LA SOBREMESA
( Relatos Heterosexuales )





- Me da la cuenta, por favor-.

Se sentían bien, relajados, a gusto. Una deliciosa comida acompañada del espléndido Beaujulais y el remate con un aromático café acompañado de una copa de Xo, los había dejado satisfechos y contentos. El calorcito que invadía sus cuerpos, derivado de las bebidas ingeridas, se iba transformando en excitación y deseo.

- Ve al baño -le dijo al oído- y quítate las pantaletas, las medias y el brassiere.
- ¡Estas loco!, en verdad quieres que me quite la ropa interior???.
- Si.

Al retirarse de la mesa, José Luis observó el maravilloso cuerpo de celeste. "Celestial" -pensó- y observó las miradas discretas de admiración que despertaba en los otros comensales. Los hombres, y una que otra mujer, no dejaban de ver con admiración y deseo aquel cuerpo macizo de senos altivos y turgentes, de cintura avispada y piernas torneadas con una perfección que iba de los tobillos a la cadera redonda y firme. "Vaya -se dijo- no cabe duda que es hermosa y destila sensualidad". Aquella ropa, una minifalda y una blusa corta, floja, delgada, sin mangas y escotada, sus zapatillas de tacón de aguja y sus medias transparentes, mostraban más que ocultaban, la belleza de su cuerpo. "Me gusta más cuando se pone medias negras, pero -reconoció- se ve soberbia". Terminaba de liquidar la cuenta cuando Celeste regresó a la mesa. Los senos se le delineaban con claridad debajo de la blusa y dejaban ver, sin ningún recato, los pezones erectos.

- Te ves preciosa, preciosa y excitada -le dijo-.
- ¡Estas loco!, pero me gusta. -le contestó, al tiempo que volteaba a ver a unos tipos sentados frente a ella. -Escúchame, ahí enfrente están cuatro sujetos que no me quitan la mirada de las piernas-.
- Bueno, pues muéstrales un poco más de tus encantos. Discretamente, al levantarmos, abre las piernas para que vean la flor que tienes entre las piernas. Solo un poco, una pequeña muestra, un leve retrato.

Al levantarse de la mesa, con la mirada fija en los cuatro hombres que ya sin recato tenían fija la vista en Celeste, movió las piernas hacia un lado, alzó un poco la pierna derecha, lo que provocó que su corta falda se recorriera hacia atrás y dejara al descubierto aun más sus portentosos muslos y en un momento, solo un momento, abrió las piernas y les dejó ver aquél triángulo recortado, negro y sedoso en el que asomaban unos labios rojos, hinchados...

- Ahorita que nos traigan el coche -le susurró al oído- te voy a abrir la puerta, vas a subir y en lo que doy la vuelta para subirme, vas a entretener al "valet" preguntándole que si no vio unas llaves o unos papeles, lo que quieras. Cuando yo esté en mi puerta, con la puerta abierta, te vas a inclinar como si no te das cuenta para mostrarle tus senos y al levantarte vas a abrir claramente tus piernas para mostrarle tu cosita. Espera -le dijo- desabróchate el botón de arriba de tu blusa.
- Joven, por favor, es el marquis negro.

El muchacho tomó la contraseña, no pudo evitar dirigir una furtiva mirada a la hermosa y sensual mujer que acompañaba al caballero y se dirigió a traer el vehículo.

- Es un muchachito, -observó Celeste- esta muy joven y guapo. Me gusta y me va a gustar darle una exhibición.
- Más le va a gustar a él y estoy seguro que nunca olvidará tus encantos. los recordará mientras se faja a su novia o se masturba agregó José Luis.

Frenó el vehículo delante de ellos, se dirigieron a la puerta y José Luis la abrió para que Celeste se subiera.

-Oiga joven, perdón, no vio un llavero que deje por aquí, no lo encuentro -dijo Celeste con tono y cara de inocencia. - Por aquí debe de estar, tal vez en el suelo -dijo, al tiempo que se inclinaba hacia adelante haciendo que el escote de la blusa se ensanchara y dejara ver sin pudor aquel par de soberbios senos coronados por unos pezones rosados y erectos que parecían dulces-. El joven acomodador se quedó inmóvil ante el soberbio cuadro que se ofrecía a sus ojos y solo alcanzó a balbucear:
- Esta segura que ... las dejó ... aquí??-
- Si, creo que si- contestó Celeste mientras observaba con una sonrisa ingenua al muchacho y se percataba que José Luis estaba abriendo la puerta del conductor.
- Espere -continúo Celeste- tal vez las dejé en el asiento de atrás.

Dicho esto, se estiró lánguidamente e hizo el intento de voltear al asiento de atrás, lo que le permitió, de una manera que pareciera natural, inocente, abrir totalmente las piernas casi frente a la cara del muchacho que, semiagachado hacia José Luis, se encontraba parado con la puerta abierta, esperando que el acomodador saliera para ponerse al volante, observó desde su perspectiva la visión del pubis con el vello recortado y la vulva abierta, carnosa y mojada por la excitación, que Celeste ofrecía al muchacho.

- Perdón, muchacho -interrumpió José Luis- me permites.
- Si, señor - acertó a decir el acomodador al tiempo que se bajaba del carro completamente apenado y con una erección que no alcanzaba a disimular.
- Gracias -le dijo mientras le alcanzaba un billete de propina- nos vemos.

José Luis arrancó el carro mientras celeste se empezó a acomodar la falda y trataba de abrocharse el botón de su blusa.

- Espera -dijo José Luis- quiero verte, súbete más la falda y desabróchate la blusa.
- Qué, quieres verme y que todos me vean?? -le contestó-
- Si, quiero verte y lucirte.

Salió del estacionamiento, tomó la lateral de una vía rápida y circuló a regular velocidad entre los autos que transitaban y cuyos ocupantes no se percataban de los encantos de esa mujer aparentemente vestida, pero desnuda a muy poca distancia de ellos. Solo al quedar emparejados con una camioneta más alta, un adolescente que iba con una señora, su mamá -pensó José Luis- volteó al interior del marquis y vio la escena increíble de una mujer prácticamente desnuda, con la blusa abierta y los senos al aire, la falda levantada hasta la cintura y mostrando sus labios vaginales abiertos mientras se metía uno, dos dedos y se acariciaba lascivamente mientras cerraba los ojos y le decía algo al conductor.

- José Luis, -casi imploraba Celeste- estoy muy caliente, acaríciame, párate y cógeme, te la voy a chupar, necesito que me la metas ya, aquí o donde quieras, pero ya.
- Te gusta, verdad, eres una caliente -le contestó José Luis- te gusta que te miren, ser admirada y deseada.
- Si, me encanta -masculló Celeste- pero más me encanta que me la metas.

José Luis aceleró el auto y en la primera calle viró a la derecha y se metió al Pedregal, siguió de frente hasta topar con una avenida, dobló en una, dos , tres o mas calles solitarias de esa colonia de enormes mansiones y calles vacías hasta que encontró una calle empedrada a un costado de un pequeño, cuidado, pero solitario parque y se estacionó.

Celeste, que para entonces estaba sumamente excitada se quitó completamente la blusa, se alzó en el asiento, acercó un pezón a la boca de José Luis y le ordenó que la chupara. Sintió el pezón en la boca, lo tomó entre los labios y mamó golosamente mientras con la mano izquierda tomaba el otro seno y lo acariciaba suavemente. Después, circuló con la lengua la hermosa aureola del pezón al tiempo que sus caricias en el otro seno se hacían más fuertes y luego, fue alternando uno y otro pecho en su boca hasta que los pezones de Celeste parecían explotar de tan duros y encendidos.

- Ay, papacito, me encanta como me chupas los senos, apriétamelos, fuerte ... así, así- gritaba Celeste.
- Acuéstate y abre las piernas -suplicó José Luis- te voy a dar una mamada en tu cosita, quiero sorber tus jugos y embriagarme.

José Luis puso su cabeza entre los muslos de Celeste, separó los labios de la vulva y empezó un largo, suave y delicado recorrido con su lengua por la parte externa de la vulva, por los labios hinchados por la excitación hasta tocar imperceptiblemente aquel botón rosado que coronaba esa majestuosa abertura. Poco a poco fue aumentando la intensidad de sus embestidas, degustando los jugos vaginales de Celeste que le empapaban la boca y la cara y se mezclaban con su propia saliva y acompasando el ritmo de su lengua y labios al entonces frenético ritmo de las caderas de Celeste que estaba a punto de venirse de manera explosiva. Al sentir que estaba a punto de hacerla explotar, José Luis retiró su boca y se levantó.

- Voltéate - dijo.

Celeste se colocó a cuatro patas mostrando sus nalgas frondosas y a la vez delicadas y José Luis metió la cara en aquél abismo y procedió a aplicar su lengua en el pequeño círculo que se contraía a cada toque de la pequeña y puntiaguda espada. Después de esos pequeños toques, pasó la lengua arriba y abajo, deteniéndose en intensas caricias linguales en el orificio que parecía haber cobrado vida propia y aplicó sus labios en uno y, más besos y en una y más caricias; Hasta engolosinarse y casi perder el control al sentir el cuerpo de Celeste vibrando con sus caricias. Celeste aprovechó el cambio para alejar por unos momentos el orgasmo, sin embargo las sensaciones que le provocaba la lengua y los labios en su pequeño orificio trasero volvieron a elevarla a un estado de excitación cercano al orgasmo. Ya era un largo rato, desde el restaurante, que estaba excitada y ahora con las caricias se sentía a punto de explotar.

- Espérame -dijo y se volteó, se inclinó, bajó la bragueta y le sacó el miembro erecto y tenso- te la quiero mamar. Celeste introdujo el miembro en su boca y empezó a chuparlo con verdadera gula.
- Humm, me encanta y que caliente y rico lo tienes -.
- Síguele, así -suspiró José Luis mientras entornaba los ojos y su mano derecha alternaba los dedos para acariciar la rebosante vulva y meterle un dedo en el orificio trasero.
- Ya, no puedo más -gimió Celeste-.

Jaló a José Luis al centro del asiento y de un solo golpe se ensartó en la enhiesta verga hasta el tope e inició un violento aunque acompasado sube y baja, una y otra vez hasta que los dos se estremecieron en un intenso orgasmo simultáneo que los dejó agotados, pero satisfechos, muy satisfechos. Celeste se desmontó, se arregló la falda y se colocó la blusa.

- Lista, vámonos mi amor-. Desperezándose, José Luis le contestó:
- Qué???, quieres otra vez-. Ja, ja, ja, eres incorregible.


Comentarios


K tal,muy rica imahinacion,con gsaznas d probR esa experiencia mmmmm k rico
perfil caldente


Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
144

Categoria
Heterosexuales

Fecha Envio


Votos
0

Relatos enviados por el mismo usuario

2 - Que espectaculo
7 - ASTRID, LA VIKINGA
8 - Adela
10 - El autobus
12 - Fue de improvisto
13 - Para que buscar
14 - No soñaba
16 - Mi dia de suerte
17 - Mi esposa y yo en el metro
19 - El me lo presentó
21 - El tren de mis sueños
23 - La joven locutora
24 - Mi cuñada y su hermana
26 - Con la empleada
27 - Kali I
28 - El ICQ
30 - Ella, su novio y yo
31 - Con mi hermana
33 - El Gran Amor de Caty
35 - Con amigas
36 - Dominante dominada
37 - Se le olvido que tenia examen
38 - La fantasia de mi esposo
40 - Departamentos Calientes
41 - Mi prima y yo
44 - El maestro de tenis
45 - Un amante y dos hermanos
47 - Salvaje
54 - La comida
62 - Clonicos
64 - DOBLE PENETRACION
72 - MI JOVEN DOMESTICA
73 - VIERNES DE LUJURIA
76 - LA MAMA DE MI AMIGA
77 - Mi abuelita.
82 - VIDEO
85 - FOTOSEXO
92 - La mujer de la librería.
102 - Las primas traviezas
106 - La Obra
108 - El Cadete
112 - LUCY
115 - ERRORES???
121 - MI AMIGA Y SU JARDINERO
122 - CORINNE
124 - MI VECINA DE AL LADO
126 - CAROLA
128 - LA CHICA DE ROJO
131 - Ternura
136 - MI AMIGA VERONICA
146 - LA SEÑORA BELINDA
151 - CHAT CALIENTE
153 - LA CHINA EROTICA
155 - VIAJE DE TRABAJO III
157 - HISTORIA DE INCESTO
158 - LA ARABE
160 - LA SORPRESA
161 - LLEVADO POR LAS CIRCUNSTANCIAS
163 - COMO PERDI LA VIRGINIDAD
169 - TAMMY EN LA LLUVIA
179 - AFORTUNADO REENCUENTRO I
181 - LA PROFESORA CALIENTE
183 - MONICA Y &.
186 - LA PISCINA
189 - LA CHICA RICA
191 - LA GRAN MAESTRA
197 - TU BEBE
199 - COMO COMERSE UN COÑO
202 - DOBLE PENETRACION.
206 - REENCUENTRO CON LAURA
211 - MIS INICIOS SEXUALES
213 - TRIO CALIENTE
215 - UN PASEO POR LA PLAYA
220 - MI PRIMA CALIENTE
222 - EL REGRESO II
224 - MI NOVIA CALIENTE
226 - Una señora casada
234 - Mi virginidad
236 - Mi secretaria
238 - La orientadora, mi novio y yo
240 - El masaje de mi prima
242 - No supe resistirme
244 - Atraccion mutua
246 - Bloqueo en la carretera
248 - Masaje a una pareja
250 - Mis tres amantes
252 - Lo mejor que me pudo pasar
257 - Celia la criada
259 - Mi cuñadita
263 - Amo a mi suegra
265 - Mi suegra cachonda
269 - Buen Clima
271 - La mas rica
273 - Verano caliente
275 - Entre vecinos
278 - Que vacaciones
280 - Mi hijastra
282 - Aniversario de bodas
286 - Mi primita menor
290 - La mejor visita de mi vida
292 - El culo de mi cuñada
297 - Mi maestra de mate
299 - Dos para uno
302 - Mi mejor amiga y su prima Mytzi
304 - Mi ex novia
306 - Ya me tenia cansado
308 - Mi madrastra
310 - Cuestion de tamaño
313 - Cambio temporal
315 - Mi cuñada e incesto
321 - De besos a besos
325 - Ella también es él
329 - Ball Busting
331 - Con mi propia hermana
333 - LOCO POR MI HERMANITA
335 - Fin de semana con mi prima Sofía
341 - Fiesta íntima
343 - DE PELICULA DE CINE
345 - Algo Mas que Amigos
348 - El Fin de Semana
350 - Comienzo de una buena amistad
353 - Toty y Barri, la pareja explosiva
355 - Los Colores
358 - Carla Violada
360 - Babysitter ninfómana
362 - Anoche
364 - Mi vecinita
366 - Deborah
368 - Desvirgando jovencitas
370 - Me voliví la hembra de mi padre
372 - El Vecindario
374 - Alejandra
376 - UNA VIEJA AMIGA
378 - Mi caliente viaje a Trujillo
379 - AGRADECIMIENTO
380 - MIMOS EN EL AVION
381 - HISTORIA DE UN RELATO
382 - Intercambio
383 - Acampada en la costa
384 - Aquellas vacaciones
385 - Carla y Sofía, fin de curso
386 - Las vecinas
389 - ¿¿UN JUEGO?? ( VERSION COMPLETA)
391 - Afortunado reencuentro cap1
393 - Antojo
395 - A la prima se le arrima
396 - Afrodisiaco
399 - Cristina
403 - DOS
406 - Amigo o lo que sea..
408 - Dos perros
410 - Algo Natural
417 - Por accidente?
419 - Asiento 17
421 - Fui violada por los perros de mi novio
423 - Una Historia Real
426 - Hombre y perra
427 - Hombre y yegua
428 - Amor Filial
431 - La gatita persa
432 - Aquella chiquilla
435 - La mascota de mi equipo
438 - Ana
439 - Adicta a ser lesbiana
442 - ¡Han pasado casi diez años...!
445 - Cambio de rutina
448 - Carta a mi amorcito
452 - Recuerdos
454 - Castigo
455 - Con mi amigo
456 - Con mi amigo II
457 - Con mi amigo III
459 - Vaya prima
461 - Ah! Lujuria
462 - Ah! Lujuria II
463 - Ah! Lujuria III escena I
464 - Ah! Lujuria III escena II
465 - Ah! Lujuria III escena III
466 - Ah! Lujuria III escena IV
467 - Ah! Lujuria IV (El otro final)
468 - Ah! Lujuria X-Epílogo-X
470 - Rico secuestro
474 - Marla
475 - Todo lo que se puede hacer en un bar
476 - Mi perro fue el primero
479 - El mejor descanso
483 - Tengo dos amantes
488 - Noche de placer
489 - Otto mi pastor favorito
496 - Estudiante de puta
498 - La maestra del jacuzzi
499 - Mi perro San Bernardo
500 - Cumpleaños del primo
502 - Aquella chiquilla 2
504 - Efectos especiales
508 - Primita querida
511 - Mi mujer me engañaba II
517 - Mi perro salchicha!!!
521 - Mi prima ana
524 - La amiga de mi madre
528 - Decadencia 2
530 - El mejor pero mas raro polvo de mi vida
531 - Decadencia
533 - Con la misma moneda
535 - Posada de navidad
537 - Cornudo mirón
544 - La mama de juanito
545 - Sexo con mi hermana
547 - Nunca es tarde
549 - Por la soledad II
550 - Qué amiga la mía
551 - Por venganza
552 - Doña sofia
554 - La maestra
555 - La caliente de mi hermana
557 - Mi tia paty
558 - Mi asistenta negra
559 - El velorio de mi primo
560 - Con la esposa del abuelo
562 - Vacaciones en la costa
563 - No importa la edad
564 - Por unas copas demas
566 - Q noche en el baño...
567 - Rara desvirgada
568 - Nunca lo imagine
569 - Como coji a mi prima
572 - En familia
573 - Fiesta de fin de año
574 - Secreto lésbico III
576 - Regalo de cumpleaños
578 - Una novia complaciente
579 - Fiesta
583 - Por fin vacaciones
584 - Infidelidad (por Dolores)
585 - Tia con sueños pessados
587 - Poderosa afrodita: mi vecina
588 - Y yo que no queria ir
589 - Mi tia viuda
590 - La amiga de mi mujer
592 - David
593 - Deseo imprudente
596 - Le saque provecho
597 - Sorprendido
601 - Nunca me imagine que me gustaria
602 - La hijita de mi novia (nuestro secreto)
603 - En la discoteca
604 - Todo comenzo de pronto
605 - Mi madurita
607 - Por infiel
608 - Diversion en el jacuzzi
609 - De campamento
611 - Que agasajo
613 - Que rica mi hermana
614 - Las muy putas de castelar
615 - Mi amiga sandra
618 - Copas de mas
620 - Mi mujer y yo
621 - Mi tia caliente
622 - Me pilló
623 - En un restaurant
624 - Pradre miron
626 - Mi padre y su amigo
628 - Clases con mi tia
630 - Yo con los cuatro sin imaginarlo II
631 - Yo con los cuatro sin imaginarlo
633 - La borracha de mi hermana
634 - Mi compañera 1
635 - Cofesiones calientes
637 - Fantasias (1)
638 - Mi primera vez
639 - La chica nueva
642 - Mi hermana
643 - Dulces 11
644 - Violacion de los dos
648 - Fuera de casa... una noche de pasión
649 - Con la suegra de mi primo
651 - Que rica familia
652 - Pago de apuesta
653 - Las peliculas caseras
656 - Memorias de laura 1
657 - Memorias de laura 2
658 - Adorando el cuerpo
659 - Mis profesores
661 - Asesoria paternal
662 - La prima de mi mujer
663 - Viaje de Negocios
671 - Aquella cuarentona seria
677 - Con mi prima
681 - Cristina y su Amiga
683 - Los perros de mi tia
684 - La mas puta
685 - La fantasia de mi suegra
686 - Me contrata
688 - Hermanas
689 - Entre amigas
692 - Aquella señora
694 - Diana
696 - Final de curso caliente
698 - El Confinado
700 - Extraña paciencia
705 - Con dos compañeros
706 - Cuarteto
708 - Historias calientes en mi trabajo
717 - Mi boxer
720 - Cuidado con lo que deseas porque se puede cumplir
1855 - Complicidad
3009 - Cornudo y doncella francesa
5532 - Esposa vendada cogiendo dos hombres
6723 - Sueños de playa
6758 - SOY LA PUTA DE MI SOBRINO