MIMOS EN EL AVION
( Relatos Heterosexuales )




Cuando llegué es mañana a la oficina la secretaria me dijo que el presidente de la mutual me quería verme de urgencia. Concurrí de inmediato ya que sabía que era un tipo de pocas pulgas y no quería tener ninguna sorpresa. Es un hombre elegante, atractivo, con un buen lomo, fruto de su concurrencia diaria al gimnasio y es difícil que una mujer que lo conozca no se haga los ratones con tener algún affaire con él, sobre todo conociéndole la fama de Don Juan que le atribuyen. Pero está casado y justo con la hija del dueño de la empresa y a raíz de ello era que ocupa ese cargo en la mutual.

Yo sabía por algunos comentarios que me habían llegado que el "presi" siempre me había elogiado como mujer, aparte de reconocer mis virtudes laboras y que, como me dijo un amigo un día estaba caliente conmigo pero nunca se había insinuado para nada.

Yo también soy casada pero mi esposo hace tiempo que no me da mucha bolilla que digamos. Hacemos el amor de vez en cuando y a las disparadas. Apenas me la mete acaba y cuando no está cansado y se pone a leer se duerme apenas pone la cabeza sobre la almohada. No me da lugar a tener sexo como a mí me gusta y eso me tiene mal, me pone muy nerviosa y ando de mal humor. No quiero que se note mucho en la oficina porque no me gustaría que me dijeran "malco" como le dicen descaradamente a la gerente general, ya que me considero una mujer atractiva para cualquier hombre y no una vieja avinagrada como ella.

Sabía que el presidente tenía una predilección que siempre que podía la llevaba a cabo. Le gustaba que se la chuparan. De ello me enteré accidentalmente una vez que pesqué la conversación de su secretaria con una de las abogadas. Según comentaban las mujeres, cuando él te llamaba con cualquier excusa a su despacho te acosaba tanto que terminabas mamándosela porque el muy sinvergüenza amenazaba con echarte si no lo hacías.. Parece, por lo que contabas estas dos mujeres que no se habían dado cuenta de mi presencia en el toilette que al mejor estilo Bill Clinton era rápido para desenfundar y te pedía el favor a la que ninguna se negaba. Generalmente éstas recibían luego una promoción o un premio adicional, así que muchas esperaban ansiosas el acoso del presidente, el que como dije más arriba no estaba nada mal, todo lo contrario.

A mí nunca me había sucedido nada y eso que eran frecuentes las visitas que le hacía. Hasta empecé a desconfiar de mis virtudes femeninas porque nunca me había insinuado lo más mínimo. Siempre hablamos de trabajo y eso que, modestia aparte, a veces me venía vestida para matar..

Bueno, siguiendo con mi relato, concurrí a su oficina y me informó que esa noche teníamos que viajar al sur porque se había presentado un problema en una de las sucursales y había que resolverlo de inmediato. No me dio alternativa. Tenía que viajar sí o sí, justo en ese momento que yo tenía bastante trabajo con mis otros clientes. Ya había reservado los pasajes y como íbamos a regresar recién a la mañana del otro día me sugirió que fuera a preparar mi maleta que él me esperaba al anochecer en el aeroparque.

A mi esposo no le hizo ninguna gracia que le avisara de golpe que me ausentaba por casi dos días pero no opuso tantos reparos. Pienso que habrá recapacitado que si estaba ausente de su cama no le exigiría que me hiciera el amor y eso lo confortó. El no era celoso y pensaba que yo siempre le sería fiel. Cuán equivocado estaba, yo ya me estaba cansando con su actitud y podía llegar a hacer cualquier cosa como se verá.

Ya instalados en el avión él gentilmente me ayudó a buscar mi cinturón y mientras me acomodaba la pollera observé que me estaba mirando las piernas sin disimular. Lo que sucedió es que al moverme se me había levantado bastante y estaba mostrando más de lo debido. El mantuvo su mirada en el portaligas que sujetaba mis medias y dejaba ver parte de mis blancos muslos y puedo decir que mi estima de mujer subió de repente, sobre todo cuando mirando de reojo noté que su miembro comenzaba a crecer dentro del pantalón.

Iniciamos una conversación trivial y él comenzó a elogiarme sin más. Habló sin ningún tipo de empacho de lo bonitas que eran mis piernas y de lo bien que me sentaba la pollera corta. También elogió mi blusa, que era un poco transparente y dejaba traslucir uno de esos corpiños de encaje muy seductores que me gusta usar que dejan casi medio pecho a la vista.

Me susurró al oído que era una mujer muy sensual y noté de golpe que empezó a ponerse incómodo como si algo le molestara. El avión ya estaba en vuelo y realizó un movimiento como para pararse e ir al toilette pero como las azafatas estaban pasando con un refrigerio no le daban lugar a ello.

Lo noté molesto y empezó a traspirar. Cómo observé sus movimientos raros le pregunté si le pasaba algo y me respondió que no.

Cuando apagaron las luces de cabina y vi que continuaba dando vueltas en su asiento en forma molesta le volví a preguntar y esta vez me contestó que sí pero que no podía contarme qué era.

Preocupada le dije si quería que llamara a una de las azafatas y se me ve que no aguantaba más porque pidiéndome disculpas por si me ofendía me dijo que el motivo de su malestar se lo había causado yo. Que le había provocado la erección más grande de su vida, que estaba desesperado y que su miembro parecía que iba a estallar dentro de su ropa interior.

Pensé que me estaba haciendo el verso para que se la chupara, dado su fama, pero al mirarlo pude darme cuenta que tenía una prominencia tipo carpa en su pantalón, así que -a pesar de la oscuridad reinante- puse un abrigo que tenía sobre mi falda arriba de su entrepierna y jugándomela descaradamente le puse la mano arriba sobre su bulto. No era que tuviera miedo al despido ni que aspirara a una gratificación extra de dinero, ya que con mi profesión me desenvolvía perfectamente, tenía bastante trabajo y ganaba buen dinero. Lo mío pasaba más por el abandono sexual que tenía de parte de mi esposo y porque ese hombre realmente me interesaba como tal.

Lo hice todo muy lento para que no pensara que era una cualquiera que se la pasa acariciando la primera verga que se le aparece. Lo veía transpirar y le dije que pensaba que sabía cuál era la solución para su problema, que me dejara actuar.

Traté de bajarle el cierre despaciosamente por temor a lastimarlo. El me ayudó y entre los dos llegamos a su sleep. Metí mi mano por arriba y lo primero que encontré fue una mata vellosa e inmediatamente su pija que no se como no se había quebrado ya que estaba casi toda doblada.

Cuidadosamente pero decidida la empuñe y con mucho cuidado la puse en forma vertical y ahí sí, zafó del calzoncillo y la pude sacar afuera. No podía abarcarla toda con mi mano. Estaba en un estado impresionante. Su cabeza parecía a punto de estallar. Nunca había visto una verga en ese estado. Era realmente enorme. Yo no había conocido muchas pijas más aparte de la de mi marido ya que únicamente lo había cuerneado con cierto amigo de la infancia que me encontré de casualidad un día a la salida de un cine y como estuve siempre muy caliente con él y él conmigo, según me confesó esa noche cuando fuimos a tomar algo para festejar el reencuentro, accedí sin mucho esfuerzo a acostarme con él. Me acuerdo que mi marido había viajado por trabajo al interior y por eso yo había ido sola al cine porque estaba aburrida y no tenía problemas en llegar a cualquier hora a casa.

Me acomodé sobre su hombro como si fuera a dormirme y despacio, muy despacio comencé a acariciársela suavemente moviendo mi mano de arriba para abajo y viceversa dejando que la piel corriera entre mis dedos. Tocaba el agujerito del glande y volvía a repetir la acción. Me daba cuenta que su respiración cambiaba de ritmo.

Después de un instante de pajearlo con mi mano me incliné un poco más pasando por debajo de su brazo y me llevé su pija a mi boca y comencé a mamársela. El bajó su mano y comenzó a acariciarme las piernas hasta llegar a mis nalgas por la posición en que me encontraba. Lo hacía en buena forma y me estaba empezando a calentar.

Yo mientras tanto seguí con mi tarea, que la verdad no me disgustaba. Le daba vueltas con mi lengua alrededor del glande, me detenía en la corona, en el frenillo y trataba de introducírmela toda en mi boca lo que no era posible debido a sus dimensiones. Le acaricié los testículos con mi mano y él empezó a estremecerse.

Me susurró que me la sacara de la boca ya que estaba por acabar. No le hice caso y aceleré el trámite acompañando la succión de mi boca con los movimientos de mi mano. Quería que eyaculara dentro mio. A mi esposo nunca lo había permitido que lo hiciera y una vez que tardó en sacarla y me salpicó la cara me puse furiosa pero con este hombre era distinto, no sé que me pasaba, me había liberado de golpe y quería mamársela hasta la última gotita.

El presintiendo que no puede aguantarse más intenta apartarme nuevamente pero no lo dejo y descarga toda su leche dentro de mi. No me resultó tan desagrabable el sabor de su leche. Me acuerdo haber leido en un viejo libro de Jacqueline Susan que tomarla o ponérsela por la cara era beneficiaria para la salud. No se si era cierto o no pero no me disgustó el hacerlo.

Le pasé la lengua por toda la verga hasta que no quedó una sola gotita y se la volví a guardar en su lugar. Como ya estaba algo fláccida no tuve inconvenientes. Le subí el cierre del pantalón y me incorporé en mi asiento.

Entonces él me beso en la boca y le pregunté si había solucionado su problema contestándome sonriente me dice que sí. Comienza de inmediato a acariciarme las piernas y me agradece lo que hice por él mientras va subiendo hasta llegar a mi bombacha. Hace entrar la mano por el borde y apoya su mano sobre mi concha. Juega con la raya y hunde sus dedos en la abertura comprobando que estoy toda mojada.

Nos acariciamos por un rato hasta que se encienden las luces.

Cuando llegamos al hotel tomamos dos habitaciones separadas pero contiguas y al rato nomás estamos desnudos los dos dentro de mi cama.

Me besa apasionadamente y luego baja hasta mis pechos y comienza a formar círculos alrededor de mis pezones con su lengua. Estos se ponen duros de inmediato. Se detiene y pasa a besarme el vientre y salta luego a la parte superior de mis piernas evitando adrede mi concha.

A esta altura ya estoy excitadísima y a punto de terminar. Le estaba por decir que me la chupara porque no aguantaba más cuando siento que su lengua se hunde en mi preciado tesoro. Gemí intensamente y mis jugos se escurrieron y él se retiró.

No podía aguantar más y estaba tan excitada que le pedí que me penetrara. Separé bien las piernas para facilitarle el camino aunque no le resultaría difícil porque estaba totalmente empapada. Fue descendiendo lentamente y su pija se colocó a las puertas de mi conchita.

Lo tomé de la cintura y lo empujé hacia abajo hasta que comenzó a penetrarme lentamente. Cuando lo tuve bien adentro recién comenzó a bombear. Yo temblaba del placer que me estaba dando su hermosa verga rozando las paredes de mi vagina. El seguía embistiendo, sentía su miembro palpitar en mi interior y sabía que estaba a punto de acabar. Disminuyó el ritmo y esperó a que mi cuerpo se recuperara.

Mi aliento se transformó en jadeos. Nos mirábamos dulcemente a los ojos sin decirnos palabra mientras nuestros cuerpos se estremecían en un orgasmo simultáneo. Nos quedamos dormidos abrazados, con su pija dentro de mi conchita. Así terminó la noche.

Durante el día siguiente resolvimos los problemas de la sucursal y volvimos al atardecer. El viaje de vuelta fue distinto. Solamente hablamos de trabajo. Al llegar a Buenos Aires nos despedimos con un beso y nos fuimos cada uno para su casa.

Al día siguiente en la mutual todo siguió cómo si nada hubiera acontecido entre nosotros. Me parece que es lo mejor. El no puede dejar a su mujer y yo trataré de conseguirme una aventura de vez en cuando, si es como ésta mucho mejor, para suplir las falencias de mi marido.




Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
380

Categoria
Heterosexuales

Fecha Envio


Votos
0

Relatos enviados por el mismo usuario

2 - Que espectaculo
7 - ASTRID, LA VIKINGA
8 - Adela
10 - El autobus
12 - Fue de improvisto
13 - Para que buscar
14 - No soñaba
16 - Mi dia de suerte
17 - Mi esposa y yo en el metro
19 - El me lo presentó
21 - El tren de mis sueños
23 - La joven locutora
24 - Mi cuñada y su hermana
26 - Con la empleada
27 - Kali I
28 - El ICQ
30 - Ella, su novio y yo
31 - Con mi hermana
33 - El Gran Amor de Caty
35 - Con amigas
36 - Dominante dominada
37 - Se le olvido que tenia examen
38 - La fantasia de mi esposo
40 - Departamentos Calientes
41 - Mi prima y yo
44 - El maestro de tenis
45 - Un amante y dos hermanos
47 - Salvaje
54 - La comida
62 - Clonicos
64 - DOBLE PENETRACION
72 - MI JOVEN DOMESTICA
73 - VIERNES DE LUJURIA
76 - LA MAMA DE MI AMIGA
77 - Mi abuelita.
82 - VIDEO
85 - FOTOSEXO
92 - La mujer de la librería.
102 - Las primas traviezas
106 - La Obra
108 - El Cadete
112 - LUCY
115 - ERRORES???
121 - MI AMIGA Y SU JARDINERO
122 - CORINNE
124 - MI VECINA DE AL LADO
126 - CAROLA
128 - LA CHICA DE ROJO
131 - Ternura
136 - MI AMIGA VERONICA
144 - LA SOBREMESA
146 - LA SEÑORA BELINDA
151 - CHAT CALIENTE
153 - LA CHINA EROTICA
155 - VIAJE DE TRABAJO III
157 - HISTORIA DE INCESTO
158 - LA ARABE
160 - LA SORPRESA
161 - LLEVADO POR LAS CIRCUNSTANCIAS
163 - COMO PERDI LA VIRGINIDAD
169 - TAMMY EN LA LLUVIA
179 - AFORTUNADO REENCUENTRO I
181 - LA PROFESORA CALIENTE
183 - MONICA Y &.
186 - LA PISCINA
189 - LA CHICA RICA
191 - LA GRAN MAESTRA
197 - TU BEBE
199 - COMO COMERSE UN COÑO
202 - DOBLE PENETRACION.
206 - REENCUENTRO CON LAURA
211 - MIS INICIOS SEXUALES
213 - TRIO CALIENTE
215 - UN PASEO POR LA PLAYA
220 - MI PRIMA CALIENTE
222 - EL REGRESO II
224 - MI NOVIA CALIENTE
226 - Una señora casada
234 - Mi virginidad
236 - Mi secretaria
238 - La orientadora, mi novio y yo
240 - El masaje de mi prima
242 - No supe resistirme
244 - Atraccion mutua
246 - Bloqueo en la carretera
248 - Masaje a una pareja
250 - Mis tres amantes
252 - Lo mejor que me pudo pasar
257 - Celia la criada
259 - Mi cuñadita
263 - Amo a mi suegra
265 - Mi suegra cachonda
269 - Buen Clima
271 - La mas rica
273 - Verano caliente
275 - Entre vecinos
278 - Que vacaciones
280 - Mi hijastra
282 - Aniversario de bodas
286 - Mi primita menor
290 - La mejor visita de mi vida
292 - El culo de mi cuñada
297 - Mi maestra de mate
299 - Dos para uno
302 - Mi mejor amiga y su prima Mytzi
304 - Mi ex novia
306 - Ya me tenia cansado
308 - Mi madrastra
310 - Cuestion de tamaño
313 - Cambio temporal
315 - Mi cuñada e incesto
321 - De besos a besos
325 - Ella también es él
329 - Ball Busting
331 - Con mi propia hermana
333 - LOCO POR MI HERMANITA
335 - Fin de semana con mi prima Sofía
341 - Fiesta íntima
343 - DE PELICULA DE CINE
345 - Algo Mas que Amigos
348 - El Fin de Semana
350 - Comienzo de una buena amistad
353 - Toty y Barri, la pareja explosiva
355 - Los Colores
358 - Carla Violada
360 - Babysitter ninfómana
362 - Anoche
364 - Mi vecinita
366 - Deborah
368 - Desvirgando jovencitas
370 - Me voliví la hembra de mi padre
372 - El Vecindario
374 - Alejandra
376 - UNA VIEJA AMIGA
378 - Mi caliente viaje a Trujillo
379 - AGRADECIMIENTO
381 - HISTORIA DE UN RELATO
382 - Intercambio
383 - Acampada en la costa
384 - Aquellas vacaciones
385 - Carla y Sofía, fin de curso
386 - Las vecinas
389 - ¿¿UN JUEGO?? ( VERSION COMPLETA)
391 - Afortunado reencuentro cap1
393 - Antojo
395 - A la prima se le arrima
396 - Afrodisiaco
399 - Cristina
403 - DOS
406 - Amigo o lo que sea..
408 - Dos perros
410 - Algo Natural
417 - Por accidente?
419 - Asiento 17
421 - Fui violada por los perros de mi novio
423 - Una Historia Real
426 - Hombre y perra
427 - Hombre y yegua
428 - Amor Filial
431 - La gatita persa
432 - Aquella chiquilla
435 - La mascota de mi equipo
438 - Ana
439 - Adicta a ser lesbiana
442 - ¡Han pasado casi diez años...!
445 - Cambio de rutina
448 - Carta a mi amorcito
452 - Recuerdos
454 - Castigo
455 - Con mi amigo
456 - Con mi amigo II
457 - Con mi amigo III
459 - Vaya prima
461 - Ah! Lujuria
462 - Ah! Lujuria II
463 - Ah! Lujuria III escena I
464 - Ah! Lujuria III escena II
465 - Ah! Lujuria III escena III
466 - Ah! Lujuria III escena IV
467 - Ah! Lujuria IV (El otro final)
468 - Ah! Lujuria X-Epílogo-X
470 - Rico secuestro
474 - Marla
475 - Todo lo que se puede hacer en un bar
476 - Mi perro fue el primero
479 - El mejor descanso
483 - Tengo dos amantes
488 - Noche de placer
489 - Otto mi pastor favorito
496 - Estudiante de puta
498 - La maestra del jacuzzi
499 - Mi perro San Bernardo
500 - Cumpleaños del primo
502 - Aquella chiquilla 2
504 - Efectos especiales
508 - Primita querida
511 - Mi mujer me engañaba II
517 - Mi perro salchicha!!!
521 - Mi prima ana
524 - La amiga de mi madre
528 - Decadencia 2
530 - El mejor pero mas raro polvo de mi vida
531 - Decadencia
533 - Con la misma moneda
535 - Posada de navidad
537 - Cornudo mirón
544 - La mama de juanito
545 - Sexo con mi hermana
547 - Nunca es tarde
549 - Por la soledad II
550 - Qué amiga la mía
551 - Por venganza
552 - Doña sofia
554 - La maestra
555 - La caliente de mi hermana
557 - Mi tia paty
558 - Mi asistenta negra
559 - El velorio de mi primo
560 - Con la esposa del abuelo
562 - Vacaciones en la costa
563 - No importa la edad
564 - Por unas copas demas
566 - Q noche en el baño...
567 - Rara desvirgada
568 - Nunca lo imagine
569 - Como coji a mi prima
572 - En familia
573 - Fiesta de fin de año
574 - Secreto lésbico III
576 - Regalo de cumpleaños
578 - Una novia complaciente
579 - Fiesta
583 - Por fin vacaciones
584 - Infidelidad (por Dolores)
585 - Tia con sueños pessados
587 - Poderosa afrodita: mi vecina
588 - Y yo que no queria ir
589 - Mi tia viuda
590 - La amiga de mi mujer
592 - David
593 - Deseo imprudente
596 - Le saque provecho
597 - Sorprendido
601 - Nunca me imagine que me gustaria
602 - La hijita de mi novia (nuestro secreto)
603 - En la discoteca
604 - Todo comenzo de pronto
605 - Mi madurita
607 - Por infiel
608 - Diversion en el jacuzzi
609 - De campamento
611 - Que agasajo
613 - Que rica mi hermana
614 - Las muy putas de castelar
615 - Mi amiga sandra
618 - Copas de mas
620 - Mi mujer y yo
621 - Mi tia caliente
622 - Me pilló
623 - En un restaurant
624 - Pradre miron
626 - Mi padre y su amigo
628 - Clases con mi tia
630 - Yo con los cuatro sin imaginarlo II
631 - Yo con los cuatro sin imaginarlo
633 - La borracha de mi hermana
634 - Mi compañera 1
635 - Cofesiones calientes
637 - Fantasias (1)
638 - Mi primera vez
639 - La chica nueva
642 - Mi hermana
643 - Dulces 11
644 - Violacion de los dos
648 - Fuera de casa... una noche de pasión
649 - Con la suegra de mi primo
651 - Que rica familia
652 - Pago de apuesta
653 - Las peliculas caseras
656 - Memorias de laura 1
657 - Memorias de laura 2
658 - Adorando el cuerpo
659 - Mis profesores
661 - Asesoria paternal
662 - La prima de mi mujer
663 - Viaje de Negocios
671 - Aquella cuarentona seria
677 - Con mi prima
681 - Cristina y su Amiga
683 - Los perros de mi tia
684 - La mas puta
685 - La fantasia de mi suegra
686 - Me contrata
688 - Hermanas
689 - Entre amigas
692 - Aquella señora
694 - Diana
696 - Final de curso caliente
698 - El Confinado
700 - Extraña paciencia
705 - Con dos compañeros
706 - Cuarteto
708 - Historias calientes en mi trabajo
717 - Mi boxer
720 - Cuidado con lo que deseas porque se puede cumplir
1855 - Complicidad
3009 - Cornudo y doncella francesa
5532 - Esposa vendada cogiendo dos hombres