Mi "novio" Adán
( Relatos Transexuales )




Continuaré el relato anterior del encuentro que tuve con Adán y su amigo Jorge.

Después de ese primer encuentro que tuvimos los tres en la que gocé como nunca al tener dentro de mi sus ricas vergas, nos dimos un pequeño respiro, me dirigí al baño de la habitación a maquillarme nuevamente y acomodarme de nueva cuenta las prendas que había llevado para esa ocasión.

Al salir, mis dos amantes conversaban de lo bien que la estaban pasando y que nunca se imaginaron que los dos, al mismo tiempo, pudieran experimentar con alguien como yo.

Con voz sensual y sugestiva les pregunté que si habían disfrutado el momento, y los dos contestaron que sí. Les guiñe un ojo y caminé dirigiéndome a ellos como modelo en pasarela. Jorge emitió un silbido y Adán solamente se sonrió. Los dos se levantaron del sillón donde habíamos pasado nuestro primer momento y tomándome de la mano me dirigieron a la cama.

Me dejé llevar por esa deliciosa sensación de ser tratada como una verdadera chica al lado de dos galanes guapos y calientes.
- Renata, me dijo Adán, en tus relatos que has escrito de tus encuentros con tu "novia" recuerdo que en uno de ellos dijiste que lo que más te gustaba de ella era cuando te ponías cachonda y que te gustaba que te dijeran lo puta que eres. ¿te has sentido con ese deseo de querer que te hablen así?
Sí, Adán... le contesté, sentirme y escuchar que soy una puta me pone a mil, y siento que todo mi cuerpo se pone más sensible de querer sentir más y más.

-Entonces, respondió él, ¿no hay problema de que seas nuestra putita y te tratemos así?

-Claro que no, Adán. De hecho estoy sintiendo el mismo deseo que mi novia sabe despertarme cuando me trata así.

Adán y Jorge se dirigieron una mirada de complicidad y sin más me empezaron a acariciar, Jorge tomó mis senos y Adán empezó a besar mi cuello y mis hombros al acercarse a mi oído me dijo en en susurro: "Te ves y te sientes una puta, quiero que te conviertas en la puta que eres y nos des lo mejor de ti".
Cerré los ojos y empecé a gemir al sentir las caricias de ambos machos, sentía el goce de ser acariciada y tratada como la puta que me gusta ser. A partir de ese momento me convertí en la hembra caliente, cachonda y puta que sienpre he deseado ser, los dos hombres que tenía a mi lado también estaban excitados y como dos lobos con hambre de sexo empezaron a decirme que dejara salir lo perra en celo que deseaba ser cogida.

Tomé sus vergas con mis manos al mismo tiempo y me arrodillé enfrente de ellos y empecé a mamarle la verga a mi "novio" Adán, trataba que se escuchara las succiones que le daba y provocar que su verga volviera a tomar esa erección que me hizo gozar. Mientras masturbaba la verga de Jorge seguía chupando la rica cabeza de la verga de Adán, recorría con mi lengua su ya completa erección y lamía sus testículos con frenesí, podía escuchar su agitación y, tómandome de la nuca, me decía, así puta.. así... que rico mamas... toda una perra bien puta y bien caliente... anda... sigue chupando así... ahora quiero que mames la verga de Jorge, quiero verte convertida en la puta que eres. Me tomó delicadamente del cabello, y me dirigió a la verga de Jorge diciéndome: "anda putita, abre la boca, quiero ver cómo te tragas la verga hasta el fondo". Abrí la boca como me pidió y sentí como la verga de Jorge me llegaba hasta tocar la garganta, mmmmmmmmmm... qué deliciosa boquita tienes, mamas realmente como puta y sabes como hacerlo... ahhhhh...
Adán me soltó el cabello y sentí que se dirigía a mis espaldas y me dijo:
"Anda, para las nalgas porque quiero explorarte el culo". Asentí teniendo la verga en mi boca de Jorge y sentí como las manos de Adán me acariciaban las nalgas y me las separaban. "Ahhhh que nalgoncita estás, rica putita, y ese agujerito que se te vé está pidiendo una buena cogida". Al escuchar esto abrí intencionalmente mis piernas y paré más las nalgas para que Adán pudiera explorar mi culito que estaba ya deseoso de volver a sentir su verga. Metió un dedo en mi estrecho culo y empezó a moverlo de adentro hacía afuera, gemí suavemente sin dejar de mamar la verga de Jorge que todavía tenía en mi boca.
Después de un rato de estar así, Adán me preguntó: "Mi querida Renata, ¿cómo te gustaría ser cogida? te siento muy puta y seguramente quieres algo especial que quieras sentir.

Sí, le respondí... quisiera estar recosatada boca arriba y sentir la verga en mi culo teniendo las piernas levantadas y bien separadas.

Ahhh, pues si ese es tu deseo estamos para complacerte.

Me levanté de la posición en la que estaba y me dirigí a la cama, me recosté y mis dos machos se quedaron mirándome como esperando que eligiera a quien de los dos quería tener encima de mí. Los miré y les dije: "no importa quien sea el primero, me siento tan caliente y tan puta que tengo para los dos". "Quiero sentir la verga en mi culo hasta el fondo y mamar al mismo tiempo una verga". "Haganme su puta, no importa quien sea el primero en tenerme así, quiero gozar siendo la puta de los dos".

Al decir esto, separé mis piernas y tomando con mis manos mis nalgas las abrí para que pudiera mostrar mi culo que estaba ya ansioso por querer recibir una verga grande y dura. Los dos amigos se miraron y Jorge le dijo a Adán. "Cógetela tú primero, es tu novia y se vé que está ansiosa de que lo conviertas en tu puta, además, a mi me gusta como me está chupando la verga porque la succiona como realmente una puta sabe hacerlo".

Adán se subió a la cama y quedando enfrente de mi, tomó mis piernas, las levantó y dijo: "Pues si eso quieres puta, yo seré el primero en cogerte así, pero quiero oirte gemir como la puta que eres pidiendo más y más".
Sí, sí... hazme tu puta, no sabes lo rico que siento estando así, quiero ver tu rostro de deseo por meterme la verga y que me sigas diciendo lo puta que soy. Tomando su verga, la apuntó a mi agujero y poco a poco la empezó a meter, gemí como puta sintiendo un pequeño dolor y cerrando los ojos sentí cómo llegó hasta el fondo de mi culo, "ahhhhh, así, así... mmmmm... que rico siento, amor... Abrí los ojos y le dije a Jorge que se acercara para que pudiera seguir mamándole su rica verga...

Después de varios minutos de estar así que me parecieron estar en la gloria, no pude evitar venirme y gozar de esos momentos en la que me convertí en la puta de esos dos machos que me llenaron de placer... claro está que aqui no acaba mi encuentro con mis dos amantes...

Eso lo concluiré en mi próximo relato...


Comentarios


Muy buen relato exitante
Perfil no contiene imagen
Hola Renata! Que relato mas rico, me identifiqué contigo plenamente, me sentí putisima, me puse lenceria femenina y me masturbe mi culito mientras te leia! Espero nos sigas deleitando con mas encuentros con tus dos amantes! Gracias de tu amiga Maikita
perfil maikol18


Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
4434

Categoria
Transexuales

Fecha Envio


Votos
3