Mi hermana... que delicia (3ra parte)
( Relatos Amor Filial )




Después del último encuentro con mi hermana (desfile de carnaval) me impacienté más y no es para menos, porque con tanto sobarme en sus nalgotas me provocó a querer más … y… más aún con lo último que me dijo ¡¡¡y cambiante heeee!!!. De seguro que se dio cuenta que había descargado tanta leche en mi ropa interior cuando me encontraba sobándome detrás de ella muy pegadito.
Por la noches me rompía la cabeza pensado en mil maneras de hacerla mía, aunque con mis 18 años no pensaba muy bien en las consecuencias y problemas que me podría traer si cogía con ella, además no sabía aun si ella quería conmigo.
Los siguientes días estaba metido en su casa con el pretexto de que la computadora de la casa estaba descompuesta (claro que estaba descompuesta por que yo mismo la descompuse a propósito) busque cada oportunidad para entablar conversación para ver si me daba algún indicio de que quería algo conmigo, pero nada. Seguían pasando los días y ya me estaba a punto de dar por vencido.
Cada vez que pasaba por la sala, volteaba a ver ese enorme culazo, el movimiento de esas nalgotas ponían bien tiesa mi verga, hasta el extremo de dar saltos.
Tantas veces pasaba por la sala que creo que a propósito lo hacía, en algunas ocasiones se agachaba y podía distinguir su ropa interior, me imaginaba que esa conchita debía de estar húmeda y con un olor a sexo. Qué expectá C U L O. que rico ver esas nalgas.
-        Que me vez tontuelo? – me dijo volteando solo la cabeza; me despertó de un porrazo del trance de ver esa masa de carne
-        Heee. Nada.
-        Cómo que nada, cada vez que paso por aquí me bienes viendo el trasero.
-        Yoooo? Cómo crees.
-        No seas mentiroso hermanito, que ya me di cuenta.
-        Que nooo, - le respondi
-        Que siiiiiiiiiiii Jajajaja que si tontuelo, pero no te preocupes, todo mundo lo hace y como eres hombre, reaccionas igual que todos.
-        Que noooo…
-        Porque no lo admites – admite que miras mi trasero jijijiji
Quería decirle que siiii, que la miraba con ojos de deseo, que la quería penetrar, que quería posarme en esas nalgotas y meter mi verga y conquistar ese ano, lamer de cabo a rabo ese enorme callejón.
-        Mira mejor me voy – me puse de pie velozmente.
-        Jajajaj hermanito te has puesto nervioso,
-        Que nooooo
-        Yo creo que si - me dijo – es que acaso nunca has estado con una mujer?
No supe responderle, ya que era verdad lo que decía, nunca había tenido una experiencia sexual con una mujer, solo era yo y mi mano por las mañanas, tardes y noches o cada vez que podía, era un pajero empedernido, siempre me la jale pensando en el culo de Jesica mi hermana mayor ya que los pantalones JEANS ajustados le quedaban como DIOSA.
-        Ya me voy… se me hace tarde. – empecé a caminar camino a la puerta de la casa.
Mi hermana con gesto burlesco y algo coquetón me dice, si quieres yo te puedo ayudar.
Quueeeee había oído?. Mi hermana ofreciéndose para tener sexo?????.
Eso me intereso mucho, mi corazón latió más fuerte aún, mi verga nuevamente cobro tamaño descomunal, me voltee y le dije, a ver entonces ayúdame.
-        Ok hermanito, pero será nuestro secreto.
Estuve de acuerdo en sus palabras. Cogió el teléfono y llamó a alguien.
-        Bertha?...
-        (Bertha) : bla bla bla …
-        Hola querida, llamaba para preguntarte si aún estas dispuesta a pagarme la deuda que me tienes.
-        (Bertha) : bla bla bla …
-        Ok, puedes ahora.?
Mientras charlaba por teléfono mi imaginación voló velozmente y me encontré en la cama con dos mujeres, yo y mi hermana cogiendo ferozmente, yo echado en la cama y ella sentada sobre mi, yo apretando delicadamente esos pezones y yo mordiendo los pezones de Bertha desenfrenadamente
-        Sera cuestión de media hora nada mas. jajajaja
-        (Bertha) : bla bla bla …
-        Ok amiga, te espero, además dile que estarás en mi casa, así saldrás más rápido. Bye, besitos..

-        Ya está hermanito,
-        Ya está qué – le respondi.
-        Pues te tengo una sorpresa.
-        Dime que es por favor.
-        Nooo, tendrás que esperar un rato más.

Yo no quería esperar nada, yo quería besarla en esos momentos, quería apretar con mis dos manos esa enorme sentadera, mientras poco a poco desnudarla y luego hacerla mía. Aún asi, estaba seguro de que cuando llegara la tal Bertha tendría leche para ella también.
-        Además llegara en un rato, así que hermanito no te impacientes más.
No lo dude más, sus palabras era de que yo iba a coger con las dos, así que estando a 3 pasos de mi hermana me la abalanzo con fiereza, caimos junto al sofá y empecé a manosear sus piernas y trataba de cojerle los senos prodigiosos que tiene.
-        Nooooo … da un grito mi hermana – No pepe Noooooo, suéltame por un carajo.
Al oir esto me asuste y me reincorpore, ella también se puse de pie y me dijo.
-        Carajo nooo. Es con mi amiga que te vas a acostar, ¡¡¡¡no conmigo idiota!!!!.
No sé qué cara puse, imagínense un idiota de 18 pensando que la hermana mayor quería cogérselo. Carajo en que mierda estaba pensando. Se me subieron los colores a la cara. Me puse nervioso, me senté y me puse a llorar.
Jesica se acercó, se sentó junto a mí, me abraza y me dice.
-        Perdona hermanito, pero la sorpresa era que mi amiga se va a acostar contigo, no yo, somos hermanos, no podemos, además si se pudiera ya lo hubiera intentado antes.
SI SE PUDIERA YA LO HUBIERA INTENTADO ANTES???... a qué se refería con eso. Otra vez me trajo confundido. Nunca se sabe con las mujeres.
-        Hermanito, disculpa si te hice pensar eso, soy una boba, disculpa.
Sí que estaba súper avergonzado y nervioso, tal vez mi hermana le contaría a mi madre por lo sucedido. Me quería ir de allí.
Oi por 20 minutos hablar a mi hermana en disculparse. Cuando tocan la puerta y era la famosa Bertha, una mujer casada con ansias de ponerles los cuernos a su marido con alguien menor y que no le traiga problemas. Hermosa como mi hermana pero no tanto, pero si su punto fuerte eran sus piernotas.
Mi hermana nos presentó y a los minutos sin decir nada, la amiga me toma de la camisa y me lleva para el cuarto más cercano. Me hizo lo que hasta ese momento nadie me había hecho.
Me chupó la verga muy sensualmente durante 2 minutos , sus manos acariciaban mi pelotas HUMMMM, de rato en rato me tiraba de los bellos para sentir más placer HAAAAA y explosione en la boca de Bertha. Ella se rió y guiñándome el ojo derecho me dijo, ya regreso, no te vistas, limpiándose la boca de semen se retiró del cuarto.
A los 10 minutos regreso y empezó a besarme en la boca, en menos de 4 segundo mi verga nuevamente cobro vida, luego se desnudó por completo y se posó sobre mí. Subiendo y bajando cada vez frenéticamente flap flap flap flap sonaba las nalgas de la culonaza de Bertha al caer sobre mí , cada vez que hacía esto, sus enormes pechos saltaban de una manera que me provocaban chuparle toda, hummm. Que rica verga carajo Haaaaa, se quejaba en voz bajita. Me encontraba recontra entrado en placer que apenas pasaron 5 minutos y nuevamente explosiono dentro de la vagina de Bertha.
-        Caray bebé eres demasiado rápido. Mmmm ya regreso. Se levanta de la posición en la que estábamos y se retira, mientras la veo salir, veo que entre las piernas y la base de las nalgas una gran mancha banca que empezó a escurrir por sus piernas.
Regresó a los pocos minutos y nuevamente me beso y nuevamente mi verga adolescente de incorporó.
-        Esta vez tienes que durar bebe. – me dijo esto poniéndose en posición perrito. CARAJO que vista para mas excitante, un CULO solito para mí. Cogiendo mi verga con la mano derecha le apunto a de un solo zarpazo metí mi enorme verga - HAAAAAA Carajo la tienes gruesa.
-        Flap flap flap flap, sonaba nuevamente las enormes nalgas cada vez que la penetraba, flap flap flap flap.
-        Bebe grita mi nombre sin cuidado, grítalo haaaa, que delicia papi huuuuu.
-        Bertha. - Pronuncie algo tímido.
-        Nooo bebe, dilo más fuerte huuuuu, que rico papi
Mientras le empujaba mi verga decía su nombre cada vez más fuerte. Bertha, haaaa   Bertha huuu, Bertha HUUUUU,
-        No papi, dilo más fuerte grítalo.
Mientras le daba de empeñones en esas nalgotas flap flap flap y mi verga entraba y salía descontroladamente pero con cierto ritmo empecé a gritar su nombre haaa.
BERTHAAAA, ha ha ha BERTHAAAAA, QUE RICA QUE EE EE EE ESTAS, BERTHAAAAAAAAAAAA.
-        Así papi, grita que soy tu hembra, tu puta, grítalo.
-        BERTHAAAAAAAAAAA, BERTHAAAAAAAAAAAAA, Eres la mujer mas puta del mundo.
Momento que me excite mucho antes de dar el último empeñon en ese enorme culo dije….
-        JESICAAAAAAAA TE QUIERO ROMPER EL CUUUULOOOOOOOOOOOO. (un gran chorro de semen inundó la vagina de aquella mujer casada insatisfecha por su marido.
Mi hermana asustada a los segundo entro a la habitación a ver que pasaba y me encontró en la pose de perrito.
-        Que pasa están bien?.
-        Jajajajaja – se rió Bertha.
-        Que pasa – dijo mi hermana.
-        Nada querida solo que tu hermanito es muy caliente. – diciendo estas palabras se retira de la pose y me deja al descubierto con mi verga chorreando de semen.
No sentí vergüenza ni nada, solo atine a echarme en la cama. Mi hermana diciendo - estos par de locos - se voltea y cierra a puerta.
Que día para mas cachondo, pero ahí no acaba todo. Ya verán lo que sucede mas adelante.
Estas dos se traían algo.

                                

Foto 1 del Relato erotico: Mi hermana... que delicia (3ra parte)


Comentarios


posi excelente continua con la otra parte
perfil crash
Por:crash en: 18/05/2013
Yo también quiero una hermana así esperando la siguiente parte ;)
perfil chicovergon92
Increible relato
perfil 1017
Por:1017 en: 07/08/2013


Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
2866

Categoria
Amor Filial

Fecha Envio


Votos
7

Relatos enviados por el mismo usuario

2717 - MI HERMANA CASADA
2733 - Mi Hermana... que delicia
2822 - Mi hermana... que delicia (2da parte)
2901 - MI HERMANA CASADA II