Mi abuelita.
( Relatos Heterosexuales )




Hola, lo que voy a relatarles es una historia absolutamente verídica, me la contó un compañero de viaje en el tren Transiberiano.

Era el año 1994, el personaje principal tenía 16 años recién cumplidos, por lo que de acuerdo con las normas internacionales totalmente aceptadas por la sociedad, ya debería haber debutado sexualmente.

Pero lamentablemente nuestro personaje era aún virgen.

La causa seguramente habría que buscarla en su austera y severa educación en un colegio de monjes, que si bien no eran budistas, por la apariencia y la rigidez de su pensamiento bien merecían serlo.

Concretamente, era ya tiempo de descremarse de vez en cuando, sus testículos hinchados y su pene fácilmente excitable lo estaban reclamando a gritos.

Este muchacho, como premio a su buena actuación escolar, pasará sus vacaciones con su familia en la playa, donde sus padres alquilaron una casita.

Cuando llega a ella, todos los demás miembros de la familia están instalados : padre, madre, hermana menor y la abuela, que justo había venido de vacaciones y se unió a su familia para tomar un poco de sol.

A la primera noche ya hubieron problemas, porque la niña de la casa, de 14 años de edad, se sintió mal de golpe y consultado el médico del pueblo diagnosticó una apendicitis aguda, por lo que mis padres decidieron trasladarla a Madrid para intervenirla quirúrgicamente de urgencia.

Como la casa ya estaba paga y la abuela y el muchacho habían venido especialmente, el padre de familia decidió que sólo él y la madre acompañarían a la niña y que su suegra y el chico se quedarían esperado novedades y si no pasa nada raro, en una semana o diez días estarían todos de vuelta para terminar las vacaciones y la recuperación de la hermanita menor.

Partieron esa misma noche en el auto del médico del pueblito y el chico se quedó con la abuela, ambos muy tristes y acongojados, porque a pesar de que la dolencia de la niña no era grave, separarse no les resultaba nada agradable.

Cenaron algo frugalmente y decidieron acostarse para mañana tratar de empezar un nuevo día.

El chico se fue a lavar los dientes y cuando se iba a acostar pensó en saludar a su abuela, pero cuando se acercó a su dormitorio pudo ver por la puerta entreabierta que su abuelita se estaba desvistiendo para irse a dormir. Se sacaba la remera y el short, el corpiño y la tanga, quedando completamente desnuda a la tenue luz de la lámpara de la mesita de noche.

La abuelita, viuda desde el año pasado, se había casado con su abuelito muy joven, a la tierna edad de 16 años, fundamentalmente porque ya estaba en camino quien sería la madre de mi compañero de viaje.

Este desliz tan precoz se repitió en la propia madre del chico, quien a la tierna edad de 17 añitos tuvo que casarse porque dentro de su barriga estaba creciendo un hermoso y saludable muchachito.

El mismo que ahora está absorto mirando por la rendija de la puerta a su espectacular abuela de 50 estupendos años. La abuela era profesora de educación física en un gimnasio de Madrid y tenía ella misma un físico envidiable.

Sólo tuvo una hija, la mamá del muchacho, y luego se cuidó mucho, estudió el profesorado con mucho esmero e incluso en su mejor momento integró el equipo pre-olímpico de gimnasia de España.

El chico quedó extasiado con la visión de su abuela, no sólo porque estaba muy bien físicamente, sino porque luego de quitarse la ropa se tendió en la cama y comenzó una rutina que literalmente volvía loco al nietito.

Empezó a acariciarse los senos suavemente, delicadamente rodeaba los pezones sin tocarlos, con la punta de sus finos dedos, lenta, muy lentamente.

Luego bajó por su vientre e hizo lo mismo con los muslos, acariciándolos suave, muy suavemente.

Subía sus manos tan lentamente que casi no se notaba, pero cuando llegó a la mata de pelo renegrido que tenía en el pubis dejó escapar el primer gemido, muy suave, apagado, pero alargado, mezcla de quejido con suspiro.

Sus dedos no descansaban y mientras que con una mano se dedicaba a acariciar suavemente su clítoris con la otra pellizcaba sus pezones, pasaba de un seno a otro y a medida que su mano derecha se aceleraba entre sus piernas, la izquierda hacía lo propio con los senos.

De pronto emitió un grito sofocado, seguramente no quería que el inocente nietito se enterara desde su dormitorio, levantó un poco las caderas y a la vez que se apretaba el seno derecho, acabó salvajemente con repetidos movimientos de sus dedos, casi totalmente dentro de su peluda conchita.

Luego suspiró profundamente, se cubrió con la sábana, apagó la luz y se quedó dormida.

El muchacho estaba totalmente excitado, mientras observaba a la abuelita se acariciaba por sobre su short de baño y casi sin darse cuenta tuvo una abundante eyaculación que le produjo una mancha húmeda en la ropa.

Corriendo se fue a su dormitorio, se sacó la ropa y se metió en la cama.

Antes de dormirse tuvo que masturbarse un par de veces más, porque la visión de la abuelita gozando volvía a su cabeza a cada instante. Finalmente pudo dormirse, pero no llegó a descansar, debido a la tensión que había acumulado. Soñó todo el tiempo que su abuelita se despertaba en mitad de la noche y desnuda entraba en su propio dormitorio, se metía debajo de sus sábanas y justo cuando comenzaba a acariciarlo se despertaba, se tenía que hacer una nueva paja y vuelta a empezar todo de nuevo.

A la mañana, temprano, sintió unos suaves golpes en la puerta de su cuarto y se despertó.

Era la abuelita, con una bandeja de cama, un vaso con leche fresca, un par de tostadas, manteca y mermelada de duraznos, su preferida.

Estaba ya vestida con su short y su remera azul y le dijo que desayunara rápido que el sol estaba hermoso, que lo esperaba en la puerta de la casa para bajar rápido a la playa.

Entró y salió tan rápido del dormitorio que no se dio cuenta del fuerte olor a semen que lo inundaba todo, sábanas, ropa, etc.

El chico se desayunó, se puso su short y puso en la lavadora toda la ropa de cama y la suya propia.

Salieron juntos para la playa y al llegar pronto encontraron unas rocas bastante solitarias y se acomodaron en ellas.

El chico se sentó de frente al mar mientras que la abuelita se sacó el short y la remera, luciendo una espectacular tanga amarilla que dejaba todo su culo al descubierto y cuya parte de arriba apenas alcanzaba para cubrir la mitad de sus bellos senos.

El chico de inmediato sintió una dolorosa erección que lo obligó a tenderse boca abajo en la roca mientras que la abuelita disponía una toalla para tumbarse a tomar sol.

El chico miraba por el rabillo del ojo como su abuelita se desabrochaba el soutien y se acostaba igual que él, boca abajo con la cabeza hacia el mar.

No quería ni mirar para el lado de su abuelita, así se fue calmando y lentamente su erección fue cediendo.

Al rato la abuelita dijo que no soportaba el calor y lo invitó al agua, a lo que el nietito accedió gustoso porque también se sentía acalorado.

Por un momento el chico pensó que la abuelita se olvidaría de abrochar su sostén y podría verle de nuevo sus hermosos senos, pero no fue posible porque antes de levantarse se ató las cintas y no pudo ver nada.

Pero esta decepción se vio compensada cuando entraron al agua, porque los pezones de la señora se abultaron tanto, pero tanto, que hasta ella misma se sorprendió y le dijo al nieto :

- Pero que fría está hoy el agua !!!

Se bañaron un rato y la abuelita sugirió volver a la casa para almorzar algo y protegerse de las horas más fuertes de sol.

Estuvieron de acuerdo y cuando llegaron ella pasó primero al baño a ducharse, porque la salitre del mar le haría daño en la piel.

Al poco rato llamó a su nieto desde la ducha y cuando éste concurrió le dijo :

- Me he olvidado de una toalla, no me alcanzas una por favor ?

El chico accedió y cuando le llevó la toalla pasó al baño creyendo que la abuelita lo esperaba tras la mampara del baño, pero en realidad estaba ya fuera de la ducha y tocándose entre las piernas suavemente, mientras se miraba al espejo, por lo que quedaron frente a frente, ella totalmente desnuda, mojada y él con el short de baño puesto y con la toalla en la mano.

Por un instante sólo se miraron a los ojos y la primera que reaccionó era la abuelita, pidiéndole disculpas, es que hace tanto que no tiene ningún contacto con hombres que la necesidad era mucha y ya no sabía como calmarla.

El chico no respondía y la abuelita por un momento olvidó sus roles y por primera vez percibió el hombre que era su nietito, miraba su entrepierna crecer bajo el short y la necesidad pudo más que la sociedad, sin pensar tomó a su nieto de ambas manos y las dirigió a sus senos húmedos aún por la ducha.

Mientras el chico tocaba ambos pechos con mucho cuidado ella le bajaba el short, descubriendo un miembro ya casi totalmente erecto.

Literalmente se le hacía agua la boca por semejante bocado y agachándose levemente lo besó y lamió con cariño.

El chico casi se muere ante semejante sensación, la abuelita se la estaba mamando y él se sentía en el cielo.

Breves instantes después la abuelita sintió que la catarata del Niágara de semen de su nieto se volcaba en su boca, pero no detuvo sus besos y sus lamidas ni un instante, estaba tan excitada que siguió chupando todo lo que pudo y afortunadamente la ayudaron los 16 años de su tierno nietito, porque la erección no bajó ni un centímetro luego de eyacular, por lo que la abuelita se puso de pie y se recostó en la mesada del baño, abriendo sus piernas para recibir en su interior aquello que hace tanto tiempo no tenía.

El chico entendió todo el movimiento y penetró a la bella mujer que se le ofrecía ante sí.

Su pene entró en la carne de la abuelita como un cuchillo en la mantequilla y empezó a moverse acompasadamente hacia adentro y hacia afuera, dirigido por la experiente mujer que tomaba las nalgas del chico y empujaba y tiraba modulando la velocidad de acuerdo a sus apetencias.

Ella no gimió como cuando se masturbaba, sino que gritaba de puro placer.

Gozó cada embestida de su nieto como si fuera la última de su vida y cuando sintió que su interior se derramaba se afirmó con sus piernas en la cintura del chico y con un aullido tuvo el orgasmo más intenso de los últimos años.

Fue tan impresionante como largo, porque el chico no se detuvo hasta alcanzar su segunda eyaculación, en esta oportunidad dentro de ella, muy dentro de su propia abuelita.

Luego de tan intensa actividad, quedaron ambos abrazados muy fuertemente, besándose los labios y el cuello mutuamente.

El chico aprovechó para saborear los pezones de su abuelita, los que le supieron salados por la transpiración de tanto movimiento.

Como aún tenía su miembro dentro de la vagina de ella y aprovechando que no se le había bajado del todo la tremenda erección que ella misma le había provocado, la abuelita un poco más calmada sexualmente pero aún distante de ponerse al día con sus necesidades atrasadas resolvió tumbar al chico en el piso del baño y dedicarse a cabalgarlo.

Lo hacía tan concentrada que no advirtió como el niño le tomaba ambas nalgas y las sobaba fuertemente, tampoco advirtió cuando él se derramó en su interior jadeando con los ojos desorbitados.

Sólo lo cabalgaba persiguiendo su propio placer, frotando su clítoris contra la enorme vara de carne de su nietito, buscando en su interior el orgasmo profundo que tanto le hacía falta.

Cuando sintió que no podía contenerse más, con un movimiento de caderas se enterró aún más el miembro que estaba disfrutando y acabó a los gritos, como hacía en sus mejores épocas de casada, cuando su esposo atendía sus requerimientos.

Lamentablemente no sé como continúa esta historia, porque el viaje en el Transiberiano llegó a su fin y mi compañero de viaje y yo debimos separarnos.

Tengo su dirección y teléfono y en una de esas vueltas de la vida nos encontraremos, prometo que si me entero de algún otro detalle se los comentaré.

Espero que hayan disfrutado tanto como yo con esta historia.
Muchas gracias. Buenas noches.


                                




Escriba aquí su comentario sobre el relato:

Opps! Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Detalles



Nombre do Relato


Codigo do Relato
77

Categoria
Heterosexuales

Fecha Envio


Votos
5

Relatos enviados por el mismo usuario

2 - Que espectaculo
7 - ASTRID, LA VIKINGA
8 - Adela
10 - El autobus
12 - Fue de improvisto
13 - Para que buscar
14 - No soñaba
16 - Mi dia de suerte
17 - Mi esposa y yo en el metro
19 - El me lo presentó
21 - El tren de mis sueños
23 - La joven locutora
24 - Mi cuñada y su hermana
26 - Con la empleada
27 - Kali I
28 - El ICQ
30 - Ella, su novio y yo
31 - Con mi hermana
33 - El Gran Amor de Caty
35 - Con amigas
36 - Dominante dominada
37 - Se le olvido que tenia examen
38 - La fantasia de mi esposo
40 - Departamentos Calientes
41 - Mi prima y yo
44 - El maestro de tenis
45 - Un amante y dos hermanos
47 - Salvaje
54 - La comida
62 - Clonicos
64 - DOBLE PENETRACION
72 - MI JOVEN DOMESTICA
73 - VIERNES DE LUJURIA
76 - LA MAMA DE MI AMIGA
82 - VIDEO
85 - FOTOSEXO
92 - La mujer de la librería.
102 - Las primas traviezas
106 - La Obra
108 - El Cadete
112 - LUCY
115 - ERRORES???
121 - MI AMIGA Y SU JARDINERO
122 - CORINNE
124 - MI VECINA DE AL LADO
126 - CAROLA
128 - LA CHICA DE ROJO
131 - Ternura
136 - MI AMIGA VERONICA
144 - LA SOBREMESA
146 - LA SEÑORA BELINDA
151 - CHAT CALIENTE
153 - LA CHINA EROTICA
155 - VIAJE DE TRABAJO III
157 - HISTORIA DE INCESTO
158 - LA ARABE
160 - LA SORPRESA
161 - LLEVADO POR LAS CIRCUNSTANCIAS
163 - COMO PERDI LA VIRGINIDAD
169 - TAMMY EN LA LLUVIA
179 - AFORTUNADO REENCUENTRO I
181 - LA PROFESORA CALIENTE
183 - MONICA Y &.
186 - LA PISCINA
189 - LA CHICA RICA
191 - LA GRAN MAESTRA
197 - TU BEBE
199 - COMO COMERSE UN COÑO
202 - DOBLE PENETRACION.
206 - REENCUENTRO CON LAURA
211 - MIS INICIOS SEXUALES
213 - TRIO CALIENTE
215 - UN PASEO POR LA PLAYA
220 - MI PRIMA CALIENTE
222 - EL REGRESO II
224 - MI NOVIA CALIENTE
226 - Una señora casada
234 - Mi virginidad
236 - Mi secretaria
238 - La orientadora, mi novio y yo
240 - El masaje de mi prima
242 - No supe resistirme
244 - Atraccion mutua
246 - Bloqueo en la carretera
248 - Masaje a una pareja
250 - Mis tres amantes
252 - Lo mejor que me pudo pasar
257 - Celia la criada
259 - Mi cuñadita
263 - Amo a mi suegra
265 - Mi suegra cachonda
269 - Buen Clima
271 - La mas rica
273 - Verano caliente
275 - Entre vecinos
278 - Que vacaciones
280 - Mi hijastra
282 - Aniversario de bodas
286 - Mi primita menor
290 - La mejor visita de mi vida
292 - El culo de mi cuñada
297 - Mi maestra de mate
299 - Dos para uno
302 - Mi mejor amiga y su prima Mytzi
304 - Mi ex novia
306 - Ya me tenia cansado
308 - Mi madrastra
310 - Cuestion de tamaño
313 - Cambio temporal
315 - Mi cuñada e incesto
321 - De besos a besos
325 - Ella también es él
329 - Ball Busting
331 - Con mi propia hermana
333 - LOCO POR MI HERMANITA
335 - Fin de semana con mi prima Sofía
341 - Fiesta íntima
343 - DE PELICULA DE CINE
345 - Algo Mas que Amigos
348 - El Fin de Semana
350 - Comienzo de una buena amistad
353 - Toty y Barri, la pareja explosiva
355 - Los Colores
358 - Carla Violada
360 - Babysitter ninfómana
362 - Anoche
364 - Mi vecinita
366 - Deborah
368 - Desvirgando jovencitas
370 - Me voliví la hembra de mi padre
372 - El Vecindario
374 - Alejandra
376 - UNA VIEJA AMIGA
378 - Mi caliente viaje a Trujillo
379 - AGRADECIMIENTO
380 - MIMOS EN EL AVION
381 - HISTORIA DE UN RELATO
382 - Intercambio
383 - Acampada en la costa
384 - Aquellas vacaciones
385 - Carla y Sofía, fin de curso
386 - Las vecinas
389 - ¿¿UN JUEGO?? ( VERSION COMPLETA)
391 - Afortunado reencuentro cap1
393 - Antojo
395 - A la prima se le arrima
396 - Afrodisiaco
399 - Cristina
403 - DOS
406 - Amigo o lo que sea..
408 - Dos perros
410 - Algo Natural
417 - Por accidente?
419 - Asiento 17
421 - Fui violada por los perros de mi novio
423 - Una Historia Real
426 - Hombre y perra
427 - Hombre y yegua
428 - Amor Filial
431 - La gatita persa
432 - Aquella chiquilla
435 - La mascota de mi equipo
438 - Ana
439 - Adicta a ser lesbiana
442 - ¡Han pasado casi diez años...!
445 - Cambio de rutina
448 - Carta a mi amorcito
452 - Recuerdos
454 - Castigo
455 - Con mi amigo
456 - Con mi amigo II
457 - Con mi amigo III
459 - Vaya prima
461 - Ah! Lujuria
462 - Ah! Lujuria II
463 - Ah! Lujuria III escena I
464 - Ah! Lujuria III escena II
465 - Ah! Lujuria III escena III
466 - Ah! Lujuria III escena IV
467 - Ah! Lujuria IV (El otro final)
468 - Ah! Lujuria X-Epílogo-X
470 - Rico secuestro
474 - Marla
475 - Todo lo que se puede hacer en un bar
476 - Mi perro fue el primero
479 - El mejor descanso
483 - Tengo dos amantes
488 - Noche de placer
489 - Otto mi pastor favorito
496 - Estudiante de puta
498 - La maestra del jacuzzi
499 - Mi perro San Bernardo
500 - Cumpleaños del primo
502 - Aquella chiquilla 2
504 - Efectos especiales
508 - Primita querida
511 - Mi mujer me engañaba II
517 - Mi perro salchicha!!!
521 - Mi prima ana
524 - La amiga de mi madre
528 - Decadencia 2
530 - El mejor pero mas raro polvo de mi vida
531 - Decadencia
533 - Con la misma moneda
535 - Posada de navidad
537 - Cornudo mirón
544 - La mama de juanito
545 - Sexo con mi hermana
547 - Nunca es tarde
549 - Por la soledad II
550 - Qué amiga la mía
551 - Por venganza
552 - Doña sofia
554 - La maestra
555 - La caliente de mi hermana
557 - Mi tia paty
558 - Mi asistenta negra
559 - El velorio de mi primo
560 - Con la esposa del abuelo
562 - Vacaciones en la costa
563 - No importa la edad
564 - Por unas copas demas
566 - Q noche en el baño...
567 - Rara desvirgada
568 - Nunca lo imagine
569 - Como coji a mi prima
572 - En familia
573 - Fiesta de fin de año
574 - Secreto lésbico III
576 - Regalo de cumpleaños
578 - Una novia complaciente
579 - Fiesta
583 - Por fin vacaciones
584 - Infidelidad (por Dolores)
585 - Tia con sueños pessados
587 - Poderosa afrodita: mi vecina
588 - Y yo que no queria ir
589 - Mi tia viuda
590 - La amiga de mi mujer
592 - David
593 - Deseo imprudente
596 - Le saque provecho
597 - Sorprendido
601 - Nunca me imagine que me gustaria
602 - La hijita de mi novia (nuestro secreto)
603 - En la discoteca
604 - Todo comenzo de pronto
605 - Mi madurita
607 - Por infiel
608 - Diversion en el jacuzzi
609 - De campamento
611 - Que agasajo
613 - Que rica mi hermana
614 - Las muy putas de castelar
615 - Mi amiga sandra
618 - Copas de mas
620 - Mi mujer y yo
621 - Mi tia caliente
622 - Me pilló
623 - En un restaurant
624 - Pradre miron
626 - Mi padre y su amigo
628 - Clases con mi tia
630 - Yo con los cuatro sin imaginarlo II
631 - Yo con los cuatro sin imaginarlo
633 - La borracha de mi hermana
634 - Mi compañera 1
635 - Cofesiones calientes
637 - Fantasias (1)
638 - Mi primera vez
639 - La chica nueva
642 - Mi hermana
643 - Dulces 11
644 - Violacion de los dos
648 - Fuera de casa... una noche de pasión
649 - Con la suegra de mi primo
651 - Que rica familia
652 - Pago de apuesta
653 - Las peliculas caseras
656 - Memorias de laura 1
657 - Memorias de laura 2
658 - Adorando el cuerpo
659 - Mis profesores
661 - Asesoria paternal
662 - La prima de mi mujer
663 - Viaje de Negocios
671 - Aquella cuarentona seria
677 - Con mi prima
681 - Cristina y su Amiga
683 - Los perros de mi tia
684 - La mas puta
685 - La fantasia de mi suegra
686 - Me contrata
688 - Hermanas
689 - Entre amigas
692 - Aquella señora
694 - Diana
696 - Final de curso caliente
698 - El Confinado
700 - Extraña paciencia
705 - Con dos compañeros
706 - Cuarteto
708 - Historias calientes en mi trabajo
717 - Mi boxer
720 - Cuidado con lo que deseas porque se puede cumplir
1855 - Complicidad
3009 - Cornudo y doncella francesa
5532 - Esposa vendada cogiendo dos hombres