Mi primera experiencia de zoofilia
( Relatos Zoofilia )





hola, mi nombre es patricia, y lo que voy a contar es real como la vida misma y me paso hace un par de meses.

tengo un novio al que aprecio mucho, y el dia de mi 18 cumpleaños me invito a cenar y a celebrar mi mayoria de edad (y el que ya podia sacarme el carnet de conducir, cosa importante) y luego salir un rato. cenamos y salimos y despues tubo la idea de ir a su casa, ya que sus padres no estaban en casa, para enrrollarnos sin que nadie nos molestase, asi que fuimos a su casa. estuvimos enrrollandonos y dijo que en la cama estariamos mas comodos, prometiendome ,ante mi negativa, que no pasaria nada mas, asi que fuimos y seguimos alli; poco despues empezo a acariciarme por debajo de la minifalda y me fue bajando las bragas, a lo cual yo no puse impedimentos por que el me gustaba mucho y estaba excitada, pero enseguida reaccione y le dije que no estaba preparada todabia (en verdad tenia miedo de que al acostarse conmigo me dejase al haber conseguido ya llevarme a la cama) y le comente que no era buena idea seguir, ya que igual si lo intentaba obra vez lo conseguiria y si me respetaba! comprenderia que no estaba preparada (tambien me serviria para provarle) asi que acepto y me fuí. todabia era temprano y no queria llegar a casa con mis padres levantados para evitar las tipicas preguntas tal como estaba, ademas me apetecia pasear por el parque de la hurbanizacion que vivimos (los dos vivimos en una urbanizacion cerrada en la costa), asi que tube la idea de sacar a pasear un poco al perro que tenemos en la villa y asi me distraia un poco. lo lleve al parque y mientras el corria de un sitio a otro yo me sente en el borde donde acaba el cesped y empieza el parking para motos, ya que hay un pequeño muro y te puedes sentar en el y recostarte sobre la hierba mirando las estrellas, asi que me recoste y empeze a imaginar como hubiera sido si mi novio me hubiera hecho el amor. empeze a tocarme y acariciarme bajo la minifalda alli recostada con los ojos cerrados cuando note que mi perro me estaba lamiendo las piernas, y poco despues empezo a oler donde yo tenia la mano, la quite y empezo a olisquearme las bragas, aquello me gustaba, y alguna vez habia intentado oli! squear alli, pero no le deje, aunque esta vez era distinto, estaba muy excitada y pense que no hacia nada malo dejando que me olisquease y me lamiese ahi, asi que le deje. empeze a excitarme mas y pense que si me quitaba las bragas aun me gustaria mas el roze directo de su lengua con mi sexo, asi que me las quite y abri las piertas para que no tubiese problemas, aquello me encantaba, y aunque moralmete no sabia si estaba bien, me autoconvencia pensando que no hacia nada malo dejando que me lamiese el coño. estaba con los ojos cerrados excitada por lo que sucedia cuando note que paro de lamer (no duro mucho) asi que abri los ojos y vi que se subia con las patas delanteras al cesped donde estaba y empezaba a lamerme la cara, creia que ya se habia aburrido, pues suele acer eso cuando quiere jugar, pero de repente vi que se movia y note que me empezo a introducir su pene rapidamente. asustada no supe reaccionar, yo no queria eso, pero no creia que fuese buena idea pararle, ya que ! es un perro muy grande e igual no le gustaba que le detubiese (despues de haber oido por las noticias todo lo de los perros que atacan a la gente me asuste) asi que no hice nada, pero empezo a gustarme, ya que estaba excitada por lo de mi novio y aunque no fuera el, aquello me agradaba , asi que en lo que llamaria un momento de locura lujuriosa, abri mas las piernas juntadolas por encima de el perro y deje que me follase. su pene empezo a crecer dentro de mi mas y mas, mientras me lo metia cada vez mas dentro, hasta hacerme daño, aunque no me importaba, ya que me gustaba mucho y empeze a gemir de puro placer. el movimiento que hacia el perro era rapido y potente, y hacia que me moviese un poco hacia adelante y hacia atras cuando me golpeaba al introducir todo su pene, y yo mietras le acariciaba dandole a entender que me gustaba. estubo asi un rato hasta que paro y se retiro bajando sus patas delanteras de donde estaba yo, entonces le mire como se lamia su miembro y me quede he! lada al ver lo enorme que era lo que me habia metido. entonces pense que alguien nos podia haber visto, asi que mire alrededor miradas indiscretas o ventanas con luz sin ver a nadie, cogi mis bragas del suelo y al perro y me fui a un lugar del parque mas escondido, una vez en el lugar empeze a ponerme las bragas y mire al perro, me excitaba imaginar que pensaba el de el hecho de que me habia follado y empeze a excitarme, y se me paso por la cabeza repetirlo, pero en ese sitio mas escondido, asi que esa vez me desnude por completo y le deje que me lamiese, primero mis pechos y luego el coño, despues le di la espaldas y me puse a cuatro patas abriendo las piernas, notando como el perro empezaba a olisquear detras de mi. no tardo mucho en montarme, y aunque temia que me arañase con sus patas no lo hizo, ya que las dejo colgando a ambos lados de mi y se apollo su cabeza en mi hombro, empezando a moverse, note como su pene golpeaba contra los labios de mi coño sin acertar a introd! ucirse, asi que le ayude con mi mano un poco y la introdujo de golpe, lo cual me hizo daño y grite un poco, pero era casi mas de placer que de daño, parecia que esa postura le agradaba bastante ya que esta vez duro mas y con mas fuerza que antes, haciendo que yo rebotase hacia delante por el impulso una y otra vez, yo intentaba no hacer ruidos por si alguien me oia pero era casi imposible , tal y como gozaba, no emitir gemidos y gritar de placer al notar como su enorme pene se introducia una y otra vez dentro de mi, abria los ojos y miraba detras y veia su movimiento y me parecia enormemente sexy con la perfecion que se movia para introducirla al maximo y con la fuerza que lo hacia, dandome mas placer del que nunca imagine que tendria con el sexo. cuando paro, no le deje que se bajase enseguida y le cogi su aparato apretandolo para que siguese metido donde debia de estar, y el perro se quedo ahi moviendose pero muy poco, aunque lo bastante para que yo gozase, pero empezo a qu! erer bajar y le deje, y cuando lo hizo me lamio el coño una vez mas, creia que me volveria a montar , pero ya estaria cansado y no lo hizo, asi que me vesti y volvimos a casa. esa noche no dormi, e incluso pense en entrenar al perro para mas gozo y disfurte y me imaginaba que hacer que me hiciese.

bueno pues esta es mi historia de como cambio mi vida sexual por un incidente totalmente inesperado, en otros relatos , ya que este ya es bastante largo, os contare como le entrene para que hiciese una cosita muy sugerente, ya que escribiendo estos relatos me recuerda esos momento y me pone a cien, aunque todabia me parece mentira que con 18 años pasara de no haber hecho nunca el amor a dejar que un perro me monte y me folle como una desesperada.

nos vemos!!!




Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
632

Categoria
Zoofilia

Fecha Envio


Votos
3

Relatos enviados por el mismo usuario