Me cogí a mi amiga Aura.
( Relatos Sexo com Maduras )




Relato: Me cogí a mi amiga Aura León Castro.
Hola:
Este relato es verídico y me sucedió hace un año.
Por esos días estaba sin relación alguna yo había terminado desde hace algunos meses con una novia que tuve, con la cual había durado un años. Yo llevaba ya algunos meses sin tener relaciones sexuales aunque muy a menudo me masturbaba ya que mi cuerpo me lo pedía. La verdad había tenido oportunidad de salir con otras mujeres pero no lo hacía, sino hasta que una tarde me propuse salir con mi amiga Aura a la cual originalmente invite a una reunión de cumpleaños de un amigo..

Quedamos que iríamos a la reunión después de salir del trabajo a eso de las tres de la tarde, en la fiesta comimos, tomamos unas cervezas y bailamos Aura es una mujer madura, clara de piel, bajita, de ojos claros y bonitos, tiene unos senos pequeños, cabello ondulado y aunque no tiene una gran belleza, la verdad tiene un atractivo cuerpo, ya que posee unas redondas y levantadas nalgas. Ella es soltera, viuda desde hace tiempo y es una mujer muy reservada. En fin, estuvimos en la fiesta disfrutando de la música y tomando unas cervezas, platicábamos de todo y poco a poco las cervezas hacían efecto en nuestros cuerpos. Y la verdad yo comencé a sentirme bastante excitado al saber que ella acabaría ebria. Seguimos bebiendo y platicando de nuestras experiencias amorosas un largo lapso de tiempo hasta que empecé a sentir como mi verga estaba bastante dura, fui al baño y note que mi cuerpo me pedía tener y sentir las caricias una mujer, como mi amiga Aura. Regrese a la mesa donde ella me esperaba y le pedí ir a bailar nuevamente ya juntos en la pista y al compas de la romántica música. La tome de su brazo y cintura y comenzamos a disfrutar de la bella pieza musical, cosa que no desaproveche y comencé a decirle lo mucho que estaba disfrutando de su compañía, así como lo mucho que me gustaba la cercanía de su cuerpo. Ella solo sonreía y se acoplaba al ritmo del baile que yo llevaba, de vez en cuando discretamente bajaba mis manos sobre su talle muy cerca de sus ricas nalga, ella al sentir la atrevida caricia, acercaba mas su cuerpo junto al mío, hasta llegar a sentir mi dura verga atravez de mi ropa, a causa de esta acción no pude evitarlo y comencé a besarla, ella se me pegaba y yo le pegaba mas mi verga erecta que deseaba ser tocada y estimulada por sus manos.

Al ver la hora eran como las 12:00 de la noche le propuse que sería mejor retirarnos del lugar debido a lo tarde de la noche y ella accedió a que nos retiráramos, ya en el interior de mi auto y en medio de la calentura que traíamos le pedí que fuéramos a un hotel a lo que ella decía que no podía que debería llegar a su casa porque su hijo la esperaba. Al decirme que no, yo le hablaba al oído y le dije que tenía muchas ganas de cogérmela, que siempre me había gustado y que no se lo había pedido antes ya que no quería que ella se sintiera ofendida, pero la verdad le confesé que a veces me masturbaba pensando en ella. Volví apoderarme de su boca y comencé a besarla intensa y ardientemente, mi lengua se fundía con la suya y su garganta emitía gemidos de placer. Después de esto ella acepto y salimos directo a el hotel en donde podríamos estar solos, en el transcurso del recorrido al hotel yo la besaba y le acariciaba sus preciosas nalgas y mientras ella se dejaba yo le pegaba mi verga que ya no soportaba mas y quería ser manoseada por Aura.

Ese día Aura vestía un vestido rojo muy bonito que tenia, ajustado a su cuerpo con una abertura que me permitía manosearla mientras conducía. Al llegar al hotel pague y compre condones e inmediatamente nos fuimos al cuarto que nos asignaron, mientras subía las escaleras no quitaba la mirada de sus nalgas e imaginaba todo lo que había soñado hacer con ella en la cama. Ya en el interior de la habitación Lo primero que hicimos fue prender la tele y platicar, para crear la atmosfera apropiada , después de un buen lapso de tiempo comencé a besarla y acariciarla y a despojarla de la parte superior de su vestido, y fue ahí donde pude ver por primera ves sus blancos senos que aunque no eran muy grandes me encantaban, era la primera vez que tendría relaciones con una mujer con la cual tanto fantaseaba , eso me excitaba mucho y la verdad lo estaba pasando muy bien. La bese mucho tiempo, le deslice su vestido hacia la parte central de su cuerpo la despoje de su sostén y mordí sus pezones, metí mi mano entre sus piernas para acariciar su rica raja. A lo cual ella accedió abriendo sus muslos y gozar mis ardientes caricias. Metía y sacaba mi dedo entre y sobre los labios de su vulva y ella gemía y se retorcía de placer. Después de un tiempo considerable de estar acariciando su sexo y estando ella suficientemente húmeda, aparte mi mano de ella e inmediatamente me recosté sobre la cama, y la coloque sobre mi y comenzó a besarme el cuello y el pectoral, y después mordía mis pezones a lo que yo sentía una gran calentura y deseaba ya estar dentro de ella. Le pedí que me quitara el pantalón y los zapatos a lo que ella obedeció de inmediato, me bajo los bóxer e inmediatamente ella pudo observar la dureza de mi verga del cual solo alcanzo a emitir un gemido de placer cuando la tuvo entre sus manos. Inmediatamente sin pensarlo sujeto fuertemente mi verga desde la base y acerco sus carnosos labios a ella y la engullo totalmente dentro de su boca, con gran avidez sus labios y lengua jugueteaban con la cabeza de mi tranca ensalivándola cada vez que entraba y salía de su boca. Así estuvo mamándola por más de 10 minutos y tuve que hacer un gran esfuerzo para no vaciarme entre sus labios debido la rico estimulo que me proporcionaba su experta lengua en mi instrumento. Casi a la fuerza aparte su boca de mi tranca y la atraje hacia mi cuerpo acerque mi cara hacia sus pechos y me apodere de ellos, mordí, chupe y bese cada una de las aureolas de sus senos, hasta sentirlo completamente duros y erguidos. Después de eso acerque mi boca a la suya y nos fundimos en un ardiente e intenso besos., ya para ese entonces ambos estábamos súper excitados y ya nuestras mente solo pensaban en cogernos mutuamente. Al tener su cuerpo junto al mío, me aferre a él y al verme acostado ella se subió en mi y metió toda mi verga en su pucha, comenzó haciéndolo muy lento, arqueaba su espalda, se movía muy sexy sobre mi humanidad y solo alcanza a sentir como mi barra de carne llegaba hasta lo más profundo de su matriz y me susurraba lo tanto que estaba disfrutando mi cogida. Al oír todo esto yo estaba totalmente excitado, ella estaba montada sobre mí con sus pechos hacia el frente, de tal manera que en cada vaivén podía observar como su rica pucha, devoraba mi rígida verga una y otra vez y sus ricos senos rebotar en frente a mí, de pronto paraba sacaba casi toda la extensión de la verga de su vagina y posteriormente volvía a introducirla completamente en ella y continuaba con sus cadentes movimientos. Me estuvo cogiendo de esta forma por espacio de varios minutos y era una sensación increíble lo que experimentaba en esos momentos, ella gemía y decía que no quería terminar, así pude contenerme un tiempo más hasta que ya no pude y deje venir mi leche, en el interior de su vulva, a lo que ella me dijo que lo disfrutara!...

Al sentir que me había venido, se levanto y me dijo descansa! Porque aun apenas es el inicio. Yo estaba totalmente excitado y no lo podía creer
que me había cogido a Aura, que me encantaba esta mujer y que esa noche deseaba seguir gozándola. Ella se recostó junto a mí y se tendió sobre su lado izquierdo, yo la abrazaba y podía ver su velluda vulva y su hermoso culo que no dejaba de excitarme, vimos algunos minutos la tele y al poco tiempo comencé a besarle nuevamente el cuello, con lo cual mi pene volvió adquirir su forma rígida, a pararse de nuevo y a desear estar adentro de ella nuevamente. Gire mi cuerpo hasta quedar encima de su cálido cuerpo, tome mi rígido pene y lo conduje hacia su húmeda vulva y fui metiéndosela pausadamente hasta tenerla totalmente dentro de ella, sintiendo como se mojaba y oliendo su aroma de mujer, el aroma de sexo que tanto me excitaba en esos momentos. Algo que me enardecía y me prendía era su forma de gemir! entrecortada y profundamente comencé a cogérmela muy rápido y solo se escuchaban algunos quejidos de placer que escapaban de su garganta y los golpes que producía la cabecera de la cama al golpear contra la pared, productos de las fuertes arremetidas a la que estaba siendo sometida por mi viril verga, Ella solo me pedía más y más, entonces en un repentino movimiento coloque sus pies en mis hombros y le di mi verga lo más hondo que pude, a veces aceleraba y a veces bajaba el ritmo, veía sus tetas como se movían al ritmo que cogíamos y de pronto ella se apretaba los pezones y tocaba los míos, mientras de su boca no dejaban de salir gemidos de pasión y placer, al poco tiempo la coloque de lado y seguí cogiéndomela mientras me exclamaba al oído, que no bajara de ritmo porque estaba a punto de venirse, al escuchar eso tuve que parar porque estuve a punto de venirme de nuevo, le pedí que se pusiera de a perrito para mí para poder disfrutar de la redondez de sus nalgas a lo que ella accedió tirando todas las colchas de la cama y mostrándome sus bellas nalgas. Pocas veces había visto un culo tan bello, estaba totalmente en la gloria, apreté muy fuerte mi verga sobre su vulva antes de entrar y comencé de nuevo a penetrarla, me encantaba ver como se veía el entrar y salir mi verga de su vagina la cual emitía ciertos sonidos debido a que se encontraba bastante mojada. Así permanecimos cogiendo por espacio de 15 minutos hasta que de repente alcance a escuchar como Aura comenzó a gemir diferente y sus cuerpo a temblar intensamente y sin avisarme sentí como ella explotaba en un intenso orgasmo el cual hizo que de su garganta escapara un fuerte grito de placer al mismo tiempo en de su vagina salía una gran cantidad de sus jugos producto de la intensa venida que estaba experimentando. Después de ese orgasmo Aura exclamo, ahora quiero que te vengas tu! seguí con mis embestidas unos minutos más hasta que ya no pude y nuevamente solté toda mi leche al interior de su rica vagina. Posteriormente caí junto a ella y quedamos dormidos en medio de una cama llena de sudor y con olor a sexo.

Más tarde, Aura me despertó porque se paro al baño, eran ya como las cinco de la mañana, al regreso del baño se acerco, me miro y sujeto con una de su mano mi verga la cual comenzaba a ponerse nuevamente dura, comenzó a besarme y me susurro levemente al oído, deseo que me cojas nuevamente! Al escuchar su petición la atraje hacia mí, la senté pegada a mi cuerpo mis labio buscaron sus labios y sus labios respondieron a mi beso. Mi lengua se metió en su boca, su lengua jugó con mi lengua y mis manos comenzaron acariciar sus desnudas piernas hasta llegar a esa entrepierna objeto de mis deseos, donde yo quería introducir parte de mi cuerpo. Deslice mis dedos por sus hermosos muslos hasta tomarla de los cachetes del culo, aprisione sus redondos glúteos y esas nalgas divinas fueron acariciadas por mis hábiles manos. No resistí la tentación y mientras nos besábamos le metí un dedo en el culo y ella lo acepto y solo dejo escapar un dulce gemido. Sin más gire su cuerpo, de forma que su espalda que frente a mí, me lance sobre su culo y comencé a besarle sus nalgas y a pasar mi lengua por sus glúteos hasta ensalivarlos totalmente, Aura sólo se agarraba del borde del colchón y gemía desesperada, le separe un poco las piernas para así poderle lamer su ano y su vagina, así estuve un rato hasta que ella tuvo otro orgasmo, me coloque detrás de su culito abierto hacia mí y con la verga como un hierro candente dispuesta a meterse por todo su cuerpo. Comencé acariciándola con la cabeza de mi pene, pasándosela entre la concha y el culo, entre el culo y la concha, punteándola en ambos agujeros sin meterla en ninguno de ellos. Esto no lo pudo resistir Aura y me suplico que se la metiera! entonces abriéndole un poco sus nalgas coloque mi pene en la entrada de su ano, presione con la cabeza de la verga su apretado esfínter el cual comenzó a abrirse a su paso, empuje primero la cabeza, a lo cual Aura sólo pego un pequeño gemido, entonces por fin empuje todo lo demás de mi pedazo dentro del ano de Aura, era algo sensacional sentir mi pene dentro de ella y como era oprimido por su encogido agujero. Comencé a bombear cada vez más rápido a Aura durante un rato, no fue mucho, ya que estaba bastante excitado y con la presión sobre mi pene y el sonido que se hacían cada vez que chocaban mi cadera con sus nalgas provocaron que estallara en una fuerte venida hacia el interior de su ano, claramente sentía como mi verga vomitaba chorro de semen en agujero, termine dentro de ella, deje de bombear hasta que sentí que estaba totalmente seco. Pero una vez que termine no se la saque se la deje adentro y es que la verdad quería venirme por segunda ocasión en su culo, Aura aun jadeaba un poco por la cogida que le acababa de dar, cuando sentí que mi pene se recuperaba otra vez aun en su interior, comencé a bombear a Aura nuevamente, pero en eso ella me pidió que se la sacara después de un rato ya que sentía un poco de dolor en el ano, sin importarme la seguí cogiendo y ella gemía pero a la vez su voz se escuchaba entre cortada, como queriendo llorar de placer, a mí no me importaba a pesar de que el pene me comenzaba a doler con el meter y sacar, hasta que después de un rato no pude más y le volví a llenar sus intestinos de leche e igual que la vez anterior se la deje hasta que sentí que ya me había vaciado, así que por fin se la saque y pude ver como de su ano, ese escapaba el semen en forma de hilo blanco. Después de esto nos abrazamos y nos quedamos dormidos. Como a las 9 de la mañana nos despertó el sonido de su celular, era bastante tarde y había que dejar la habitación, nos vestimos y salimos como dos amigos, tomamos el auto y la lleve a su casa.

Esta historia es la primera que escribo y es totalmente real,
espero les guste, después de esto tuve otros encuentros con Aura que pienso contarles después, No hace mucho deje de verla, ya que dejo de trabajar en la oficina donde ambos trabajábamos y aunque a veces hablamos no he tenido relaciones con ella ya que tengo mucho trabajo en que invertir mi tiempo. Creo que Aura sigue dispuesta a tener relaciones conmigo y aunque me gustaría volver a cogérmela, prefiero recordar esos momentos que ella me regalo y compartirlos con ustedes.
Hasta pronto.


Comentarios


Si disfrutaste con ella y ella todavía quiere estar contigo, deberías hacerlo, a menos que estés ya casado y quieras serle fiel a tus esposa. Buen relato, mucha pasión y romance, espero los siguientes, saludos.
perfil Lizhy26


Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
2594

Categoria
Sexo com Maduras

Fecha Envio


Votos
2