LA GRAN MAESTRA
( Relatos Heterosexuales )




Esto sucedió hace algún tiempo atrás, cuando yo tenía unos 15 o 16 años de edad. Aunque no era ni buen estudiante ni deportista, todos en la escuela me conocían por mi apodo, o sobre nombre, de "Pie grande". La razón de ese sobre nombre, no era precisamente por la talla de mi calzado.

Debido a mi ejecución escolar por lo general siempre me quedaba castigado y mis notas escolares eran regularmente bajas, por los que mis padres tomaron la decisión de ponerme una maestra en casa. El primer día que llegó la señorita Fabiola, que así era como se llamaba la maestra, fué un duro choque para mí, alta, delgada, de cabello castaño claro, recogido en un moño ridículo, de tez extremadamente blanca casi cadavérica, y para completar usaba unos lentes en montura de pasta que hacían que sus ojos parecieran un par de pequeños puntos. La señorita Fabiola vestía de falda larga de color oscuro, chaqueta y blusa blanca, todo de corte muy conservador. Al verme en nuestro primer día de clase, lo primero que criticó fué el desorden en mi cuarto, el cual tuve que recoger de mala gana, luego nos dedicamos a las materias en sí. Al día siguiente volvió con la misma historia, "Ordena tu cuarto y ponte a estudiar". Ya había pasado una semana y continuábamos igual que el primer día de clase, como una especie de guerra fría entre ella y yo.

A la semana siguiente la señorita Fabiola cambió de táctica, primero me habló de los sacrificios de mis padres para que yo estudiase, pero al ver que era inútil su acercamiento, se molestó conmigo y me preguntó de mala manera que era lo que más me gustaba en la vida, a lo que yo le respondí de mala gana también hacerme la puñeta, al decirlo pensé "Esta me deja tranquilo y se marcha", pero no fue así, por lo contrario su tono de voz cambió, al preguntarme que cuantas veces me la hacía, yo extrañado le respondí que dos, y ella dijo "A la semana??", y yo le corregí diciéndole "Todos los días". Al llegar ese punto dentro de la conversación, ella decidió cambiar el tema y sentándose en su silla, dijo algo de que hacía mucho calor por lo que se iba a quitar su chaqueta, yo no le había puesto atención hasta que se sentó a mi lado nuevamente para corregir mi tarea, cuando ella me dirigió de nuevo la palabra volteé a verla y me quedé sorprendido, cuatro de los botones de su blusa blanca se le habían abierto y ella no se había dado cuenta, lo que me permitía ver por primera vez sus blancos y redondos senos.

Como nunca había estado en tal situación, me comencé a excitar rápidamente, y el bulto entre mis piernas comenzó a crecer, me encontraba por una parte, con mis ojos clavados en sus senos, pero por otra trataba de disimular mi erección. De repente la señorita Fabiola se distrajo y se le cayó su lápiz entre mis piernas, cuando ella lo fué a agarrar yo automáticamente las abrí, lo que hizo que el lápiz cayera al piso, yo ya lo iba a recoger cuando ella con rapidez se inclinó, al tiempo que me decía que ella lo recogía, por lo que me quedé quieto con mis dos manos sobre mi bulto tratando inútilmente de disimular la erección, por su parte ella con su mano y brazo derecho se inclinó más para recoger el lápiz, pero muy lentamente, rozando mi muslo con su brazo, esto me excitó más y comencé a sudar como un caballo, ella agarró el lápiz con mucha delicadeza y comenzó a subir su brazo rozando entre mis muslos lentamente, al incorporarse se me quedó viendo y dijo "Ves?? Te dije que hacía un calor infernal, tu estás sudando a mares... Mejor vamos a descansar un rato. Date un baño para que te refresques y luego continuamos con la clase". Como ella vió que yo no me movía, me preguntó que qué esperaba para desvestirme y meterme al baño, yo titubeando le dije que esperaba que ella saliera del cuarto para desvestirme, a lo que me respondió que no hacía falta, ya que ella era mi maestra y podía quedarse en el cuarto. Como lo dijo con una gran seguridad, yo me comencé a quitar el pantalón y me acordé que no tenía interiores puestos, y me paré en seco. Sentada frente a mi ella dijo, "Qué te pasa?? Se te olvidó el calzoncillo??? No te preocupes, a mí hay días que se me olvida ponerme las pantaletas, como hoy por ejemplo". Al escuchar ese comentario de ella me excité más aún, le di la espalda y me bajé el pantalón sin mirarla. La señorita Fabiola se me acercó por la espalda, colocó sus manos en mi cintura y me dijo en un tono de voz suave que levantase los brazos para ayudarme a quitar el sweter que tenía puesto. A medida que fué subiéndome el sweter, me fué pasando sus calientes manos por la espalda y pegó su cuerpo al mío, realmente yo estaba asustado por varias razones, nunca había estado en esa situación, lo más que yo había hecho era "Tener relaciones con la viuda de los cinco hijos: La MANUELA", o como le dicen científicamente "Masturbarse". Una vez que me quitó el sweter, me senté para quitarme los zapatos y el pantalón, al tiempo que trataba de ocultar la erección de mi polla, cuando ella se recogió la falda un poco, dejando ver algo de sus blancos muslos. Al mismo tiempo que se agachaba frente a mí sin ponerle atención, aparentemente, a mi bulto, me quitó uno de los zapatos y los calcetines, y terminó de retirarme el pantalón, al terminar de hacerlo se incorporó, me tomó por mis brazos he hizo que me parara, sin inmutarse un poco por la erección de mi pene, me dio media vuelta y empujándome hacia el baño me dijo "Ve bañándote que yo voy a enjabonarte la espalda", al tiempo que me daba una pequeña nalgada.

Yo entré al baño, ya me encontraba más tranquilo, me reía de los pensamientos que habían corrido por mi mente momentos antes, ya había abierto la regadera y me encontraba bajo el agua cuando la sentí entrar al baño. Mi pene que se había ablandado algo, se volvió a poner erecto, yo me encontraba mirando por la pequeña ventana del baño, dándole la espalda a la señorita Fabiola. Ella tomo el jabón y una pequeña esponja con la que comenzó a frotarme la espalda, a la vesz que me hablaba suavemente, diciéndome que me encontraba muy tenso, que debía relajarme, que eso lo hacía pensando en algo agradable. Lo malo era que en lo que yo pensaba me excitaba cada vez más y más. Yo procuraba con mis dos manos tapar mi "Pie Grande", en eso sentí que sus manos bajaron hasta mis nalgas por un momento, pero continuaron hasta mis piernas, con suavidad me hizo abrir las piernas, y me enjabonó por todas partes, yo me encontraba disfrutando de los masajes que me daba la señorita Fabiola en la parte posterior de los muslos, cuando con suavidad volvió a pasar sus tibias manos entre mis nalgas. Al hacerlo yo me volví a poner tenso, nunca nadie desde que yo era grandecito me había tocado esa área, ella se dio cuenta de mi malestar, y bajó de nuevo el masaje al área de mis piernas, luego de un rato me tomó por los hombros y me volteó hacia ella, yo bajé mi mirada ya que me daba vergüenza el que me viera completamente desnudo y con mi miembro totalmente erecto. La señorita Fabiola parecía que me leía la mente, ya que de inmediato comentó que no debía sentirme avergonzado, que por lo contrario, debía estar orgulloso de lo que tenía y en las condiciones en que me encontraba. Al tiempo que decía eso, me retiró las manos de mi pene y con las suyas comenzó a enjabonarlo con mucho cuidado, yo me encontraba tan excitado que me corrí luego de que ella lo manoseara por unos instantes, al suceder eso me puse a llorar como un niño de la vergüenza, la señorita Fabiola me confortó por un momento diciéndome que eso no tenia importancia, que lo realmente importante era que yo lo hubiera disfrutado, cosa que asentí con la cabeza. Al decir eso ella cerró el agua, me tomó por la mano y me llevó a mi cama.

Tomó una toalla y comenzó a secarme con calma, primero comenzó por mi cabeza, secándome el pelo, luego siguió por mi espalda, los brazos, el torso, la cintura y la cadera, al llegar a este punto me había vuelto a excitar, de tal forma que mi pene se levantó de nuevo, cuando yo iba a poner mis manos encima, ella las apartó con delicadeza, se arrodilló y con sus labios comenzó a jugar con mi miembro. Yo francamente no sabía que hacer, es verdad que había visto una que otra película porno, pero nunca pensé que eso me fuera a pasar a mí. A medida que sus labios y su lengua jugaban con mi pene, ella se iba despojando de su ropa, se soltó el último botón de su blusa y se la quitó con calma, como les dije anteriormente no tenía puesto ningún sostén, sus senos era perfectos como los de las estatuas griegas, como decía mi abuelo "Debían caber en una copa de champán". Luego continuó con su larga falda y en efecto no tenía puesta las pantaletas, desde mi punto de vista no alcanzaba a ver su vagina. En eso, ella me empujó con suavidad sobre mi cama, y me dejé caer.

En la cama la señorita Fabiola continuó jugando con mi pene en su boca, lo chupaba, lo lamía, me lo mordisqueaba, yo estaba a punto de correrme de nuevo cuando ella suspendió su juego con mi pene, en eso se irguió sobre sus rodillas, y me dijo "Ahora tu me vas hacer lo mismo", en ese momento pude ver su concha, lo que más me llamó la atención fué que la tenía totalmente afeitada. A medida que la acercaba a mi rostro me sentí muy nervioso, ella se dio cuenta, me tomó por la cara con sus dos manos, diciéndome "Primero: Cierra tus ojos, Segundo: Siéntela en tu rostro y relájate, Tercero: Dale rienda suelta a tu imaginación", en ese momento yo fuí haciendo lo que ella me indicaba con su suave voz, en el momento en que cerré mis ojos, sentí el calor de su vulva. Al principio con mi rostro tímidamente se lo iba pasando por su vagina, poco a poco comencé a percibir su aroma, al principio solo me limité a pasar mi cara por ahí, pero a medida que tenía contacto con su piel, iba sintiendo una cierta humedad, mis labios habían hecho contacto con los suyos, mi lengua fué emergiendo hasta encontrarse con su clítoris, fué una sensación que jamas había tenido, su sabor inundó mi boca, provocándome una oleada de placer como nunca antes lo había sentido. A medida que mi boca, mi lengua y mi nariz tenían contacto con sus labios, su clítoris y parte de su vagina, la señorita Fabiola movía sus caderas. Al principio muy lentamente, pero a medida que yo me saboreaba su concha, los movimientos fueron más largos y fuertes, hasta que llegó el momento en que ella dió un grito de placer y de la misma forma que comenzó lo terminó, una vez que se dió su gusto y yo el mío, ella se acostó a lo largo de la cama, me tomó por una mano y me trajo hacia ella, diciéndome con suavidad "Ahora vas a tener una experiencia nueva y distinta a las anteriores, lo que te voy a decir trata de recordarlo y ponerlo en práctica cada vez que estés con una mujer, y siempre serás bien recordado y buscado, por el contrario, sino me haces caso, te pueden echar a un lado y hasta olvidarse de ti, aunque seas un bien dotado", a medida que ella hablaba se iban grabando en mi mente sus palabras.

Poco a poco la señorita Fabiola me fué acomodando sobre su cuerpo, yo me movía con torpeza, pero aun así continuamos, su mano fué acomodando mi pene dentro de ella, la sensación fué indescriptible, me indicó como colocar mis brazos y mis piernas, a la vez que ella comenzaba a mover sus caderas con suavidad, pasados unos segundos yo me inspiré y comencé a tomar velocidad a medida que la cogía. En eso ella me llamó la atención diciéndome "Vas muy de prisa, si continuas así de rápido te vas a correr y yo no voy a disfrutar nada, tómalo con calma, suavemente mueve tus caderas al compás de las mías, y así los dos lo disfrutaremos más". Al principio me costó concentrarme, pero luego fué fácil, el hecho era que los dos lo disfrutásemos a medida que mi pene entraba y salía de su vagina. Ella me pidió cambiar de posición, ella se colocó boca abajo y yo la penetré en su vagina desde atrás, así lo estuvimos haciendo un rato y cuando yo ya me estaba calentando más de lo que yo podía soportar, la señorita Fabiola dejó de moverse y me pidió que la penetrara por el culo, pero antes me insinúo que se lo lamiera para que pudiera entrarle con facilidad, algo que hice de inmediato como un autómata. Cerré los ojos y con mi lengua fui explorando entre sus nalgas hasta que encontré el centro de mi atención, a medida que le pasaba la lengua por entre sus nalgas, ella se movía con mayor ímpetu hasta que me pidió que la penetrara. Ella se encontraba en un frenesí salvaje, yo la tomé por las caderas y la penetré de un solo viaje sin compasión, yo pensaba que me había extralimitado, ya que dió un grito que me pareció de dolor, pero lentamente fué moviendo su culito con mi pito dentro de ella. Tomó una de mis manos y la colocó entre sus piernas, yo por instinto o por quien sabe qué comencé a sobársela, hasta que con mis dedos agarré su clítoris, cada vez que la penetraba yo lo disfrutaba más y más, y ella disfrutaba del mismo deleite, hasta que los dos llegamos al clímax. La realidad era que ella había alcanzado el clímax en varias oportunidades y yo me corrí dentro de su ano.

Cuando todo hubo terminado, entramos al baño y nos aseamos, al salir nos vestimos, y antes de que la señorita Fabiola se retirara me indicó cual era mi próxima asignación.





Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
191

Categoria
Heterosexuales

Fecha Envio


Votos
0

Relatos enviados por el mismo usuario

2 - Que espectaculo
7 - ASTRID, LA VIKINGA
8 - Adela
10 - El autobus
12 - Fue de improvisto
13 - Para que buscar
14 - No soñaba
16 - Mi dia de suerte
17 - Mi esposa y yo en el metro
19 - El me lo presentó
21 - El tren de mis sueños
23 - La joven locutora
24 - Mi cuñada y su hermana
26 - Con la empleada
27 - Kali I
28 - El ICQ
30 - Ella, su novio y yo
31 - Con mi hermana
33 - El Gran Amor de Caty
35 - Con amigas
36 - Dominante dominada
37 - Se le olvido que tenia examen
38 - La fantasia de mi esposo
40 - Departamentos Calientes
41 - Mi prima y yo
44 - El maestro de tenis
45 - Un amante y dos hermanos
47 - Salvaje
54 - La comida
62 - Clonicos
64 - DOBLE PENETRACION
72 - MI JOVEN DOMESTICA
73 - VIERNES DE LUJURIA
76 - LA MAMA DE MI AMIGA
77 - Mi abuelita.
82 - VIDEO
85 - FOTOSEXO
92 - La mujer de la librería.
102 - Las primas traviezas
106 - La Obra
108 - El Cadete
112 - LUCY
115 - ERRORES???
121 - MI AMIGA Y SU JARDINERO
122 - CORINNE
124 - MI VECINA DE AL LADO
126 - CAROLA
128 - LA CHICA DE ROJO
131 - Ternura
136 - MI AMIGA VERONICA
144 - LA SOBREMESA
146 - LA SEÑORA BELINDA
151 - CHAT CALIENTE
153 - LA CHINA EROTICA
155 - VIAJE DE TRABAJO III
157 - HISTORIA DE INCESTO
158 - LA ARABE
160 - LA SORPRESA
161 - LLEVADO POR LAS CIRCUNSTANCIAS
163 - COMO PERDI LA VIRGINIDAD
169 - TAMMY EN LA LLUVIA
179 - AFORTUNADO REENCUENTRO I
181 - LA PROFESORA CALIENTE
183 - MONICA Y &.
186 - LA PISCINA
189 - LA CHICA RICA
197 - TU BEBE
199 - COMO COMERSE UN COÑO
202 - DOBLE PENETRACION.
206 - REENCUENTRO CON LAURA
211 - MIS INICIOS SEXUALES
213 - TRIO CALIENTE
215 - UN PASEO POR LA PLAYA
220 - MI PRIMA CALIENTE
222 - EL REGRESO II
224 - MI NOVIA CALIENTE
226 - Una señora casada
234 - Mi virginidad
236 - Mi secretaria
238 - La orientadora, mi novio y yo
240 - El masaje de mi prima
242 - No supe resistirme
244 - Atraccion mutua
246 - Bloqueo en la carretera
248 - Masaje a una pareja
250 - Mis tres amantes
252 - Lo mejor que me pudo pasar
257 - Celia la criada
259 - Mi cuñadita
263 - Amo a mi suegra
265 - Mi suegra cachonda
269 - Buen Clima
271 - La mas rica
273 - Verano caliente
275 - Entre vecinos
278 - Que vacaciones
280 - Mi hijastra
282 - Aniversario de bodas
286 - Mi primita menor
290 - La mejor visita de mi vida
292 - El culo de mi cuñada
297 - Mi maestra de mate
299 - Dos para uno
302 - Mi mejor amiga y su prima Mytzi
304 - Mi ex novia
306 - Ya me tenia cansado
308 - Mi madrastra
310 - Cuestion de tamaño
313 - Cambio temporal
315 - Mi cuñada e incesto
321 - De besos a besos
325 - Ella también es él
329 - Ball Busting
331 - Con mi propia hermana
333 - LOCO POR MI HERMANITA
335 - Fin de semana con mi prima Sofía
341 - Fiesta íntima
343 - DE PELICULA DE CINE
345 - Algo Mas que Amigos
348 - El Fin de Semana
350 - Comienzo de una buena amistad
353 - Toty y Barri, la pareja explosiva
355 - Los Colores
358 - Carla Violada
360 - Babysitter ninfómana
362 - Anoche
364 - Mi vecinita
366 - Deborah
368 - Desvirgando jovencitas
370 - Me voliví la hembra de mi padre
372 - El Vecindario
374 - Alejandra
376 - UNA VIEJA AMIGA
378 - Mi caliente viaje a Trujillo
379 - AGRADECIMIENTO
380 - MIMOS EN EL AVION
381 - HISTORIA DE UN RELATO
382 - Intercambio
383 - Acampada en la costa
384 - Aquellas vacaciones
385 - Carla y Sofía, fin de curso
386 - Las vecinas
389 - ¿¿UN JUEGO?? ( VERSION COMPLETA)
391 - Afortunado reencuentro cap1
393 - Antojo
395 - A la prima se le arrima
396 - Afrodisiaco
399 - Cristina
403 - DOS
406 - Amigo o lo que sea..
408 - Dos perros
410 - Algo Natural
417 - Por accidente?
419 - Asiento 17
421 - Fui violada por los perros de mi novio
423 - Una Historia Real
426 - Hombre y perra
427 - Hombre y yegua
428 - Amor Filial
431 - La gatita persa
432 - Aquella chiquilla
435 - La mascota de mi equipo
438 - Ana
439 - Adicta a ser lesbiana
442 - ¡Han pasado casi diez años...!
445 - Cambio de rutina
448 - Carta a mi amorcito
452 - Recuerdos
454 - Castigo
455 - Con mi amigo
456 - Con mi amigo II
457 - Con mi amigo III
459 - Vaya prima
461 - Ah! Lujuria
462 - Ah! Lujuria II
463 - Ah! Lujuria III escena I
464 - Ah! Lujuria III escena II
465 - Ah! Lujuria III escena III
466 - Ah! Lujuria III escena IV
467 - Ah! Lujuria IV (El otro final)
468 - Ah! Lujuria X-Epílogo-X
470 - Rico secuestro
474 - Marla
475 - Todo lo que se puede hacer en un bar
476 - Mi perro fue el primero
479 - El mejor descanso
483 - Tengo dos amantes
488 - Noche de placer
489 - Otto mi pastor favorito
496 - Estudiante de puta
498 - La maestra del jacuzzi
499 - Mi perro San Bernardo
500 - Cumpleaños del primo
502 - Aquella chiquilla 2
504 - Efectos especiales
508 - Primita querida
511 - Mi mujer me engañaba II
517 - Mi perro salchicha!!!
521 - Mi prima ana
524 - La amiga de mi madre
528 - Decadencia 2
530 - El mejor pero mas raro polvo de mi vida
531 - Decadencia
533 - Con la misma moneda
535 - Posada de navidad
537 - Cornudo mirón
544 - La mama de juanito
545 - Sexo con mi hermana
547 - Nunca es tarde
549 - Por la soledad II
550 - Qué amiga la mía
551 - Por venganza
552 - Doña sofia
554 - La maestra
555 - La caliente de mi hermana
557 - Mi tia paty
558 - Mi asistenta negra
559 - El velorio de mi primo
560 - Con la esposa del abuelo
562 - Vacaciones en la costa
563 - No importa la edad
564 - Por unas copas demas
566 - Q noche en el baño...
567 - Rara desvirgada
568 - Nunca lo imagine
569 - Como coji a mi prima
572 - En familia
573 - Fiesta de fin de año
574 - Secreto lésbico III
576 - Regalo de cumpleaños
578 - Una novia complaciente
579 - Fiesta
583 - Por fin vacaciones
584 - Infidelidad (por Dolores)
585 - Tia con sueños pessados
587 - Poderosa afrodita: mi vecina
588 - Y yo que no queria ir
589 - Mi tia viuda
590 - La amiga de mi mujer
592 - David
593 - Deseo imprudente
596 - Le saque provecho
597 - Sorprendido
601 - Nunca me imagine que me gustaria
602 - La hijita de mi novia (nuestro secreto)
603 - En la discoteca
604 - Todo comenzo de pronto
605 - Mi madurita
607 - Por infiel
608 - Diversion en el jacuzzi
609 - De campamento
611 - Que agasajo
613 - Que rica mi hermana
614 - Las muy putas de castelar
615 - Mi amiga sandra
618 - Copas de mas
620 - Mi mujer y yo
621 - Mi tia caliente
622 - Me pilló
623 - En un restaurant
624 - Pradre miron
626 - Mi padre y su amigo
628 - Clases con mi tia
630 - Yo con los cuatro sin imaginarlo II
631 - Yo con los cuatro sin imaginarlo
633 - La borracha de mi hermana
634 - Mi compañera 1
635 - Cofesiones calientes
637 - Fantasias (1)
638 - Mi primera vez
639 - La chica nueva
642 - Mi hermana
643 - Dulces 11
644 - Violacion de los dos
648 - Fuera de casa... una noche de pasión
649 - Con la suegra de mi primo
651 - Que rica familia
652 - Pago de apuesta
653 - Las peliculas caseras
656 - Memorias de laura 1
657 - Memorias de laura 2
658 - Adorando el cuerpo
659 - Mis profesores
661 - Asesoria paternal
662 - La prima de mi mujer
663 - Viaje de Negocios
671 - Aquella cuarentona seria
677 - Con mi prima
681 - Cristina y su Amiga
683 - Los perros de mi tia
684 - La mas puta
685 - La fantasia de mi suegra
686 - Me contrata
688 - Hermanas
689 - Entre amigas
692 - Aquella señora
694 - Diana
696 - Final de curso caliente
698 - El Confinado
700 - Extraña paciencia
705 - Con dos compañeros
706 - Cuarteto
708 - Historias calientes en mi trabajo
717 - Mi boxer
720 - Cuidado con lo que deseas porque se puede cumplir
1855 - Complicidad
3009 - Cornudo y doncella francesa
5532 - Esposa vendada cogiendo dos hombres