De como perdí mi virginidad con mi psicóloga - P1
( Relatos Sexo com Maduras )




Sandra es una mujer cercana casi a los 50 años, pero si uno la ve (y más si está maquillada) podría pensar que tiene casi 40. Medirá 1,60 aproximadamente, tiene el cabello castaño claro y corto, y unos ojos color avellana. Físicamente no es ninguna supermodelo, tiene poco de tetas y una cola chiquita, aunque bien parada para su edad; pero eso no era lo importante, es una de esas mujeres que irradian un aura que te hace decir “como me la cogería”, ¿vieron?
Yo empecé a verla a los 17 años ya que padecía de ansiedad social, y debido a esta condición yo seguía siendo virgen. Dejando de lado la terapia en si, lo que más disfrutaba de las sesiones era ella. En verano solía vestir vestidos que me permitían mirarle el escote perfectamente, o mirarle entre las piernas cuando ella las movía mientras estábamos sentados. Pero lo que más me ponía a mil era en invierno, por lo general usaba unos pantalones negros que le marcaban muy bien la bombacha; solía aprovechar poniéndome detrás de ella cuando se inclinaba en su escritorio para ver su agenda, y poder contemplar ese hermoso culito. Fueron muchas las veces que tenia que reprimir las ganas de nalguearla.
El tiempo fue pasando, y la verdad que no se si ella era consciente de lo que yo hacia o no, hasta que un día, ya con 19 años (y aún virgen) sucedió la siguiente charla:

(charla de la sesión, bla bla bla)
- Y decime, Leo, ¿cada cuánto te soles masturbar?
- Eem, ¿a que viene esa pregunta, Sandra?
- Por nada en particular, pero rara vez hablamos de tu vida sexual (probablemente porque carecía de una) y me pareció un punto importante para sacar.
- No se… dia de por medio, tal vez podríamos decir que diariamente.
- ¿Y alguna vez pensás en mí cuando lo haces? – dijo guiñándome un ojo.
- ….
- ¡Dale! Podes decirlo sin vergüenza acá, Leo.
- Bueno… la verdad que sí, Sandra, a veces pensé en vos mientras me hacia una.
- Jajaja, esta bien, no pasa nada. Parate. – me dijo con una sonrisa en su cara.

Me levante lentamente, un poco dubitativo de por qué me lo había ordenado. De repente la veo a ella arrodillada ante mí, sacándome el cinturón y desabrochándome el jean. Yo ya estaba al palo, preguntándome si estaba soñando. Si esperan un relato donde yo tengo una anaconda de un metro, lamento decepcionarlos, solo tendré unos 14 o 15 cms. En fin, continúo.
En cuanto ella me bajó el bóxer, mi verga dio un respingo frente a su sorprendida cara. Ya jugando con mis bolas, levanto la vista y me dijo:
- Esto queda entre nosotros, ¿ok?
Yo solo llegué a asentir con la cabeza de lo atónito que estaba. Con habilidad dejó al descubierto la cabeza de mi pija usando tan solo sus labios, me miró nuevamente con una sonrisa y entonces se dispuso a chupármela. No solo estaba recibiendo mi primer pete, sino que probablemente el mejor de toda mi vida. ¿Cómo poder describir la sensación? Nunca había sentido nada más placentero en mi vida, ni había experimentado algo tan morboso como mi psicóloga chupándomela. Con una mano la agarre de la cabeza para acompañar sus movimientos, pero ella sabía muy bien lo que hacia, no necesitaba de guía; casi llegaba a chuparla toda. Pasaron 5 minutos tal vez, no lo se realmente, cuando ya no daba mas.
- Sandra… voy a ac…
Antes de poder terminar la frase, mi verga disparó dentro de su boca mi leche; ella gustosa siguió chupando, hasta que no quedara nada más. Caí exhausto en el sillón, con mi pija aun parada, viendo como ella tragaba mi leche.
- Bueno, se terminó nuestra hora – dijo mirando el reloj - ¿nos vemos el viernes de vuelta?- Su sonrisa afloró nuevamente.
- Da.. dale.
Le dio un último beso a mi feliz amigo, me ayudó a vestirme, y dejó que en el camino hacia la puerta una de mis manos apreciase su preciosa cola. Nos despedimos con un beso en la mejilla como siempre, salvo que esta vez ella me agarró de la entrepierna y me susurro al oído “Prepárate para el viernes”
De más esta decir que en cuanto llegué a casa, me recluí en mi habitación, cerré los ojos y me masturbé cual adolescente de 15 años.

Bueno, si les gustó el relato díganme y escribo la parte 2 :)


Comentarios


Me gustó mucho, estoy deseando ya leer la segunda parte
perfil joanalo88


Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
2893

Categoria
Sexo com Maduras

Fecha Envio


Votos
4

Relatos enviados por el mismo usuario