis fantasias con ella. Una noche de semana, entro a bañarse, mis padres dormian, yo fui como de costumbre a su puerta y comence a espiarla. No solo me exitaba verla desnuda jugueteando frente al espejo, ahora me exitaba pensar que tal vez ella sabia que la espiaba y que eso la hacia exitar a ella. Queria saber, si ella sabia o no. Si era una pobre inocente o una tramposa exhibicionista, algo debia hacer. Decidi hacerle saber de algun modo mi presencia, para ver como reaccionaba. Saque toda mi pija afuera, mientras la espiaba, y me masturbe con violencia, de modo que el frote de mi pija con el jugo que emanaba hiciera un ruido que pudiese escucharse a traves de la puerta. No note ningun cambio en su actitud. No sabiendo si me habia escuchado, opte por emitir pequeños gemidos. Pegado a la puerta gemia lentamente deseando que me escuchara. Nada sucedio, claro que el ruido de la ducha al llenar la bañera podia tapar cualquier sonido exterior pense, asi que cuando la cerrara y se metiera como siempre en la bañera podria seguir intentandolo, pero ella ya no se estaria exhibiendo, estaria oculta a mi vista. Pero algo paso. Distinto a otras veces. Cerro la ducha, pero quedo frente al espejo, seguia juguetenado con su cabello, no se metia a la bañera, seguia frente a mis ojos provocandome como una hembra sedienta de sexo. Ahi supe que era conciente de que la estaba espiando, aunque no confirmaba que me hubiese escuchado. Ante esa trascendental duda, decidi asegurme de que me escuchase. Opte por hacer ambos ruidos a la vez, el ruido de mi pija al masturbarme y mis gemidos libidinosos, casi no me importaba ser grotesco, queria estar seguro de que me escuchase. Me acerque mas a la puerta, y pegado a la cerradura gemia y me masturbaba con mayor violencia, queria entrar y cogerla toda, poseerla en la ducha. Penetrarle esa cola pulposa y redonda, masturbarme con sus tetas y bañarla con mi leche, que tragase mi nectar y me pidiese mas y mas y mas. No podia hacer eso, ya me conformaba de sobre manera con lo que estaba pasando. Seguia haciendo ruidos, mientras ella seguia como distrida mirandose al espejo, era imposible que no me escuchase, y los ruidos eran suficientemente claros para saber de que venian, y mejor aun, de quien venian. No podia mas, ya acababa, aprete la punta de mi pija, y acabe, llene mi prepucio de leche, se inflaba mi piel pareciendo explotar, lance un ultimo gemido algo mayor a los otros y me fui a mi cuarto a vaciar mi pija en algun lado. Cada vez avanzaba mas, podia verla desnuda al bañarse, lograba descomunales pajas, la veia en ropita sexy posando para mi, y ahora descubria que era una tramposa exhibicionista, para mejor empezaba a gustarme la idea de exhibirme yo mismo. Claro esta que no tenia ninguna intencion de estropear todo esto, nunca la desenmascaria, ni me pondria tan en evidencia como para forzar una explicacion o una reaccion que estropeara todo. Estabamos en el limite, jugabamos a los distraidos, los dos sabiamos lo que pasaba, pero inventabamos coartadas para no llegar a una situacion limite, si uno mencionase algo al otro de todo lo ocurrido, este reaccionaria negandolo todo, pidiendo pruebas o explicaciones que como dije, ambos nos encargabamos de borrar o disimular. Eramos victima y victimario ambos la vez. Como adelante, pense en sumar a todo esto mi nueva veta exhibicionista. A todo esto ya teniamos 23 y 24 años. Situaciones y parejas aparte, todo se repetia armonicamente como lo detalle. Mis padres no sospechaban nada, casi todo ocurria mientras ellos no estaban, y encima nuestra relacion era de lo mas normal, incluso peleabamos con cierta frecuencia, como hermanos totalmente normales. Cuando ella o yo saliamos con alguien, no existian los celos, seguiamos con nuestros habitos ocultos como si nada. Yo sabia que ella no me espiaba, al menos mientras me bañaba, porque nunca nada me lo habia hecho pensar. Decidi entonces engendrar este vicio en ella. Decidi exhibirme yo ante ella y disfrutar de su actitud. Al salir de la ducha, me iba al cuarto con la toalla atada en la cintura y con una ereccion, que si bien no queria hacer tan obvia, era visible claramente, y me pasaba repetidas veces frente a su cuarto que esta frente al mio, para que me viera, ella disimulaba pero me hechaba el ojo al bulto. A veces me secaba desnudo con la puerta abierta, si bien ella no me espiaba, me gustaba que ella pensara que estaba desnudo y tan accesible a sus ojos si ella lo queria. Por supuesto yo no debia saber si me observaba o no, porque entonces tendria que taparme o encararla, pero esto no estaba en los planes. Asi que jugando al distraido supongo que me habra visto alguna vez desnudo o bien habra notado mi ereccion en la toalla que llevaba en la cintura. Una tarde de noviembre con los primeros calores de verano, me habia comprado un slep nadador, para la pileta, y una vez en casa, me lo probe y fui a preguntarle que le parecia. Por supuesto que el slep solo tapaba lo necesario, yo ya tenia una ereccion mientras me lo ponia, pensando en que se lo iba a mostrar, puse mi pija de costado, de modo que se acomodase en la hendidura de la ingle y asi se escondiera un poco, era obvia la ereccion, el tronco estallaba dentro del slep y pedia salir a toda costa, pero estando asi de costado me hacia parecer mas inocente que si estuviera lisa y llanamente de frente, en cuyo caso incluso la cabeza de mi pija hubiera salido a tomar aire. Junte coraje, senti un calor que recorria todo mi cuerpo y se detenia en mi rostro para no moverse mas, sabia que era la movida mas arriesgada que habia realizado. Fui hasta su habitacion, estaba leyendo o haciendo algo en la cama, me plante frente a ella, y como si nada, le pregunte: -Como me queda? me lo compre recien. Quedo algo impactada mirandome, incluso se ruborizo un instante, yo lo estaria desde que entre por supuesto. -Ah, esta bien, nunca habias usado uno de esos. -No, pero queria probar, para broncearme mejor en el verano. -Te queda bien, da la vuelta a ver... Parecia incorporada, aceptando el juego, todo iba bien. Yo pretendia quedarme un buen rato exhibiendome, con cualquier escusa queria ver que tanto me miraba la pija y yo gozar con eso. -No me queda chico? -Parece que si no? -Por que lo decis? Dije yo. -No se, se te nota todo. -Ah, esto decis? y señale mi pija, como alguna vez habia hecho ella. Apoye la palma de mi mano sobre la pija, como tapandola, y fui a un espejo grande que tiene en la pared, frente a su cama. Me pare y me mire, giraba como mirando como me queda todo el slep. Ella tenia la vista de mi culo, yo le daba la espalda, nuevamente me tape la pija, medio que la acaricie, la movia por debajo del slep. Esto ella no lo veia, yo en el espejo veia su cuerpo en la cama, atras de mi, pero su rostro estaba tapado por mi cuerpo, de modo que ella solo veia mi espalda, pero imaginaria lo que hacia al ver mis brazos moviendose y dirigidos a mi pija. Por supuesto esto no podia hacerlo deliberadamente frente a ella porque seria insostenible, el hecho de estar de espaldas nuevamente me ponia en una situacion de inocencia total, de descuido, nada malo estaba haciendo porque estaba de espaldas, todo era insinuacion. Volvi a ponerme de frente a ella, ella miro mi pija pero enseguida volvio a mi rostro. -Si, tenes razon, me queda un poco justo, y bue lo usare solo para estar en la pileta de casa. Y me fui. Todo un exito, me habia exhibido claramente, ella noto mi pija erecta, la miro con muy poco disimulo, yo goce viendola a ella y viendome a mi. Esa noche me masturbe viendo una pelicula erotica en la que una mujer policia investigaba la muerte (o robo, o maltrato, no se) de unas streep tease, y se cogia hasta al sospechoso numero uno. El descaro era increible, todo era tan obvio pero tan bien cuidado que podia perdurar por siempre. Otra maniobra para exhibirme era pasearme desnudo por mi cuarto, un largo rato despues de haberme bañado, para que si ella entraba sin avisar, me sorprendiera desnudo y con la pija a mil. Un par de veces funciono, aunque no se por que, instintivamente yo me tapaba tan rapido que ella no lograba verme, estropeando asi todo el plan. Pero se que todas estas cosas, habian hecho que ahora ella me viera de otra forma. Ahora ya tenia una clara idea de como era mi pija, y supongo que eso le gustaba. Uno cuantos dias mas tarde, y disfrutando todo como el primer dia, repeti algo que hacia desde mi primera exhibicion, cuando me iba a bañar. Habria la ducha, me retiraba de la visual de la cerradura y miraba por debajo de la puerta hacia afuera, para ver si ella venia a espiarme. Bingo. Veo sus pies con medias, sin calzado, acercandose cigilosamente hacia la puerta del baño. Me levante y me puse frente al espejo, desnudo, dandole la espalda, me cepille los diente (cosa que nunca hacia antes de bañarme) para darle un largo espectaculo. Me exitaba sentirme espiado. Me sentia tan inocente, pobre, siendo espiado por su hermana. Pensaba que hacer para exhibirme mas crudamente. Pense mi segunda jugada riesgosa. Me sente en el labatorio, apoyando mi espalda en el espejo, de frente a la cerradura de la puerta, y comence a masturbarme. Yo no sabia si seguia espiandome, si se exitaba, si se habria ido, pero comence a masturbarme rogando que alli estuviera y que se exitara hasta acabar. Yo gemia, no muy fuerte, pero sabiendo que de estar alli me escucharia gozar. Mi pija estaba en su esplendor, pelaba la cabeza violentamente, la dejaba al descubierto brillante por mi leche, y morada de la excitacion. El tronco explotaba, las venas se hinchaban como nunca, me ardia del maltrato que le hacia. Me masturbaba violentamente, tan salvaje como pude, me dije: -Acabo, acabo,... Para ponerla de aviso y viera bien como explotaba toda mi leche. -Acabo, aahhh, ahh.... ohhh..mh....mhhh...aaahhh...Salieron eyectados por lo menos tres chorros de leche que me llegaron al cuello, el resto hice que acabara en mi panza. Estaba bañado en mi propia leche y deseaba que mi hermana hubiera visto el espectaculo, habia sido para ella y solo para ella. Le dedique esa acabada como ninguna otra, toda esta leche es para vos hermanita, pensaba yo. Me meti a bañar.
Llego el verano de ese mismo año, el año pasado, la pileta del jardin estaba a pleno. Es de esas piletas plasticas, relativamente grandes, que se entierran en un gran pozo en el piso. Yo tenia la indumenaria apropiada para mi fin. Usaba todo el tiempo el slep, cuando lograba una ereccion, poco intentaba disimularla, jugaba en el agua con mi hermana, entraba y salia del agua, nos defilabamos mutuamente nuestros cuerpos. Mi pija por momentos parecia salirse, ella lucia su microbikini enterrada en su culo, los pezones por momentos se le corrian del sosten y quedaba largos ratos exhibiendomelos, estoy seguro que ella se percataba del desliz pero lo disfruta como siempre. Sus pezones eran mas bien grandes, rosados, justo en el medio de sus redondas tetas. El triangulito del sosten tapaba sus pezones pero dejaba escapar sus exhuberantes tetas por todos lados. Veia el pliegue inferior de sus tetas donde se unen con el torax, rebalzaban de sus sosten. A veces juntaba las tetas con los brazos, mostrandome cuan exhuberantes eran juntas. Dia a dia era una provocacion tras otra, de ella y mia. Seguia espiandola en la ducha, masturbandome con ella, y cuanto podia exhibirme lo hacia tambien. Era el verano mas caliente de todos, eran los dias mas calientes que habiamos pasado.
Un domingo por la mañana, despues de desayunar, estando en vacaciones de estudio y solos en la casa, fuimos al agua y estuvimos tomando sol un buen rato. En un momentos me dice: -Fer, te molesta si hago topless? Quede sorprendido, era una jugada que rozaba lo obvio, no esperaba esto ni de casualidad. Dubite, no se si pronuncie algo o no, en todo caso no creo que se me haya entendido. -Digo, porque asi no me quedan las marcas de la maya. Yo me estaba recuperando, asumi el nuevo juego, ya me estaba exitando. -No, no me molesta, si no te molesta a voz. -No, igual me pongo aca atras. Estabamos diametralmente opuestos, si fueramos agujas de reloj estariamos marcando las 6 en punto, las cabezas juntas, con el campo de vision que excluia por completo al otro. Yo queria atacar: -Igualmente, por lo que te tapa la maya es como si nada. -Ja, por que decis?. Era mi turno de la obviedad, ella habia dado el paso mas arriesgado, nada que dijera yo quedaria fuera de lugar. -Digo, la maya apenas te tapa los pezones. Solo pronunciar la palabra pezones, siendo que me referia a los de alla, me provoco un increible morbo. -Si bueno, tenes razon, creo que no iria asi a la playa. Dijo mientras se acomodaba en su lonita, en la posicion que antes habia mencionado. Ya estabamos en la posicion de las 6 en punto, y supuestamente ella no tenia el sosten. Yo estaba exitadisimo, se habia planteado un jueguito mas picante. Me sentia tranquilo de que ella lo hubiera iniciado, yo pensaba acompañar, pero siempre manteniendo ese minimo de precaucion que nos ponia entre inocentes y distraidos. Contraataque: -Por que decis que no lo usarias en la playa? -Ah, que se yo. -En la playa nadie da mucha bola a eso. -Si, pero igual, me daria verguenza, no, no, no la usaria. -Claro, si, entiendo, bueno yo el short tampoco lo usaria. -Viste, bueno es lo mismo. -Si, tenes razon. Era un dialogo entre lo comico y lo picaro. -Bueno, pero en las mujeres, se supone casi natural provocar un poco, todas ustedes usan cosas o ajustadas, o transparentes, o que se yo. -A que bien, asi hablas de tu hermana?, te gustaria que ande por ahi provocando, despues te dirian: ahi va el boludo del hermano de la trola. Se rio, yo la segui, estaba tranquilo, como quien se toma su tiempo para degustar un manjar, y agudiza todos sus sentidos, y quiere que dure para siempre. Tenia que seguir la conversacion, evitar que se corte, pero sin estropearlo todo. Sentia que ella tambien pensaba lo mismo, queria charlar, ya habia dado el primer paso, ahora me daba charla para que yo continuara. -Si, tenes razon, mejor hace todo eso aca, nadie te ve. -Si, bueno estas vos, pero no hay ningun extraño. -Claro, ademas yo soy tu hermano menor, que voy a hacer? -Che, hablando de hacer, que paso con Julieta. Julieta era una amiga, con la que sali un par de meses, no paso a mayores, no duro nada esa relacion. Le explique un poco y cerre el tema Julieta. -Ademas, ya le encontraba mil defectos, ya ni me gustaba. -Pero es re linda, y te gustaba hacia tiempo. -Si que se yo, me aburri, fue. Pense: epa, es mi turno, vamos a hablar de fisicos, al minuto me reintegre. -Ademas era muy flaquita, muy menudita. -Ahh, muy delicada, decis. -Si, que se yo, me gustaba que fuera delicada, pero era un poco insipida, en otras palabras, no tenia tetas. -Mira vos, el pretensioso. Yo ya habia lanzado la granada, queria ver si explotaba. -Te gustan pechugonas entonces? -Si, las prefiero mas bien pulposas. Escuche que se estaba levantando. -Ay, el chico las prefiere pulposas. No pude creer lo que veia, se habia parado y se paseaba como burlandose de mi, como desfilando delante mio. Se tapaba las tetas con las manos y paso dos o tres veces delante mio. La tenia en tetas, aunque tapadas con sus manos, y con esa tanguita tan metida en su bello culo desfilando delante mio. Estuvo asi unos segundos y entro a la casa. Quede flasheado, la charla habia tenido un toque erotico y para mejor habia terminado con una especie de strip tease. Esa mañana comprobe que todo era un juego de exhibicion, tanto de ella como mio. La cuestion era que uno de los dos diera el paso provocativo y que el otro continuara la batalla. Nada parecia estar fuera de lugar si era que el otro continuaba y asi se establecia la relacion candente.
Los dias siguientes pasaron como los anteriores, salvo que yo, atento a todo lo que habia sucedido, pensaba permanentemente motivos de conversacion, escusas, situaciones, todo aquello que podia ocurrir (o provocar yo) y que generase una charla erotica. Imaginaba los posibles dialogos, las posibles derivaciones, etc. para que llegada la oportunidad pudiera lograr mi objetivo: calentarla y calentarme. Varios dias me la pase entretegiendo estos posibles dialogos, ya sabia que si ella lanzaba la piedra, yo la tomaria y la lanzaria mas lejos aun. Entre tanto seguia espiandola cuando podia, y trataba de no masturbarme para mantenerme mas caliente todavia. No queria que la calentura se me pasara al acabar, asi que solo pensaba y fantaseaba. Era tal mi grado de calentura, que ya habia empezado a dudar de la diferencia entre la farza que estabamos llevando adelante y de realmente concretar algo. Pensaba que, entre provocar al otro haciendose el distraido o avanzar mas seriamente, no habia tanta diferencia, salvo el hecho de que habria algo concreto que esconder o explicar. Pero la situacion era tal, que yo no lo soportaba mas. Por supuesto que a esta altura mi mayor fantasia era cogermela como la mejor perra, poseerla por completa. Chuparle las tetas hasta que delirara, penetrarla hasta el cansancio, queria que me deborara la pija, que me tragara toda la leche, toda la leche que le habia dedicado a ella, a mi propia hermana, esa tramposa exibicionista. Pasaron varios dias sin grandes posibilidades, mis padres casi no se movian de casa. Unos diez dias despues de aquella mañana, creo que era jueves, yo tenia franco y ella estaba de vacaciones, nos metimos en el agua. Estabamos solos, ella tenia una microbikini, no era la de siempre, esta era un poco mas recatada pero igualmente lo que no dejaba ver lo insinuaba, yo segui con mi slep erotico. Esa mañana me levante a full, desde la noche anterior sabia que ibamos a estar solos, y habia estado toda la noche fantaseando en como aprovechar y disfrutar todo el dia que me esperaba. Habia llegado a la conclusion de que ella era la reina de las provocaciones, que ella hacia los intentos mas osados, que ella iniciaba siempre todo, supuse que ella estaria dispuesta a bancarse las consecuencias de sus ataques. Habia reflexionado toda la noche hasta que punto iba yo a atreverme con mis contraataques. Concluje de que si era obvia la intencion de ella, yo contestaria con todo mi arsenal. Me propuse mi propio limite, y confieso que era bastante osado. La mañana era soleada y calurosa por suerte, y estabamos alli tomando sol. Ella comento: -Creo que voy a repetir lo del topless, si no te molesta. -Para nada. Estabamos recostados uno al costado del otro, paralelos, asi que supuse que cambiaria a la posicion 6 en punto y se quitaria el sosten. En cambio lo que hizo fue, sin levantarse, quitarse el sosten. Yo si no volteaba la cabeza, no podia verla, pero la perra estaba ahi tentandome a mirarla, se demostraba confiada de que no lo haria. Pasaron unos segundos, creo que no me sorprendio lo que hizo, si confirme que ella avanzaba siempre un pasito mas en la provocacion. Al minuto contraataque: -Creo que voy a hacer bolaless. Ella rio. -Como? -Si, me saco el slep asi me bronceo bien yo tambien, o te molesta? -No, esta bien, dale. Me baje el slep hasta los tobillos sin mirar hacia donde estaba ella, tenia una ereccion enorme, deseaba que ella la notara. Estabamos a poco menos de dos metros uno del otro, y acostados en el piso mirando el cielo, si uno no volteaba la cabeza, solo podia ver al otro como una figura general, como de reojo, pero sin detalle. Esto era lo maximo que habia pasado, es decir, siendo obvios el uno con el otro. Yo sabia cual seria mi limite, pero estaba mas lejos aun de lo que estaba pasando hasta alli. Pasaron unos 30 minutos en los que hablabamos de tonterias, parecia que nos estabamos midiendo, dandole tiempo al otro para hacer algo o reaccionar. La charla derivo nuevamente a mi relacion con Julieta, hablamos un poco de eso, y en un momento sucedio lo mejor. -Hace casi un mes que cortaste con Juli. -Si, veintipico de dias. -Como debes estar. -Triste decis? -No, que triste, como debes estar sin una mina. Pasaron unos cinco segundos que en mi cabeza parecieron largos minutos, reflexione sobre todo lo que habia planeado, mis limites, todo. Supe que a lo mejor no tendria otra oportunidad como esta. El corazon me latia a mil, casi todo el cuerpo me temblaba, me ruborice, junte coraje y me levante. -Si, pero mira como me arreglo. Y me pare con las piernas abiertas sobre ella a la altura de su cintura. Comence a masturbarme sobre ella. Un calor envolvia todo mi cuerpo. El calor de lo prohibido y el pecado. Ella ni bien me pare sobre ella no hizo mas que mirarme. No emitio palabra, solo levanto levemente la cabeza y fijo su mirada en mi erecta pija. Mi propia hermana miraba como me masturbaba desnudo sobre ella. Yo miraba su rostro, sus ojos pasaban de los mios a mi pija, se detenia largamente en mi pija. Miraba sus tetas desde arriba. Era el paraiso, pasaban los segundos y todo seguia asi, yo parado masturbandome sobre ella y ella quieta mirando. Me masturbaba violentamente, ninguno hablaba, ni siquiera gemi. Le estaba enseñando como se masturbaba su hermano pensando en ella, y parecia entender perfectamente porque no preguntaba nada. Habrian pasado 1 o 2 minutos, y yo estaba por acabar. -Ahh, acabo, acabo. -Veni, veni aca. Me dijo casi gimiendo. Me agache, casi sentandome sobre su vientre, y segui masturbandome.-Ahh, acabo, ahhhh ssiiii, mmmmhhhh. Ella junto un poco sus tetas con sus brazos. Segui unos segundos, apunte mi pija a sus tetas, creo que se las roce. Segui violentamente, y le descargue toda mi leche sobre ella. Los primeros chorros fueron sobre sus tetas y se estiraron hasta su cuello. Ninguno dio en su cara, que estaba casi frente a mi pija. El resto de la leche cayo lentamente sobre su vientre y algo sobre las tetas. No podia creerlo. estuve unos segundos quieto, ella igual. Mire recuperandome a mi hermana, era increible, la tenia en tetas, abajo mio, bañada totalmente en mi leche, tenia cara de exitacion, pero no hizo absolutamente nada, seguia mirandome a los ojos y a mi pija que aun yo tenia en mi mano, descargando lo ultimo que tenia. Ella seguia presionando sus tetas, haciendo una montaña hermosa con las cumbres nevadas. Unos segundos y me levante, ella enseguida se levanto y se metio a la casa. Yo me quede estupefacto, no sabia que sucederia en ese momento. Por un segundo me senti un estupido, como si ella se hubiera ido ofendida, pero eso era imposible, ella habia consentido todo. Cuando comence a masturbarme sobre ella, ella no habia dicho nada, ni se habia mosqueado, ademas ella misma me pidio que me acercara cuando estaba ya por acabar. Era obvio que no podia estar en absoluto ofendida. Me quede tranquilo, me senti mejor, sabia que en realidad ella misma habia gozado con lo ocurrido. Pasaron unos minutos y no volvia, entre a la casa y la escuche bañandose. Entendi que la mañana habia concluido alli, a lo mejor a la tarde podia pasar algo mas, pero estaba tan extasiado con lo que habia pasado, que hasta yo mismo preferia que pasara un tiempito para reflexionar bien y planear una nueva jugada, lo mas gloriso era que habiamos dado un paso mas que importante. Habiamos dejado de lado el miedo a la obviedad, las cartas sobre la mesa proponian un juego mas interesante, habia que saber jugarlo y sacarle el mayor provecho. El resto del dia fue como si nada, aunque nos miramos pocas veces a la cara. Perecia que por primera vez habia algo de verguenza, pero no me preocupo, sabia que estaba en buen camino.
En ningun momentos en los dias siguientes se hizo mension de lo ocurrido, todo parecia normal, como hasta antes de aquella mañana.
Yo me repetia mentalmente la escena que habia vivido y no podia creerlo, fue tan exitante. Recordaba su cuerpo casi desnudo debajo del mio, su mirada firme sobre mi pija y esa acabada abundante, sus tetas bañadas por mi leche, y su carita de perra tramposa. Cuanto morbo empezaba a emanar la relacion. Unos cuantos dias tomamos sol juntos como si nada, sin ninguna provocacion ni nada por el estilo. Yo no sabia si preocuparme o seguir disfrutando de todos modos. Al sabado siguiente nos quedariamos solos, pero solo por la mañana hasta el mediodia. Yo ya lo sabia y habia estado maquinandome toda la noche anterior. La mañana no era muy soleada pero igualmente estuvimos en la pileta y tomando sol. Ella llevaba puesta la microbikini mas diminuta de las que tenia. Como de costumbre yo no apartaba mi vista de sus enormes y perfectas tetas, cada movimiento que realizaba, algunos exagerados por ella a proposito, me regalaba una nueva vista de sus tetas. Varias veces parecian escaparse sus pezones rosados, quedando totalmente libres, ella al rato haciendose la distraida se los metia nuevamente bajo la maya como si nada. Mis erecciones eran tambien bastante claras, y no las disimulaba en absoluto, ella tampoco ocultaba el interes por mi pija, cada tanto reboleaba sus ojos hacia mi pija y los clavaba fijamente. Esa misma mañana se dio otra situacion clave en nuestra historia. Tomabamos sol, ella repitio lo del topless, se mantenia al lado mio. Comenzo una charla: -Che... que loco lo del otro dia. –A si. Conteste yo, no intentaba disimular nada ni hacerme el desentendido, habia pensado sobre eso la noche anterior. Pregunte: -Que te parecio? –Estuvo bueno, fue muy raro, pero me gusto. –A mi tambien. –Si, se noto que te gustaba. Se sonrio, haciendo clara alusión a mi brutal acabada. Yo estaba casi jugado, ya habiamos traspasado lo obvio, el morbo era descomunal, la noche anterior habia concluido en que ya no tenia limites, estaba todo sobre la mesa. Sabia los riesgos que corria, pensaba en las consecuencias, pero nada me importaba, era un punto de inflexion. Continue: -No te sorprendera saber que pajas como la del otro dia me hago seguido pensando en vos. El silencio duro de 5 a 10 segundos, a mi no me importaba nada, e imaginaba que ella tambien estaba algo entregada. Continuo: -Aha? Y me imagine que asi era. A decir verdad siempre supe lo caliente que te ponia mi cuerpo, y yo me abusaba de ello para tener tambien cierto goce, y confieso que mas de una vez me masturbe pensando en mi provocacion. Ya estaba todo jugado, era el momento de las confesiones, nos habiamos puesto de costado, tirados en el cesped, frente a frente, yo le veia sus tetas desnudas, ella ya no se tapaba ni nada. –Siempre delire con tus tetas (se las miraba sin problemas) te espie como cien veces mientras te bañabas y mis pajas siempre te las dedicaba a vos. –Siempre supuse que me espiabas, ahhh que lindooo hermanito, contame algunas cosas de esas. Le conte muchas de las cosas que hacia pensando con ella, ella conto otras tantas. Estuvimos como 5 minutos confesando abiertamente cuanto calentaba el uno al otro, como si tal cosa. Hablabamos del tema como si hablaramos del clima, con total naturalidad, e incluso una alta cuota de morbo, ya que yo miraba permanentemente sus tetas y ella no perdia detalle de mi ereccion. En un momento me detuvo la charla, dijo: -Lo hacemos de nuevo? Yo sabia a que se referia. –Bueno, dale. Me levante, me quite por completo mi slep, mi terrible ereccion quedo al descubierto, separe mis piernas y me pare sobre ella como la vez anterior, comenzaba a masturbarme cuando interrumpio: -Espera, acercate un poco, veni mas aca. Y con las manos me hacia gestos de que me acercara a ella, yo deliraba de la exitacion. Me sente casi sobre su vientre, sosteniendo mi pija con presion. Ella me tomo de la cintura y me empujo haciendo que quedara sentado sobre ella, me arrimo mas hacia sus tetas, yo solte mi pija y adivine su intencion. –Veni hermanito que quiero ayudarte un poquito. Tomo mi pija con sus manos y la sumergio entre sus carnosas tetas, estabamos teniendo el primer contacto real, el corazon me latia a mil, sudaba todo mi cuerpo, a ella si bien parecia decidida y segura se le entrecortaba la voz como sintomas de nervios y/o exitacion. Tomo sus tetas con sus manos y comenzo a masturbarme con ellas. –A ver el hermanito como esta, mhhh le gusta como su hermana lo pajea con sus tetas? mmmhhh, que pija grande mhhhh, aasssiiiiii, ohhhh, mmmhh, que bien, te gusta cogerte mis tetas? –Siii, mmmhhh, no pares, mmmhhhh, aahhh, perrraaaaaa, ssssiiii. Nos mirabamos a los ojos, veiamos nuestra exitacion dibujada en los rostros. Tome sus tetas sobre sus manos y acompañaba el movimiento. Enseguida quito sus manos las llevo a mi cintura y marcaba el ritmo del vaiven. Yo quede con mis manos sobre sus tetas, moviendolas para pajearme. Las apretaba, las estiraba, jugaba con sus pezones cada vez mas erectos, seguia pajeandome. –Si Fer, asssiiiii, frotame toda, gozaaaaa lindo, mmhhhh, ahhhahhhhahhhahh. Me separe un poco, me arquie todo lo posible para besarle las tetas. Al fin las alcance, estuve unos segundos chupandole sus enormes tetas, frote mi lengua por sus pezones, jugue con ellos, los mordi. –Mhhh, siiii, asssiiii, chupame toda mmhhhhh. Yo sentia que explotaba, me faltaba poco para acabar, me reincorpore sobre sus tetas, seguimos pajeandome unos cuantos segundos, aumente el ritmo de la paja, frotaba sus tetas con violencia sobre mi pija, estaba brillante y morada, explotaba. –Feeerrr, acabame, mmmmhhhh, sii, dame tu leche please, mmhhhhh, siiii, dale, dale, siii. Tome mi pija con mi mano, me masturbe mas violentamente mientras la miraba a sus ojos. Ella levanto su cabeza, mirando fijamente mi pija frente a ella y abrio muy grande su boca. –Damela toda Fer, la acepto, la quiero dentro de mi boca. Le apunte y le acabe violentamente, los chorros de mi leche fueron directo a su rostro, varios entraron directamente a su boca, ella cerro los ojos pero dejo claramente la boca abierta para seguir tragando me leche. Eso hice, quede unos segundos descargando mi leche en su boca. Abrio los ojos, miro hacia mi rostro y con su lengua me mostraba toda la leche que tenia en su boca. Gran parte de mi acabada estaba en su boca, y ella la exhibia como trofeo. Ya no eramos hermanos, ella era una terrible hembra, cogedora, puta y tramposa, y yo estab alli gozando de ella como nadie. Jugaba con la leche en su boca, mi pija comenzaba a desinflarse, pero mentalmente estaba super caliente. Me acerque mas a su cara, tome su babeza desde la nuca, y meti mi pija en su boca, ella la trago hasta el tronco, cerro su boca hermeticamente y comenzo a hacerme masajes con su lengua. Y sentia como chupaba mi pija con maestria, mantenia su boca cerrada, como haciendose un buche con mi pija, todavia no habia tragado mi leche, sentia como jugaba con mi lechita y mi pija, unos segundos y trago todo, succiono mi pija sacando lo ultimo de leche que tenia, y trago toda la que ya le habia dado. Lamio y beso tiernamente mi pija como reparandola del ajetreo previo. Sonrio me miro y dijo: -Que tal? Te gusto? Yo no terminaba de gozar. –Ahhh, me fascino, que bien estuviste, mhhh. Mi orgasmo recien se extinguia. Me levante como pude, me puse el slep, y me desplome a su lado, ella se coloco el sosten y sonreia todo el tiempo. Nos quedamos asi, prevenidos porque en poco tiempo llegarian mis padres. Igualmente nos quedamos hablando de lo que recien habiamos hecho, fue exitante seguir hablando con el morbo que los haciamos. Hablamos casi media hora de sexo tirados en el jardin. Llegamos a la conclusion de que no nos animabamos a coger, coincidimos en el goce que nos generabamos, exibiendonos, etc. etc, pero no nos atreveriamos a coger. Nos aclaramos varias cosas de lo que esperabamos el uno del otro. Pasaron los dias, esta escena se repitio dos veces mas, casi de igual forma. Varias noches no bañamos juntos, desnudos en la ducha nos enjabonamos, nos besamos y nos masturbamos mutuamente. Yo froto mi pija por todo su cuerpo pero nunca hasta penetrarla. Ella me chupa la pija como nadie, no tiene problemas en tragarme la leche, y a mi me enloquece. Dedico largo rato a sus tetas con masajes, frotes, pellizcos, chupadas y todo acto que ella disfruta con locura. Varias veces la masturbe con mis propios dedos y mi lengua. Gozamos increiblemente exhibiendonos, cuando la situacion lo permite nos mostramos desnudos por la casa como si nada, haciendonos chistes o mimos mutuamente. Tenemos sexo 2 o 3 veces al mes, pero con mayor frecuencia nos hacemos este tipo de juegos al que llamamos Shot Sex. Uno le dice al otro: -Queres Shot Sex? Y enseguida nos revolcamos como chicos, nos manoseamos, nos desnudamos, nos besamos. Desde este ultimo verano en que comenzo todo, hasta hoy gozamos increiblemente, son 10 meses gloriosos, nos convertimos en activos amantes bajo el mismo techo, hermano y hermana fogosos amantes. No sentimos demasiado remordimiento, sabemos que socialmente estamos obrando mal, pero el deseo fue mas fuerte que todo. Tuvimos bastante sexo y posiblemente vuelva a escribir para dar ciertos detalles de las situaciones que se que no olvidare nunca. No detalle demasiado los encuentros sexuales porque queria compartir mas bien mi historia de vida, para que conozca la vida de dos personas erotica y sexualmente activas, cometiendo un pecado original, un tabu de todos los timpos como es el incesto. No dejo mi mail, pero aviso que cada tanto chateo en el sitio con el nick Ferlia, tal vez nos encontremos alli y nos conozcamos mas profundamente. Hasta pronto. Fernando.






Haga clic aquí para enviar un mensaje (comentario) para el autor de este relato.


Comentarios
Comentado por: elbb69 en: 30/12/2012
Comentario: QUE ABURRIDO RELATO!!! LARGO MUUUY LARGO.. TANTO QUE ME DORMÍ E HICE MUCHOS RESÚMENES!!!! PARA LA OTRA.,HAZ MAS CORTO TU RELATO...



Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.


Relatos enviados por el mismo usuario
Cod. Nombre do relato Categoria Votos
351 Primer trio con nuestra amiga Orgias 0
985 La novia de mi amigo Heterosexuales 0
1231 mi prima Heterosexuales 0
1930 mi secreto Heterosexuales 0
2384 Me masturbo y me masturban en todas partes Autosatisfaccion 6
2385 Mi primera experiencia bisexual. Bisexual 10
2386 Las noches mexicanas (I Primera Noche) Dominacion 2
2387 ¿O acaso una historia de amor? (Largo) Traiciones 3
2388 Las fantasias de mi pareja Em Grupo 0
2441 Un día normal Voyerismo 3
Detalles

relato


Nombre do Relato
La historia con mi hermana

Codigo do Relato
810

Categoria
Amor Filial

Fecha Envio
29/oct/2001

Votos
1

Copyright © 2000-2014 www.relatoerotico.net V.4.00