Me cogí a mi ex-suegra II
( Relatos Em Grupo )




    Pues bien que mi ex-SUEGRITA se la tragaba bien rico, yo se la metía con fuerza, esa pequeña y delicada rajita bien que se tragaba toda mi macana, apretándome la bien sabroso, contraía la vulva oprimiendome riquísimo, yo lamia sus zapatillas, se las quite y acaricie con deleite esos piesitos lindos, preciosos, lamí y chupe cada uno de sus deditos, ella me los ponía en la boca complaciente, yo oprimía, le apretaba sus pequeñas, aguadas y arrugaditas tetitas sabrosas, que le colgaban flácidas a los costados, sus pequeños y duritos pezones me recordaban tanto los de mi ex-esposa, tienen las tetas igualitas...
Lamí los talones, las plantas..que rico tocar, lamer y disfrutar ese maduro cuerpecito,los quejidos de doña Rosa eran cada vez mas profundos y deliciosos, le estaba encantando lo que hacíamos, se empujaba contra mi de un modo maravilloso, con una pasión y entrega que no creí en ella, se veía feliz y satisfecha..no era para menos, nos estábamos divirtiendo mucho.
La puse boca abajo, ella dócil se dejo acomodar, paro mas su breve y rico culito, se le veían deliciosas las nalgas, arrugadas pero deliciosas, arqueaba la espaldita y se veía simplemente maravillosa, suculenta, su rajita lucia espectacular, mojada y roja, la sujete de su breve cintura y volví a penetrarla, pero esta vez mas salvaje, tosco, con fuerza y dureza, ella grito riquísimo al sentirse invadida, pues de ese modo, en esa posición la penetraba mas profundamente, hasta el fondo, la cabeza chocaba con esa pared interior que la hacia respingar y gritar de placer, las nalgas le temblaban bien rico y se oían deliciosas cada que chocaba contra ellas, la sujetaba de la cintura y la jalaba hacia mi con fuerza penetrándola profundamente, la señora se retorcía y me gritaba exitada que era lo que ella nececitaba, que yo era lo que tanta falta le hacia..que no se la sacara, que se la metiera mas hondo, berreaba y gritaba cachonda, me sentía satisfecho, quizá fingía doña Rosa..pero lo hacia bastante bien, yo acariciaba exitado sus muslos esbeltos, sus piesitos hermosos, le recorría las nalgas, la espaldita, la sujetaba de la nuca sometiéndola y la penetraba vigoroso, que la señora sintiera mi poder, mi dureza, eso deseaba la señora y eso era lo que tenia la muy puta.

    Me monto, complaciente y sumisa, golosa, ardiente, se acomodo sobre mi, lucia maravillosa desnuda y exitada, me agarro la verga y solita se la coloco en su hambrienta raja, de un senton se ensarto, sus gestos eran deliciosos, excitantes, no se como deje pasar tantos años sin verla, desde el mismo día que me la cogí ebria..si hubiera sabido que le gustaba yo, me la hubiera seguido cogiendo, perdí muchos años de placer..pero iba a recuperar el tiempo, yo sabia que después de esto, doña Rosa no me negaría nada, ya estaba bastante vieja, pero todavía le quedaban un buen par de años para gozarla sexualmente... A ricos sentones seme dejo ir la señora, gritaba y pujaba complacida, las aguadas y arrugadas tetas le saltaban bien sabrosas, yo la tenia de las nalgas y la jalaba hacia mi para penetrarla como a ella le gusta..duro..
Empezó a temblar a estremecerse y a tallarse mas fuerte contra mi, me tallaba su clítoris en el pubis, mordía mi cuello, mis oídos, berreando, gimiendo con esa vocecita deliciosa y se corrió..se corrió delicioso, su panocha me mordía extrangulandome, tenia un hermoso perrito mi ex- suegrita que me mordía bien sabroso, quedo desfallecida sobre mi, suspirando, quejándose en mi oído muy complacida, sin fuerzas, la puse boca arriba, se veía mas hermosa así, sin fuerzas, el maquillaje todo corrido por su sudor y mis lamidas, despeinada, su cuerpo se estremecía sin fuerzas, como vil muñeca al recibir mis embates, la penetraba lo mas profundo..aprisa..listo para venirme, vi su carita y sus tetas y pensé en correrme sobre ellas, pero..eso seria después...francamente, al ser la primera vez que la penetraba deseaba venirme dentro de ella, que mi semen la bañara por dentro, depositar mi leche en el fondo de ella, muy dentro... Ya habría oportunidad de batirle la cara y tetas de semen, no creí que eso le incomodara...pero esta vez, por ser nuestra primera vez, tenia que ser adentro, además ella había pedido que no usara condón, así que esperaba seguramente que me viniera adentro de ella y lo hize...

Con la verga bien metida hasta dentro y besando su boca, esos labios deliciosos, escuchando como suspiraba y se quejaba sujetando y atrayéndola de sus ricas nalgas hacia mi..me vine con el placer mas intenso, nunca me había venido con tanto gusto nunca disfrute tanto vaciarme dentro de alguien, como ahora lo hacia con mi exitante y bella ex-suegrita..
Hasta la ultima gota de leche le aventé, deje que su vagina me ordeñara, ella la apretaba, sabe bien lo que hace, me acariciaba la cara y me besaba sonriente, contrayendo su vagina ordeñandome...que buena es en la cama doña Rosa, nunca lo pensé de ella, que fuera tan experta, me quede vacío y con dificultad pues apenas cabíamos en el sillón me tumbe a su lado acariciandole, besándola y dándonos mutuamente las gracias..la verdad esque a los dos nos hacia buena falta tener sexo, ella un par de años y yo varios meses sin sexo nos tenían urgidos...había sido muy intenso ese primer encuentro y respirábamos agitados, ella me acariciaba amorosa y agradecida...la vi bien, ya esta muy vieja en verdad, acabada..pero había sido fascinante poseerla, jamas había disfrutado tanto, aun es muy bonita, los años no le han quitado esa belleza suya al contrario cada arruga la hacia mas sexy.. Nos besamos apasionados, de pronto tener a mi lado su cuerpo y a ella, era lo mas placentero del mundo..supe que de ahora en adelante, ella era mía .. Que estaría a mi disposición cada vez que yo lo deseara.. Tenia una sabrosa y complaciente puta para mi..y ni siquiera me había costado trabajo.

Toda esa noche cogimos como recien casados... La señora me demostró lo ansiosa que estaba..si no de mi..si de una buena cogida, la panocha le apesta a sexo, que ardiente y caliente resulto mi ex-suegra..ahora convertida en mi amante y en mi puta..la verga y su panocha estaban rosadas a la mañana siguiente, nos dolía de tanto tallar, pero era lo mas rico que me había pasado últimamente y como era domingo y no trabajaba decidí quedarme con ella.. Me había dicho que Ale, su hija y mi ex-mujer no llegaría hasta el martes siguiente, así que teníamos la casa para nosotros solos, no había pensado en eso, la verdad que no me importaba, pero decidí ver a Rosa en otro lado, las cosas no habían terminado bien entre nosotros y no deseaba tener ni darle problemas a Rosa...
Cogimos en la cocina, en el comedor sobre la mesa, en la sala, en el sanitari, en el lavadero...donde se nos antojaba ahí solo la abría de piernas ò ella simplemente se hincaba y me mamaba la verga hasta pararme la de nuevo y se la dejaba ir...
La tenia empinadita bien rico sobre el sillón..paraba el culo bien sabroso, se había puesto un sexy conjunto de lencería negra liguero, medias de red y brassiere, se había calzado unas excitantes zapatillas altísimas negras de correa y charol, se veía putisima...estaba gritando muy fuerte y bien rico, pues yo la abría de las nalgas y le estaba dejando ir la verga, que le entraba con mucha dificultad a pesar del abundante lubricante...por su estrecho y bien apretado ano, me la estaba culeando bien rico, me apretaba la tranca bien sabroso, pero se le deslizaba bien sabroso la verga por su fundillo... Cuando en eso..para sorpresa de todos, escuchamos abrirse la puerta y de pronto apareció Alejandra con sus maletas, había regresado mucha antes de lo acordado, la cara que puso de sorpresa fue la misma de nosotros.. Nos vio, a su mama vestida en exitante lencería y a mi..su ex-marido... Dándole por el ano a su muy madura madre, no supimos que hacer, Rosa bien ensartada solo pregunto asustada que que hacia ahí, Ale dijo lo mismo, le saque la verga a Rosa y como pudimos nos vestimos, Ale seguía pasmada sin saber que decir ò hacer...

No me salí de la casa..nos quedamos charlando, Ale seguía sin pareja..Rosa estaba muy apenada pero confeso que lo que había sucedido había sido sin pensarlo, que simplemente las cosas se dieron y que era una mujer libre y sin compromiso para acostarse con quien ella quisiera, note que Ale no le prestaba mucha atención, que no estaba molesta, al contrario note en ella cierto morbo por saber mas detalles...conozco bien a las mujeres y me di cuenta que Ale estaba caliente, que ver a su madre follando con su propio ex, era algo nuevo y exitante para ella...sonriente le pregunte si tenia algún problema con que yo continuara viendo a su madre, que la verdad Rosa era una mujer maravillosa..y no pensaba para nada dejarla.. Ella nerviosa dijo que no.. Que entre nosotros no había nada ya y que su mama era libre de hacer lo que quisiera.. Sonreí.
Me saque la verga delante de ellas, Rosa se sorprendió y se sonrojo, me la sobe parandola, la idea que tenia de cogerme a las dos iba tomando forma, es cierto Ale, es una señora gorda y descuidada, no esta sabrosa y la redordaba aburrida en la cama...pero quizá eso cambio con el tiempo, Ale se sonrojo pero no evito ver mi macana que yo me sobaba gustoso, Rosa me dijo que que hacia, que hubiera respeto, la bese enla boca y la incline hacia mi para que me la mamara..

-no hay nada de que preocuparse mi amor..Ale..ya nos dio permiso..verdad Ale?..anda nene..CHUPAMELA
Igual de golosa que anoche..AHH..ya vez?..ya vez nene..no tiene nada de malo..OHH..que rico Rosa..AHH-

Rosa me la chupaba algo apenada,minero aun así tener mi tranca de nuevo erecta en su boca, no era algo que pudiera despreciar, Ale nos veía humedeciendo se los labios con la lengua, sonrojada, nerviosa, me miraba y miraba a su madre, era algo diferentes para ellas, lo sabia...acariciando el cabello de Rosa le pregunte..

-se te antoja Ale??..si?..ven.. No tiene nada de malo..tu ya la conoces todavía mejor que tu mama..AHH..Rosa
Así Rosa..AHH..que rico la mamas..a ver..quieta..deja que tu hijita la disfrute también nene..no seas golosa..-

Ale se acerco tímida y se hinco, Rosa se hizo a un lado, en su rostro vi molestia, de mujer celosa, le bese la boca y deje que Ale tomara su lugar, las primeras chupadas que me dio fueron tímidas..pero de inmediato se engolosino y comenzó a mamar desesperada, golosa..le alze el vestido a Rosa y empeze a chuparle a ella su coñito




Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
2825

Categoria
Em Grupo

Fecha Envio


Votos
2