la primera vez con mi cuñada
( Relatos Amor Filial )




Desde hace tiempo que mi cuñada y yo nos veíamos de una forma que despertaba deseos sexuales en los dos, algunas veces me daba algunas señales que yo correspondía y viceversa. Bueno ella es de test blanca, pelo negro, su rostro tiene unas facciones muy finas y lindas, de manos suaves que hacen que sus caricias sean de lo más excitante, tiene unos pechos que están muy ricos suaves y firmes, sus nalgas son de lo mas redondas y bien paraditas junto con unas piernas bien torneadas ya que como camina mucho pues todo está bien firme y en su lugar, lo mejor es que tiene una vagina muy rica, depiladita al mas mínimo detalle que de solo recordarla me excita.
Todo sucedió un Jueves hace un par de semanas, después de esperar a que se diera la oportunidad este fue el gran día. Estaba tarde en la oficina ya para entonces platicábamos mas a través del face por lo que ese día me pregunto dónde estaba y que hacía.

Ella estaba en su casa con una amiga. Y me pidió que la acompañara a dejarla a lo que yo accedí sin pensar en que esa noche sería la que había esperado por tanto tiempo. Al ir rumbo a su casa ella me envía otro mensaje aun dudando que yo fuera a ir me escribe que fuera que la “íbamos a pasar muy rico”. Este es el momento que despertó ese instinto y deseo que rara vez sientes ansiedad, nervios y a la vez muchos deseos de estar con alguien como si fuera la primera vez. Llegue por ella subió al coche y de inmediato puso su mano sobre mi pierna lo cual me prendió muchísimo de regreso ya de dejar a su amiga. Ella iba cruzando su pierna para dejarme ver sus largas y fascinantes curvas. Pasamos por el hotel hicimos una breve parada para saber qué es lo que iba a pasar bien decididos entramos en ese momento ya nada mas estaba entre nosotros. Desde el primer momento nos tiramos a la cama me pidió que la abrazara y yo tiernamente así lo hice entre piernados con la temperatura y excitación a más no poder comencé a besarla esos ricos y deliciosos labios ella besaba muy bien su lengua y la mía estaban entrelazadas mordía y besaba, acariciaba su abdomen jugando con la entrada hacia su parte más deseada, ella me mostros sus grandes y jugosos senos y me los ofreció yo de inmediato comencé a besar y acariciar morder y jugar por un tiempo ella gemía y me decía si me gustaba yo encantado y respondía que lo deseaba desde hace tiempo quería besar y acariciar cada rincón de su cuerpo. Recorrí con mi lengua sus senos hasta bajar al abdomen para besar y acariciar; ella con sus manos me empujo hacia abajo y al mismo tiempo me pedía que lo hiciera yo quite el short y la bella tanga que traía consigo ese día con encaje y en color verde. Besaba sus piernas al mismo tiempo que se la quitaba recorría con mi lengua sus bien torneadas piernas subí y besaba su entre pierna excitándola aun mucho mas y liberando esos deliciosos jugos, hasta que por fin con mi lengua comencé a darle placer y meter mi lengua para jugar con su clítoris ella reaccionaba y se retorcía me hundía las uñas en la espalda estriaba del cabello y/o apretaba mis manos cuando estas recorrían y acariciaban su abdomen y senos. Estuve hasta que se vino mientras le daba placer con mi lengua y se retorcía gritaba y me pedía más por lo que yo encantado le daba y jugaba con mi lengua hasta que ya su cuerpo se estremecía hasta los limites.

Ella se monto en mi y comenzó a besarme acariciarme el pecho recorría su lengua por mi cuello hasta bajar por mi abdomen me saco la verga y comenzó a chupar desde mis grandes huevos cargados hasta la punta de mi pene, lo hacía con suavidad y a la vez con una desesperación por tenerlo con ella hasta que no pudo más y se monto sobre mi metiéndolo de un solo golpe ya con lo mojada que estaba y por supuesto yo también. Comenzamos en el mete y saca suavemente para que sintiera como mi verga recorría todo su ser y se introducía cada vez mas y mas una y otra vez. Me pidió que ahora fuera mi turno así que la recosté sobre la cama y comencé a darle una u otra vez la abría de las piernas, hasta el fondo gemía, gritaba por fin estábamos cogiendo como siempre imaginamos veía su cuerpo lo tocaba lo besaba recorría cada rincón como siempre así lo pensé. Le daba una y otra vez se vino por segunda vez mientras yo seguía dándole duro la ponía de lado le besaba los senos era tan intenso que creo que los cuartos de al lado pudieron escuchar fue increíble, le pedí que se pusiera en cuatro para poder contemplar esas hermosas nalgas y poder darle más placer poder tocarlas y darle de nalgadas mientras gemía y pedía más yo le complacía estaba dándole y gritándole al mismo tiempo ella a punto de venir por tercera vez al mismo tiempo que yo le di más duro para terminar al mismo tiempo por lo que ya al finalizar la voltee para darle a probar mi semen que vertí por sus senos tan lindos su cara estaba aventando lo que nunca, ella lo tomo y lo volvió a chupar hasta dejarlo limpio. Quedamos exhaustos y abrazados besándonos y acariciándonos… nos dimos una ducha y volvimos a la cama de nuevo a repetir y cambiar posiciones durante un par de horas más.

Así después la fui a dejar a su casa nos despedimos con un largo beso y ella me dijo que me portara bien y cuando quisiera portarme mal solo fuera con ella. Así que hay una segunda parte de la historia que fue mucho más salvaje… que ya les contare en otra ocasión.




Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
3545

Categoria
Amor Filial

Fecha Envio


Votos
1

Relatos enviados por el mismo usuario

3102 - COMO PASR UN EXAMEN DE QUIMICA
3109 - Mi abuelo y yo
3177 - EL DJ.