Un trio con Zaco
( Relatos Zoofilia )




Zaco es el perro de mi amiga ya conté fue mi primera experiencia con un perro las vacaciones iban viento en popa mi amiga es bisex, (amiga y confidente) salíamos juntos de copas íbamos a bares de ambiente y tal ya Zaco me había follado unas cuantas veces, incluso me prefería a mí jajajaja, a pesar de que con mi amiga jamás hubo sexo entre nosotros, ni lo habrá, seguimos siendo aún amigos, pues en alguna ocasión no hemos puesto los dos a disposición de Zaco y al final me acabo montando a mí, jajajajaja.

Un día le digo a mi amiga sabes que me apetece, ¿Qué me dice?, un trío con el perro y otro tío, no estaría nada mal y ya me había contado ella con una amiga se habían hecho sus tríos con Zaco, le digo; pues ahora a ver donde coño encuentro yo un tipo que no se me escandalice, allí apenas conocía “tíos” con confianza para decirles, ella me dice espera hablare con mi amiga igual conoce alguno, vale mira a ver, esa misma tarde me llama un chico “resultón” que había conocido en la disco y me dice si me apetece follar, como la misma noche que nos conocimos ya habíamos tenido sexo en un portal, pues le dije vale, como quedamos, si quieres vente a mi casa, me da la dirección y allí me fui.

Lógicamente tuvimos buen y exquisito sexo… yo soy muy pasivo y muy puta, jajajajaja pero no es esto lo que quiero contar, después de ducharnos nos sentamos en el sofá tomando unas cervezas y hablando, en un momento de la conversación, le suelto, sabes que me apetece y me da mucho morbo, me responde; un trío, si eso mismo, y dice pues cuando quieras, si pero veras es otra clase de trío que quiero, me dice si es con una tía no cuentes conmigo tío, no, no, no es eso, le digo, ¿pues entonces qué clase de trío quieres?, con un perro, le suelto a boca jarro, queeeeeeeeeeeee, estás loco tío, te has follado algún perro ya, digamos que es el perro que me ha follado a mí, su cara todo un poema, total que le explico y para mi sorpresa acepta, con una condición el con el perro nada de nada, perfecto le digo. Enseguida le mando un “guasap” a mi amiga y se lo digo.

Quedamos para el otro día, le cuento a mi amiga y me suelta eso quiero verlo yo y mi amiga, joder!!!! chuchi (así la llamo) no me hagas esto, zorra, a ver si ahora se me echa atrás que a este no le van nada las tías, pues díselo nosotras solo miramos, vale, vale, le mando un “guasa” y me dice, SOLO MIRAR sí le digo.

Llega el día ya estaban las “amigas” y fui yo abrir la puerta, lo cojo de la mano y lo llevo hasta el salón haciendo las presentaciones y la muy puta de la amiga le dice; tío te libras que no me van los tíos, si no te hacía unos cuantos favores, jajajajjaja.

Convenimos y para no distraer al perro que en la habitación entraría yo solo la puerta entre abierta y ellos mirarían hasta el momento de entrar él, me voy a la habitación me desnudo y mi amiga se va a buscar el perro, que hasta ese momento y para que no, nos molestara había estado en la terraza.

Zoco nada más entrar el ya sabía que iba tener fiesta, empiezo a jugar con él, lo rechazo, le empujo eso le excita al cabrón me pongo en cuatro, me levanto y ya apuntaba “maneras” su rabo, lo tumbo lo acaricio por el vientre lo pajeo por la funda y asomaba ya su rabo, me agacho, le mamo la punta y el jodido ya lubricaba, me vuelvo a levantar, me aparto el perro me busca, se me alza de manos por delante le cojo las manos miro hacía abajo y ahí estaba su rabo prácticamente salido ya, los tres miraban y no decían nada pero imaginaba que debían estar calientes sobre todo ellas.

Ya me pongo en cuatro y empiezo a contonear el culo, voy de rodillas hacia adelante, hacia atrás, hacía derecha izquierda, él hace varios intentos fallidos pero en cada vez un chorreón de leche me rociaba, piernas, culo, hasta que decido que ya me monte, ahí en cuatro me agacho bien la cabeza, poniendo el culo en pompa y como no atinaba aún en mi chiquito, le cojo su rabo le sujeto bien la bola, apunto su rabo a mi chiquito y me voy metiendo el rabo del perro dejando me de unas cuantas sacudidas, de puro placer y frenesí en cada vez un chorretón de leche inundaba mi culo que notaba como me corría por las piernas, no sé el rato que llevaría así pero “bastante” así que hago la señal convenida para que entrara mi amigo se planta delante de mí y vaya erección llevaba el cabrón, sin más se arrodilla y me mete su polla en la boca se la empecé a mamar de lo lindo, seguí controlando el rabo del perro para que no me entrara la bola quería dure la follada, pero tenía dificultad para mamarle la polla y guiar el rabo del perro, como si me hubiera leído el pensamiento mi amiga, me chilla; suéltale ya, so perra deja que te entre ya la bola en tu culo, so puta, hay que me dijo la zorra, se la suelto le pillo bien la polla a mi amigo para mamarsela y en nada ZAS!!!! Abotonado me arriesgue, ni sujete el rabo del perro ni la pata, ahí dejo de mamarle la polla a mi amigo, no podía, estaba roto, mi culo parecía iba reventar y menos mal que al voltearse se quedo quieto y esos chorretones de leche que no acababan, mi amigo estaba mirando y alucinaba, cuando lo creyó oportuno él perro, se dio la vuelta y nos quedamos culo con culo y menos mal que no dio tirones fuertes alguno, si pero soportables, dolorosos y placenteros, pero yo ahí aún estaba inerte miraba de reojo la polla de mi amigo y tenía ganas de mamar, nada parecido cuando te haces un trío con tíos, me arme de fuerzas le pedí a mi amigo se pusiera se tumbara para podérsela mamar y así le seguía mamando mientras notaba mi chiquito a rebosar, tan lleno, reventado estaba, mi amigo disfrutaba de la mamada como un loco, pues cada vez que notaba un chorretón de leche me elevaba de placer y le mamaba la polla con más glotonería, no sé el tiempo que le estaría mamando pero seguro más de 10 minutos, note que mi amigo se iba correr de un momento a otro y en esas el perro me libero oyendo un plof impresionante notando como me iba saliendo toda la leche, y al unisonó mi amigo me lleno toda la boca de leche, solo me quedaron fuerzas para quedarme tumbado en el suelo, el perro se vino a mí a lamerme el culo, no tenía fuerzas ni para darme la vuelta y el perro generoso donde lo haya me relamía todo el chiquito.

Mi amigo alucinaba de lo que había visto y sobre todo la cantidad de leche que tira un perro ya habían entrado “las putas zorras amigas” como consolación mi amiga “cariñosamente” me acariciaba la cabeza y me decía has estado muy bien, como una verdadera perra cariño, hemos disfrutado tanto que nos hemos tenido que comer el toto cariño, en esas la amiga, dice a mí amigo, oye ahora tal como está porque no te lo follas, mira como tiene de abierto y mojado ese culo….eso será ya otra historia, porque sí que me follo con todos los caldos dentro de mi chiquito del perro. Besitos amores.


Comentarios


Tu relato me halucino, estuvo increíble cómo me exitaste mi chiquito, todavía estoy jadeando, no se me había ocurrido hacer esto, hace tiempo que no soy perra de perro, pues en mi depa no tengo perro, pero tengo un amigo que tiene una casa en el campo y tiene perros allá. Voy a ver qué me dice a ver si hacemos el trío, pero sin zorritas viéndonos! Te felicito por tu fantástica osurrencia!
perfil maikol18


Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
6717

Categoria
Zoofilia

Fecha Envio


Votos
1

Relatos enviados por el mismo usuario

5713 - Mi amiga su perro y mi primera vez
6713 - Como me desvirgo.
6716 - En el instituto
6724 - Mi Casero